lunes, 18 de julio de 2016

Sí, seguro.

Así pasa con los malos policías. Seguramente algún arquitecto disgustado con ellos, en algún lugar de Luisiana, porque no le pagaron sus honorarios. Y luego que por qué les dan en su madre. Y como dijo el Licenciado Calentón, jefe supremo del Corporativo, pinches gringos hijos de la chingada, lo bueno que en México no pasan esas cosas, y que somos un país bueno, honesto y decente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

691. Viernes 16 02 2018.

691. Una carta para mí. La presumo con mucho orgullo, aunque un poco tarde.