miércoles, 23 de enero de 2019

844. Miércoles 23, 01, 2019.

844. 
Hoy recordé dos títulos y dos fechas.
  • Solaris, la versión buena, la de Andréi Tarkovski. 9 de marzo de 2018.
  • Luces Rojas, de Rodrigo Cortés (desconocido director), Robert de Niro y Sigourney Weaver. 26 de junio de 2018.
¡Ah! el eterno retorno de Nietzsche.
Saludos y gracias.

lunes, 21 de enero de 2019

843. Lunes 21 de 01 de 2019.

843. 
Actualmente curso una Especialización en Finanzas en la prestigiosa Universidad Tec Milenio, la mejor institución de mi querido México, segundo lugar Harvard en empate con el Tecnológico de Monterrey. Lo anterior para complementar mis estudios como Maestro en Administración de Negocios áreas Recursos Humanos, grado que orgullosamente ostento desde 2017.
Esta es una actividad mi materia Evaluación de Inversiones. Te invito a no desanimarte y seguir estudiando. 
*  *  *
Hola ¿qué tal?  Bienvenidos una vez más a este su blog especializado en finanzas, economía y negocios. En esta ocasión hablaremos de un tema muy importante si usted está interesado en emprender un negocio, o si es un consultor y lo contratan para evaluar una alternativa de inversión o negocio o simplemente desea aprender sobre la importancia de tener un marco metodológico eficaz al momento de analizar un emprendimiento del más variado ámbito y que pueda usted, tener las herramientas que le permitan decir con claridad “sí” o “no” ante las alternativas que se nos presenten. Pues bien, empezando con lo que es un proyecto. Morales y Morales (2009) nos comparten una definición en el sentido de que es “una idea de algo que se piensa hacer y de cómo hacerlo, conjunto de escritos, cálculos y dibujos que se hacen para dar idea de cómo ha de ser y lo que ha de costar…” La misma referencia consultada nos dice, líneas más adelante que un proyecto de inversión comprende tanto planes como cálculos. Tome en cuenta que un proyecto, eso que se piensa hacer, tiene su origen en una necesidad, sea de un nuevo servicio o producto, un cambio social como un segmento de mercado ávido de algo que falta en la actualidad, piense usted en una tienda especializada, una peluquería para niños y niñas tal vez, un lavado de autos 24/7, la imaginación es el límite.
Pero también debemos enfrentarnos a la manera de evaluar un proyecto ¿cómo? Baca (2016) en su libro titulado a propósito “Evaluación de Proyectos” nos comenta que precisamente la evaluación de proyectos es un proceso: el autor distingue eso que llama “niveles de profundidad” (Baca, 2016, p. 4) y pues nos dice que hay un primer nivel llamado perfil donde es cuando usted y yo identificamos una idea, a partir de nuestra experiencia, o nuestros gustos o necesidades. Luego viene un anteproyecto: es cuando nosotros nos ponemos a investigar como en una investigación de mercados, obtenemos nuestros costos, incluso la rentabilidad, porque usted y yo sabemos que un proyecto ocupa insumos, mano de obra, herramientas o tecnología para echarlo a andar. Por último, nuestro proyecto definitivo, que incluye canales de comercialización para nuestro bien o servicio, es cuando ya tenemos la información del anteproyecto pero agregamos contratos de venta, cotizaciones, en fin, es cuando ya se echa a andar. Claro que Baca nos advierte que en su prestigiado texto se enfoca a la cuestión de anteproyecto, que es echar a andar un análisis de eso que comienza con una idea que usted y yo podramos tener. Y pues dado que este su blog está enfocado en las finanzas, no puede faltar, un énfasis especial en el tema financiero, pero no olvide que un proyecto abarca temas esenciales que Morales y Morales (2009) apuntan detalladamente: un estudio técnico que abarque un proceso de fabricación, estudio de materias e insumos, dimensiones del lugar donde vamos a trabajar. Tampoco se puede omitir un estudio administrativo donde me detendré a decirle ¿qué tipo de sociedad mercantil vamos a constituir? ¿ya lo pensó? De igual forma, el tema ambiental no se puede omitir, sobre todo en estos

