sábado, 19 de marzo de 2016

Así nomás.

El tiempo transcurre entre las cosas que veo que pudiera tener si la vida no fuera como es. Entre lo que no se dio, los errores que cometí y pues ya no hay vuelta de hoja y a aguantar.
Y lo que más sorprende es que no hay nadie alrededor. Nunca como antes ha habido tantas comodidades, nunca como antes todo mundo "tiene mucho trabajo", o "muchas cosas qué hacer" y todo mundo con "mucho trabajo" pero no tienen quince pesos para tomarse un café contigo aunque sea a las 9 de la noche, ¿qué será? un mundo lleno de mandilones.
 
Pero en fin.
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

723. Miércoles 25 de abril, 2018.

723. ¿Conciliar la meditación con la acción? Ayer tuve un día especialmente pesado. Los martes son el espacio en que puedo hacer otras co...