martes, 8 de noviembre de 2016

Vamos en la 409. El prodigio.

Excelente la plática con mi estimado Gilberto. Muchas cosas qué ver, qué saber y entender. Mi manera de ser es esta: que a veces me faltan las palabras, se me corta la voz. Mis conversaciones van por otros ámbitos. Pero escucho a mi estimado amigo, aprendo y reflexiono. Tomo una decisión. Sin embargo ya leí La Quinta Disciplina de Senge. Falta La Meta, de Goldratt. El otro librito-joya sobre Seis Sigma que está en una caja de plástico shoebox junto con otros invaluables tesoros, como una caja de Grip Rollers de Bic, y un ejemplar de Hot Wheels en su empaque original, los de MatchBox no están pues se los regalé a Marco, de quien no he sabido nada desde que no atendió el llamado a la fonda doña chu cuando emprendimos el rescate del chico Uni. Él sabrá.
Sin embargo, en Réquiem por Brown está la enseñanza: 

[...] "faltan varias piezas clave en el puzzle que estoy tratando de completar porque tengo la mente cerrada a los nuevos conceptos en general (p. 221)."

Empezaré con Aristóteles, o bien con El Mundo de Sofía de Gaarder. Sí.

Contundencias.

Días difíciles en el negocio. Preocupaciones, carencias. Lo que sí tengo que decir es que ya basta de tanta corrupción. Eso de que gano chorrocientos mil al mes honestamente, y viajo a Estados Unidos cada viernes y el de la aduana me dice que como soy werito ni mexicano parezco. Esta última frase sacada de la novela "Noche Tibia" de Federico Reyes Heroles.

En el rancho les dicen bandidos. Ya basta de tanto dispendio, ya basta de tanto dinero para los partidos, y tan poquito en salud, educación, servicios municipales, seguridad no se diga.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...