martes, 24 de mayo de 2016

Martes 24. Veinticuatro.

Continúan las obsesiones, el desánimo, la incertidumbre, la falta de dinero.
Hoy fui a Waldo's ¿cómo le harán ahora que el dólar no deja de subir? El aire acondicionado en modo ventilación, en un local vacío de gente pero lleno de cosas qué ver, admirar y comprar.
Una chica muy joven me pregunta si no había dejado olvidadas unas llaves, tal vez en el pasillo, encima de una repisa, no quise preguntar. Yo le dije no, aquí traigo mi llavero.
Entonces pienso que tal vez sea la palabra secreta a otra dimensión, o ya de perdida, la contraseña para entrar a un pasadizo secreto, la entrada con algún jefe de una organización con pretensiones de dominación mundial, pues me han confundido con el señor Frank Moro, y estamos en la película Lola la Trailera 3. Pero no.
Compré un Fabuloso, una cajita de bolsas para basura, un poco grandes pero no están nada mal, y un insecticida de 250 ml, uff, tan poco.
Continúo en la Papelería Cervantes y compro unos nuevos bolígrafos de gel, que copian el sempiterno diseño del clásico hexagonal, y mi expectativa no es alta, pero me gusta la forma.
Y por mientras y no sé por qué pero traigo miedo de algo, miedo al futuro, a la expectativa no cumplida, a las malas interpretaciones en la Teoría de la Arquitectura y la Metodología de Forrester, a una incorrecta aplicación de lo que dispone Senge.
Buscaré la Franquicia de la Preparatoria 406 al sur de mi ciudad, Entrando a la Avenida Secundaria o por Carranza, tal vez una casa de estilo neogótico, o morisco, de las que ya no hacen, y veré un anuncio que diga Se solicita Prefecto, titulado, maestría preferente, que sea proactivo y piense en términos de sistemas, y que haya leído a Stephen Covey únete a nuestro equipo queremos gente como tú...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...