martes, 19 de enero de 2016

Con copia a mis dos lectores para Don Luis, Directivo del TEC, así con mayúsculas.

 
Don Luis Arturo Torres:
 
     En principio quiero decirle que estoy muy agradecido con su saludo.
Reconozco el esfuerzo del TEC por otorgar becas a los mejores estudiantes.
Tengo, si no reflexiones, al menos inquietudes. ¿En serio México tiene uno de los peores niveles de desigualdad? Pero hay un artículo que seguro mucha gente seria y preparada como usted ha leído. Se titula "¿Realmente Importa la Desigualdad?" y fue publicado en The Economist.
Mi punto es este. ¿Qué tan malo es que hay mucha gente en México, que sí la hay, que maneja un Mercedes Benz? Y la mayoría anda en Volkswagen o Aveo. Somos muy críticos y nos rasgamos las vestiduras cuando el gobierno regala millones de televisiones, pero es una manera real de darle un poquito de felicidad a millones de gentes.
En serio hay mucha pobreza en México, pero ya no tanta, y en un momento dado va a ser un dolor de cabeza para instituciones como aquella de la que Usted es un distinguido directivo, para gobiernos y para la sociedad.
Mientras es mayor el nivel de vida de la gente , cuando "todos somos iguales" se hace muy difícil el nivel de convivencia. Si yo soy consciente de ser "igual" a una persona de la tercera edad, se va perdiendo el respeto, y ya no voy a querer darle el asiento de la primera fila del camión, mientras tenemos un gobierno que no entiende ni de cosas sistémicas ni de incentivos ni de reglas de convivencia.
Durante unos seis meses de los años 2011-2012 fui "Consejero Electoral" de una de las 300 juntas distritales del hoy extinto IFE. Un puesto, que ya lo adivinó Usted, es del nivel más bajo administrativamente en esa institución. Me costó un título de Arquitecto y una Maestría en Sistemas de Calidad y Productividad y cursos y diplomados en el Tecnológico de Monterrey para llegar a ese lugar tan bajo.
Nunca sorprendí a nadie con mis credenciales, creo que buenas y sólidas, para poder ser Consejero al organismo Local, mucho menos al Instituto Electoral de mi estado, a pesar de que el Tecnológico de Monterrey si algo ha tenido es mucha cercanía y colaboración con esa institución "honorable", y lo que menos hay en ese lugar es egresados del TEC, a pesar de que les han prestado sus aulas para aplicación de exámenes  y el Campus Ciudad de México ha sido sede para el cómputo de los votos de los mexicanos en el extranjero.
Como consejero "distrital", del nivel más bajo en lo administrativo, ganaba un sueldo neto de 11800 pesos sin prestaciones y durante 6 meses. ¿Parece bien?
El Consejero "presidente" de ese organismo distrital, un burócrata de carrera con cincuenta o sesenta años y que piensa durar enquistado en ese lugar otros doscientos años, gana 51 mil pesos al mes. ¿Le parece a Usted eso justo Don Luis?
Dejan de ser justos los 11800 cuando mi vecino gana 51000, y no sé si sea teoría económica o la naturaleza humana, pero así se siente. Injusto y con ganas de mentarle su madre al señor que gana tanto.
 
Por lo demás, si sabe usted de algún empleo, ahí le encargo, le mando mi currículum.
Reciba también un saludo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...