jueves, 29 de septiembre de 2016

Ni modo.

Para el Maestro Mario Rosaldo, Marco Antonio, Paco y Gilberto. Gracias por el aliento, el ánimo que me han dado cuando en verdad siento que ya no hay nada más.


Por fin fui a pagar la cuenta de Telcel. 523 pesos, incluida la estafa ésa de la "fianza anual". También incluido el plan de 1000 mensajes de texto al mes y ya son otros cien pesos. Pero me prometen que el 26 de noviembre, cuando renueve el contrato, estaría pagando unos 198 pesos mensuales, porque ahora los SMS ya no los van a cobrar.
 
Malas noticias aparte, hoy me visitó la licenciada Evelyn, del Instituto Nacional Electoral. Fue al negocio, a entregarme un diploma de participación del Concurso Nacional de Testimonios Ciudadanos sobre la jornada electoral de 2015. 
No gané nada. Y una y otra vez pensé que al menos quedaría entre los tres primeros lugares. No se pudo. La licenciada, en su papel quizá, o tal vez de forma sincera me dijo "hay que seguir insistiendo". Yo repito las amables palabras de ella "hay que seguir picando, insistiendo, gracias licenciada, muy contento por el diploma, en serio gracias". Igual y no.
 
Servirá el aprendizaje para poner más empeño, más compromiso, más tiempo, sacar más fuerzas donde ya no se pueda y como dijo la licenciada, insistirle, insistirle, insistirle.
 
Chingado, me da coraje que no se dan las cosas, se darán.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...