miércoles, 2 de noviembre de 2016

405. Una luz.

Hoy creo que el camino que tengo por delante todavía es más largo que el que queda atrás.
Con mis errores, la gente que he lastimado, el dinero que he tirado a la basura más el tiempo perdido. Igual y nunca sabré que fue lo que me pasó. La ausencia de alguna vitamina, un bajón en la glucosa, y ¿de qué servirá saberlo si los errores ya los estoy pagando todavía?
Una llamada telefónica. Una afirmación y de repente entiendo. Al menos lo empiezo a entender. Vamos Juan, vamos. Pongamos nuestro empeño, no dejemos nunca de aprender, seamos más listos siempre, aprendamos que nuestra profesión es también negocio y forma de vida y que no nos merecemos menos, camina, concéntrate y se, siempre se, más satisfecho. Ten siempre una buena actitud, no matter what. A pagar, a pagar Juan, pero también a sembrar, desde hoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

649. No puedo, sí puedo. 22 de 11 de 2017.

Tengo que ser fuerte y no puedo ser fuerte. Debo emprender un cambio en mi vida, que incluya la administración por calidad total: una vid...