miércoles, 25 de abril de 2018

723. Miércoles 25 de abril, 2018.

723. ¿Conciliar la meditación con la acción?

Ayer tuve un día especialmente pesado. Los martes son el espacio en que puedo hacer otras cosas, ya que es cuando se cierra el comercio en la ciudad, al menos medio día.
Cerré el negocio de mis padres como a la 1.30 de la tarde. Luego fui a pagar unos impuestos para llevar los recibos a una notaría donde estoy tramitando un cambio de propietario. Llegué a casa a comer, un trozo de pastel de carne con tocino, tallarines y arroz blanco, del día de ayer, pues mi padres salieron a visitar un sobrino.
Luego fui a Obras Públicas a firmar una licencia de construcción. Un servicio por el que cobré 300 pesos que ya me gasté.
Regreso a casa con dos refrescos y algo de pan, como postre y consuelo de la comida fría, y lo que pasó fue que me desplomé frente al televisor, mientras los de la notaría regresaban de comer.
A las 4.30 dejé los pagos y fue cuando quería morir un poquito.
La meditación budista, en mi corto entender, parte del hecho de que la fuente del sufrimiento es el apego, entre los que está, desde luego, el deseo. Debe haber una manera de vivir entre tantas ocupaciones y pendientes, con más inteligencia, más atención en lo que es importante y más conciencia de que todo es temporal. Sin duda, la paciencia y la reflexión van de la mano con la meditación, y ésta debe engrandecer y fortalecer a aquellas.
Tendré que comenzar en algún momento si quiero tener una vida mejor, que me reclaman mi cuerpo y mi salud mental.
Por favor lea el artículo sobre la meditación Vipassana, en el nuevo blog de mi lista de favoritos Compartiendo Luz con Sol. Véalo por favor. Y ayúdeme en algo, si puede compartir también.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

776. Viernes 10 de agosto 2018.

776. Busco el rumbo. Hoy hice un depósito a American Express, a través de Bancomer, para un fabricante, supongo, de un proveedor.  A pun...