jueves, 29 de diciembre de 2016

Ya vamos en la entrada 448. Sorpresas.

Uno de los periódicos que más me gusta leer es La Jornada. A veces, cuando me lo permitían los martes, iba a comprarlo a la librería llamada  "La Canasta" en el centro de mi ciudad. Pero la mayoría de las veces, leo la versión en línea. Hoy encontré una fascinante nota sobre nuestra historia. Se trata del descubrimiento de parte del mexicano Miguel Gleason, de una pieza que probablemente sea el penacho de Cuauhtémoc, Cuauhtemoczin, el último Emperador del Imperio Azteca. La obra se encuentra en un museo en Europa, más precisamente en París, Francia. 
Volviendo al tipo de arte al que pertenece este penacho, según el especialista Gleason, entra en la clasificación de arte plumario. No solamente son penachos, nos aclara, sino que en la categoría entran los chimallis, que son los escudos de guerra, y un abanico. Eran cinco ejemplares en Europa, el más difundido es el Penacho de Moctezuma ubicado en el museo de Etnología de Viena, luego un chimalli y un abanico, y otros dos chimallis en el museo de Stuttgart, Alemania. Con el recientemente localizado penacho, al parecer de Cuauhtémoc, gracias al trabajo y la tenacidad de nuestro compatriota, ya son seis en el Viejo Mundo. Pero la cuestión no queda allí. El investigador pedirá en los próximos días el apoyo del INAH (instituto de antropología e historia de México) para un análisis posterior, pues pudiera ser que el objeto sea más que un penacho, un estandarte, un tocado, o incluso, un pieza que se coloque en la parte superior de un cetro. Fascinante ¿no?
En México, hay otro Chimalli, nos refiere Gleason, en el Museo Nacional de Historia, del Castillo de Chapultepec. 
Hay un artículo académico sobre este ejemplar en la siguiente dirección
https://revistas.inah.gob.mx/index.php/digitales/article/view/4626/4667 
Estas historias me gustan más que aquellas que involucran aumentos a las gasolinas, festejos de quince años de chiquillas jetonas, el regreso de Humberto Moreira, los viajes del Richi en avión de primera clase, los ingresos millonarios de Felipe Calderón como empleado de Avangrid (¿esa cosa qué es? nomás sé que es de Iberdrola). Pa su, y me tardé tanto para rematar las malas noticias. Pero bueno, será.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...