miércoles, 1 de febrero de 2017

477. Ya llovió.

Ahora resulta, y hablo de mí.


¿Me la creo cuando me dicen que tienen fuentes fidedignas  pero confidenciales? No.

¿Me la creo cuando no me ofrecen pruebas convincentes, más allá de que fulanito me dijo y no te puedo decir quién es fulanito? No.

¿Me la creo cuando el que me la platica tiene una clara intención de perjudicar y dañar? No me la creo.

¿Me la creo cuando el o la que dice esto o esto otro, ya ha sido señalado o señalada por dichos que no puede comprobar? No.

¿Me la creo cuando hay alguien más que dice que el o la que dice, miente? Tiendo a no creer.

Por eso, digo, por aquello de una llamada telefónica. ¿Qué será?

Va una más.

Si el chico TEC falta al trabajo...es que mire, fue a un curso.

Si el chico UNI falta al trabajo...sale la licenciada Jill toda seria y solemne y dice: "Por eso son pobres, porque no quieren trabajar.  ¿Y ahora la comprobación de gastos? Bueno, nos esperamos..."

Y que conste.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...