miércoles, 30 de noviembre de 2016

425. Noches.

Para el Ingeniero y  Maestro Gilberto Vázquez, o Gil, como le digo con cariño. Abrazo.

Entre que escucho las mentiras del señor Enrique Berruga sobre la migración México Estados Unidos, recuerdo lo que alcancé a ver en los homenajes a Fidel. El ex gobernante logró lo que no se imaginó nunca: el trato de estrella, se ha vuelto una más, en el Canal que todos vemos, y que a muchos nos da pena admitirlo.
Seguramente la televisora ya prepara una serie sobre la vida del personaje, con Damián Bichir, desde luego, en el papel protagónico, interpretándose a sí mismo y no a Fidel, como ya lo sabemos también. Veremos desde luego a Diego Luna y Gael García, en su glorioso regreso a la pantalla chica. Un cameo de la gran Salma, a quien tendrán que apoyar en doblaje pues a ella ya se le olvidó el español porque ya lo dijo uno vez, ella ni es mexicana, sino libanesa y asturiana. No puedo olvidar a Jaime Camil en el papel de algún otro gran personaje de la Revolución Caribeña, a Sergio Mayer, y así.
La serie estará a la altura de las que se realizaron en honor a Joan Sebastian y Juan Gabriel. El horario será después de ver "La Candigata" con la futura acreedora del Oscar, la señora Silvia Zavala Gómez del Campo, perdón...¿quién es esa? 
Total que queremos que nos gobierne la esposa de un tipo que provocó, con su gobierno corrupto y su imbécil política de seguridad, la muerte de cien mil personas. ¿Vamos por otras cien mil?
Gracias, Fidel, Felipe, Televisora y otros tantos personajes, por darme material. Que corra la tinta, no la sangre, como en la historia de Verlain y Rimbaud (se dice Rambó, pendejo, tantos años en el TEC, ¿ya ves?).
Pero que conste...

La pistola de Rimbaud (se dice Rambó, pendejo, tantos años...)

Bueno, la poesía francesa del siglo XIX. Chingada, mejor no. Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...