martes, 20 de mayo de 2014

El Smith College y Christine Lagarde.


Me enteré de la cancelación del discurso de la señora Christine Lagarde, Directora del FMI, con motivo de la ceremonia de graduación de los alumnos del Smith College, de Massachusetts. Resulta que algunos jóvenes estudiantes protestaron en contra de la presencia de este personaje, en oposición a la organización que encabeza.
Al FMI se le culpa de muchos de los males económicos de países que han atravesado crisis financieras en los últimos años. Por ejemplo, desempleo, inflación, aumento de las tasas de interés, fuga de capitales, la quiebra de un país o región, pues.
Podemos poner como ejemplos más recientes a Grecia, a España (que parece que ya la va librando), y a México, en esa crisis de 1995 que solamente la puede describir quien la vivió en esos años negros, en que la construcción se paralizó al 100 por ciento, donde la mayoría de la gente perdió su empleo en dos semanas y no tardó en recuperarlo en un año, donde las tasas de interés subieron tanto que mucha gente perdió sus casas, donde no había dólares pues las reservas internacionales se esfumaron en unos cuantos meses.

Al Fondo Monetario Internacional y los países donde ha intervenido se les puede comparar con un señor gordo gordo, y con un nutriólogo. El señor gordo gordo elige estar así, la mayoría de las veces sí pasa, no niego la herencia ni factores hormonales, etcétera, pero la mayoría de las veces es un asunto de elección personal. Llega el nutriólogo y le dice: deje de tomar refrescos, haga ejercicio, deje las carnes rojas, el azúcar, la sal. Claro que este personaje se va a poner a sufrir, y en dos o tres semanas, tal vez en un año, que para él le va a parecer una eternidad, no va a ver resultados inmediatos. Y no va a faltar que le miente la madre a ese malvado nutriólogo que hace sufrir al señor gordo gordo. Es así como muchos países incurren en un frenesí de endeudamiento, gasto, y crecimiento desmedido. Y luego llega el organismo internacional a rescatarlo y dictarle medidas muy difíciles de aplicar y que ponen a sufrir a la mayoría de los habitantes de esos países.
Podemos culpar a los malos gobiernos, pero recuerdo que en una clase de Economía del TEC, el primer día de clases, el  profe nos dijo con mucha solemnidad: todos hacemos economía. No nada más el gobierno, no nada más el FMI.

Respeto la decisión de los estudiantes y su rechazo a la presencia de Lagarde en su campus, sin embargo, es en las universidades donde se debe aprender a escuchar a los demás, aunque no estemos de acuerdo con ellos.

Gracias.

Colofón.

Por vez primera vi Pasillo TV, con los maestros Alex Kaffie y Ricardo Escobar. Muy bueno. Espero ver muchos programas más.



lunes, 19 de mayo de 2014

Ahora resulta.



Estos días son de imágenes en la televisión. Es cierto, un medio de comunicación indispensable para estar informados de manera rápida y con frecuencia (noticieros diarios, programas de opinión política o económica semanales o que igual vemos diariamente).

Pero vale la pena el escepticismo y la sana crítica, la distancia que siempre conviene.

Hemos visto la película Wag the Dog, con Robert de Niro y el genial Dustin Hoffman, y ya sabemos a dónde conduce la prevalencia de un medio de comunicación y al menos la tentación del engaño para los fines específicos de un gobierno: espacio y oportunidad para la impunidad, la mentira y la permanencia de un estado de cosas que no siempre, no siempre, es el mejor.

lunes, 12 de mayo de 2014

No sabía.


No sabía que Luis Armando es ingeniero civil  por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Toda una noticia ¿eh? con esos lentes de sol de estrella de cine, y esa camioneta roja nuevecita. El sí parece egresado del TEC.
La directora de recursos humanos que una vez me entrevistó y me dijo "que yo ni parecía egresado del TEC", por no cumplir con el arquetipo racial y de vestimenta y accesorios que esa pinche vieja, hija de la chingada, pensó que hace a los egresados del TEC, no le hubiera puesto peros a Luis Armando. Toda una gente decente, con esa camioneta nuevecita, cómo no lo va a ser.

Ayer tuve una bonita plática con Paco, mi estimado amigo de tierras Duarte-Herreristas (la tierra del estado de derecho por gracia de sus gobiernos, sí ajá). 
 Me habló de la Heroica de Beethoven y sus orígenes como pieza hecha para Napoleón. También me indicó mi buen amigo su gusto por Wagner.
Debo confesar que yo conocí a Beethoven por la novela Réquiem por Brown, donde el protagonista es aficionado a la música clásica y tiene cierta preferencia por el músico originario de Bonn. Una vez busqué en internet El Concierto para Violín, y la Tercera Sinfonía, la que recordé haber escuchado mucho tiempo antes.
Sin embargo la música no despertó ninguna emoción en mí. Deberé insistir, pues según palabras de Ellroy en voz del detective Fritz Brown, lo más cercano a la verdad es la música clásica.

Yo que sigo estancado en paradigmas como "La Sabrosita 99.2 FM" que en cada rincón de nuestro México se repite sin hacer distingos entre tambora, corridos, cumbias o vallenatos.
Para aquel que quiera escuchar buena música clásica, puede sintonizar la estación KUSC de Los Ángeles. Es que el Internet es todo un Aleph.

jueves, 1 de mayo de 2014

Un litro.


Un litro de leche cuesta más o menos 14 pesos.

Un litro de tequila Tradicional cuesta, poco más de 210 pesos.

Reflexione.


Películas que ver

Loca por las compras, en "TNT sofa night", del 11 del insufrible Cablemás. Bonita historia "para niñas", que es un ejemplo de superación, inspiración, esfuerzo y lecciones que encontramos en el otro. Muy recomendable porque nos da la lección de que siempre podemos aprender de los demás, y que la buena actitud ayuda, ayuda, ayuda. Claro que ayuda.

Halcón, con Sylvester Stallone. La vi en 1987, directo al VHS, y es una historia que inspira, que hace brincar, que te emociona, en una realidad tan carente de inspiración, emociones, y donde hoy privan la malicia, la corrupción y la mezquindad, siempre habrá una historia de Stallone donde el heroísmo individual, el amor a los que amas, la nobleza, la constancia en los propósitos que es el éxito, siempre prevalecen.

566. Próxima salida. 20062017.

Desde aquí va un saludo al buen amigo, arquitecto Benito Meza. Gracias por las atenciones y pronto espero tomarme un cafecito, un té lipton ...