viernes, 12 de agosto de 2016

Viernes de...

No es viernes de Laredo Texas, como los del chico TEC. Tampoco viernes de cafecito o frapuccino o quizá una cervecita helada, en el Centrito Valle, o en un lugar bonito de Avenida Vasconcelos.
Tampoco es viernes de viaje al extranjero, a Milwaukee o donde esté la matriz del corporativo.
Viernes de reflexión obligada, ante la terminación de mi materia de Toma de Decisiones Administrativas y Financieras. Tal vez la más compleja que he tomado en muchos años. Experiencia para conocerme a mí mismo, el costo de mis limitaciones, el límite de mis esfuerzos, los mecanismos de defensa que llegan ante la necesidad de una actividad o del estudio mismo.
No obtuve la mejor calificación que planeé, pero tampoco la que esperaba ante la bola de nieve que enfrenté al final. El miedo que sentí en un momento dado, me hicieron sacar la calificación más alta a la fecha en este sueño académico, para un examen final, que no fue la gran cosa pues tiene un peso del 15 %, apenas, contra el resto que fueron actividades y proyecto final del curso.
Al final, la experiencia no estuvo nada mal, pero nada mal. Pues desde aquí puedo decir que he cumplido y he dado un paso más, sin llegar todavía. Palabras más, menos, de mi tutor, el Contador y Maestro en Administración Don Jorge X., todo tiene un principio y un final también. Así fue. Llegamos pues, con una calificación final más que suficiente para pasar, no la que se debe para pintar una sonrisa, pero que sí da un gesto de cumplimiento. Sí.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...