lunes, 12 de diciembre de 2016

Vamos en la 434, no se puede parar el reloj.

Tengo que pagar el servicio de Alestra, luego Telcel, luego Movistar. Algo habrá para volverme más eficiente, lo tengo que lograr. Lo que más me duele es pagar un recibo de predial que se me olvidó pagar en enero, ahora tengo que aprovechar los descuentos en recargos y actualizaciones. Muchos pagos, cero ingresos. Me pregunto cómo le hacen los demás. Sí ya sé que trabajando, yo también trabajo. Pero no me alcanza. Resignación y serenidad. No vaya a ser que el gobierno quiera sacar de circulación el dinero en efectivo de cierta denominación como en Venezuela o India. En estos tiempos de Brexits, plebiscitos colombianos y elecciones americanas asesoradas o no por Iván Drago y compañía, todo puede pasar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

649. No puedo, sí puedo. 22 de 11 de 2017.

Tengo que ser fuerte y no puedo ser fuerte. Debo emprender un cambio en mi vida, que incluya la administración por calidad total: una vid...