sábado, 25 de febrero de 2017

501. Sepa su.

Como que falta algo así como una televisión más inteligente. Ya sea por medio de los remakes o los re runs de Tony Tijuana. Confieso que yo estaba muy pequeño, la serie tenía un horario bien tardío, y nunca terminé de ver un capítulo completo, porque después de las once de la noche me caía del sueño a tan corta edad. Pero me agradaba mucho la estética y el ritmo de las imágenes, así como su aspecto cuidado. Planos muy cerrados para admirar mejor las fabulosas fachadas del Centro Histórico de la Ciudad de México. Otros más abiertos, en avenidas sin tráfico, el costo de cerrarlas para filmar, con la otra estética, la de Chapultepec, el paisaje, los edificios del Salinismo adelantado a su tiempo. Tengo ideas de algunos cuentos policiacos homenaje a Tony, y a rincones de otra ciudad, que igual y no existe, déjeme pensar.

Por mientras, agarro a trozos la novela Perfidia, y su atmósfera a ratos asfixiante, de evocaciones de Raymond Chandler exagerado. Todo es vileza en la ciudad americana de principios del Siglo XX. Policías corruptos, mafias bien peligrosas, armas, historias de adolescencias retorcidas pero no forzadas, abuso de sustancias ilegales, alcohol y la adoración por la noche. Se siente la falta de oxígeno en un ambiente tan cutre, por lo mismo bien sabroso, pero nada más en la ficción. 
Y al mismo tiempo, no dejo de pensar en mi sueño académico, lo que me ha caído muy bien para evitar descuidos. Acuérdese del matiz. Todo es relativo, mi buen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...