miércoles, 15 de febrero de 2017

491. Prisas, no.

Me siento triste. Fue a verme una cliente potencial. Yo le di el precio por mis servicios como dibujante de un plano oficial y la firma de director responsable de obra. Se pasó a retirar, creo que pensando en otra opción. Me debilitan esas esperas. También tuve un altercado, producto de mi desesperación y mi indebida propensión a la violencia, que prometo evitar, como le recomienda Jane Baker a Fritz en "Réquiem por Brown". Me dejaron plantado con un plano arquitectónico, y poquito hombre, de los que no te contestan el teléfono o bloquean tu número para evitar sus responsabilidades, que son, pagarle al Arquitecto. No ve vale. Pero le llegó un mensaje con un regaño poco amable de mi parte, y ahora sí, Gabriel se hizo el machito. Bonito cabrón. De todos modos no pagó. Pienso en las cosas que me dan energía, porque me he sentido muy desganado estos últimos veinte días, lo cual es una pérdida invaluable de tiempo. Pienso también en aquello que me la quita. Pronto te mostraré una tabla comparativa, que puede servirte de utilidad.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...