sábado, 17 de octubre de 2015

Se me ocurre...


Regresé de buscar el Santo Grial en tierras del Distrito Federal. No lo encontré. Regresé con dos pésimas experiencias: un frigo bar destruido que me da pena usar, y si no fuera por las circunstancias ya hubiera regalado y comprado uno nuevo, pero impensable. Una playera del TEC destruida también, producto de un mal trato y ni hablar. Dos ya es bastante, más de los que puedo manejar.
 
Le insistiré a Paco que vayamos al Empleatec en noviembre, en el Campus San Luis Potosí. Antes tengo que entregar mi aportación (palabra santa) al concurso nacional sobre testimonios ciudadanos del INE sobre el proceso electoral 2014-2015. Lo que me hace recordar un concurso nacional de ideas que ya tiene un ganador y un proyecto que construir. La crítica arquitectónica se queda en un remedo de Le Corbusier, aunque el esfuerzo, el trabajo, el análisis, las horas de desvelo que el autor se ha de haber llevado merecen todos los aplausos, aunque no se busquen.
 
La crítica política es que parece una burla más hacia los mexicanos. Y ya me dirán, que si uno es pobre es porque es flojo. Que México es un país de primer mundo, que el desempleo es un estado mental, que sea proactivo y que piense en términos de sistemas, y... yo agregaría que los mexicanos ya estamos tan acostumbrados a que se burlen de nosotros, que no nos quedará de otra más que aplaudir la construcción de los tan necesarios edificios de primer mundo para el Instituto Nacional Electoral.
 
 
 
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

591. Afanes. Jue20 07 20 17.

A esta hora hace calor al sur de Monterrey. Lo digo porque salí hace rato a Plaza San Agustín, apenas a comer. Pero ya me voy a la casa. El...