miércoles, 20 de mayo de 2015

Lorenzo Córdova.

Me enteré ayer en la tarde. Estaba en el Hotel Misión, comiendo unos bocoles de frijoles y cecina y naranjitas con Marco. Los detalles los supe hoy en la mañana. ¿Qué puedo opinar? Solamente darle toda la razón a Don Lorenzo, a quien le agradezco la lección de vida que nos dio el día de ayer por cadena nacional. "Si no te tomas las cosas con cierto sentido del humor, vas a terminar yendo con el psiquiatra".
A veces el estrés nos gana, y creo que va directamente proporcional a la edad que tenemos. Lorenzo Córdova es muy joven, tiene 43 años (espero ganar el sueldo de él cuando tenga esa edad) y pues el estrés ganó en esta ocasión. Así es la vida y es todo lo que se puede sacar de este incidente anecdótico. Ánimo, mi buen, que la opinión pública en México tiene una memoria de muy corto plazo.
Sigamos disfrutando de los distractores de la Secretaría de Gobernación, para dejar de pensar un rato en la pobreza de las campañas, en la carestía de la vida, en la inseguridad insoportable, en la corrupción de gobernadores, presidentes municipales, diputados y demás fauna nociva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

595. Martes, 25, 07, 2017.

Todavía seguimos esperando la comunicación de Lalo Bendeck Cordero, quien se encuentra en algún lugar de Almería, España, colaborando en el...