tiempos de grandes retos en temas como el calentamiento global, la escasez de recursos como el agua, y es donde hay que tomar en cuenta una descripción del impacto ambiental que tendrá nuestro proyecto, y el cumplimiento de la legislación en la materia.
Volviendo ahora sí al tema financiero, Morales y Morales (2009) nos hablan de la importancia de elaborar información financiera: a lo mejor nuestro proyecto es tener la mejor pastelería “light” de la ciudad o la región, pero es parte fundamental establecer cuánto dinero necesitamos, que gastos vamos a tener, qué nivel de inventarios necesitamos y qué utilidad de inversión esperada vamos a tener. A final de cuentas estamos hablando de negocios y finanzas, estimado lector. Distingamos entre presupuesto maestro que abarca un presupuesto de operación, que toca temas como el costo de nuestros materiales, nivel de inventario, cuánto cuesta el servicio al cliente, también. Y otra parte fundamental del presupuesto maestro es el presupuesto financiero que incluye una proyección de los estados financieros de nuestra empresa o proyecto: balance general, estado de resultados, presupuesto de capital.
No me voy sin comentarle que en Baca (2016) se detalla a conciencia el tema de la evaluación económica de un proyecto: para aceptar o rechazar. Contamos con métodos que toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo: Valor Presente Neto, Tasa Interna de Rendimiento, Periodo de Recuperación, Razones Financieras, que requieren estudio a parte y trataremos a detalle en otra entrada de este su blog. Por lo pronto, quiero ofrecerle diez consejos clave para la evaluación de proyectos:

1.    Piense bien en lo que quiere lograr. Recuerde que un proyecto tiene como finalidad aportar un bien o servicio a la sociedad.
2.    No pierda el enfoque multidisciplinar. Si bien aquí nos dedicamos a las finanzas, un proyecto abarca muchas otras cuestiones.
3.    Analice bien los riegos. Morales y Morales (2009) nos dicen que el riesgo es la probabilidad una pérdida, o una situación de incertidumbre. Hay mucha bibliografía y fuentes sobre administración de riesgos.
4.    Vaya de lo general a lo particular. Ya hablamos de los tres niveles de Baca (2016).
5.    No olvide desarrollar un cronograma. Detalle tiempos, responsables y recursos empleados. A final de cuentas, la planeación es el primer paso en cualquier proceso de mejora (PHVA) y la primer pieza del proceso administrativo.

6.    Piense desde ahora en las fuentes de financiamiento. Que pueden ser, además del capital propio, aportaciones de accionistas o un crédito ¿cuál es su costo de capital?

7.    Recuerde que identificar oportunidades no es cosa fácil. Baca (2016) lo comenta detalladamente. Por lo tanto, analice bien su entorno, y recuerde que siempre habrá áreas de oportunidad.

8.    Determine bien los ingresos en cada periodo del proyecto. Por ejemplo, en un hotel los ingresos se miden en “room nights” que pueden llegar a ser 360 por año multiplicada por una tarifa por una tasa de desocupación. Muy diferente si emprendemos un proyecto de locales comerciales donde el flujo será mensual.

9.    Vaya pensando en el marco legal. Baca (2016).Tal vez una legislación muy estricta en lo ambiental es una oportunidad para emprender un proyecto orientado al tema eco-friendly.

10.  Por último, persevere. Como ya vio, la evaluación de proyectos abarca toda una gama de temas, aspectos y conocimientos, sobre todo en el tema de análisis financiero. Investigue, asesórese y sea constante para cumplir su sueño.

Por último, presentamos un mapa mental de la evaluación de proyectos. Muchas gracias y hasta la próxima entrada.


miércoles, 16 de enero de 2019

842. Miércoles 16 de 01, 2019.

842.
Estamos de vuelta, aunque no al cien por ciento. He pensado en mi mala relación con la gente del departamento de Obra Públicas Municipales. Ellos, como Miguel V., siempre tendrán la respuesta correcta para todo. Ellos, dueños de la verdad. Ya basta ¿no? Prefiero que no me salude nunca más, a soportar cosas que no merezco ni aguanto tampoco. Compleja la situación de mi profesión. Hablo de la mía propia, no la del otro arquitecto egresado del TEC que te dice con aplomo "a mí siempre me ha ido muy bien en lo económico, gracias a Dios". ¡Ah caray! Gracias a Dios. Y si le va mal a mi compadre, entonces ¿no es gracias a Dios? o como dijera el estudiante/egresado del TEC: no entendí. 
Por lo pronto aguanto y espero algún buen cliente. Nada de complejidades ni de certezas falsas, es que mire usted, en la vida hay falsos positivos, no nada más en lo político. Déle crédito a las cosas, solamente en materia de dinero, como lo recomienda James Ellroy en Réquiem por Brown.
Un saludo y gracias.

844. Miércoles 23, 01, 2019.

844.  Hoy recordé dos títulos y dos fechas. Solaris, la versión buena, la de Andréi Tarkovski. 9 de marzo de 2018. Luces Rojas, de Rod...