martes, 20 de febrero de 2018

692. Martes 20 02 2018.

692.
I. ¿Con quién lo platico? ¿Con Gilberto? Resulta que en el programa Sacro y Profano con el Maestro Bernardo Barranco, descubrí el libro "La historia y la piedra", sobre el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Confieso que he escuchado algo sobre el lugar, pero nunca había visto el edificio. Pocas veces he visto un espacio tan hermoso. Excelente contraste, parafraseando al autor del texto, señor don Luis Eduardo Garzón, entre la cantera blanca y el tezontle rojo, este último material es emblema nacional. No sabía que el Antiguo Colegio fue obra de los jesuitas, destinado tanto a un seminario como a alguna institución educativa. Muchos años después, bajo la presidencia de Juárez, fue sede de la Escuela Nacional Preparatoria. Años después de la Prepa 1 y la Prepa Nocturna, esta última un logro de Vicente Lombardo Toledano, en un esfuerzo por dar educación a los trabajadores.
No puedo evitar el otro comentario de Garzón: la puerta tan majestuosa, y el vestíbulo estrecho, que te impide, definitivamente, adivinar el enorme patio central y sus jardines. Es como si se dejara la ciudad atrás, y se entrara en un paraíso. Y es que todos los paraísos, de hecho, deben ser propicios para el estudio, la lectura, la reflexión, la discusión inteligente, el aprendizaje. Alumnos distinguidos del Antiguo Colegio han sido Jaime Torres Bodet, Octavio Paz, desde luego Ricardo Garibay. Supremo.
Se encuentra en el centro histórico de nuestra Ciudad de México, en la Calle Justo Sierra número 16. ¿Quién fue San Ildefonso? Pues es uno de los padres de la Iglesia en España. Su vida transcurrió hace muchos años, entre el 607 al 670, devoto de la Virgen María y del concepto de la Inmaculada Concepción desde antes fuera declarada dogma. Patrón de la ciudad española de Toledo.
Total, las cosas que uno aprende cuando ve la televisión.
Gracias.

II. Suele pasar. Es el consuelo, sin mala intención pero inválido, que he recibido. Me han dicho que suele pasar.

Resulta que me clonaron la tarjeta de crédito. No diré el nombre del banco, por discreción y porque no vale la pena recordarlo.
ES que no hay institución que no haya sufrido estas terribles acciones que quitan tiempo y productividad.
El primer golpe lo vi a las diez de la noche del lunes, pero la hora en que el cargo se realizó fue la 1.04 de la mañana. Luego despierto a las 4 de la mañana del martes y veo un intento de un cargo más. Obvio dije "no" autorizo. Luego dos llamadas perdidas, que no pude contestar porque el cansancio no me dejó. Me quedé dormido, a pesar de la intranquilidad.
Yo hablé por mi cuenta, al número que dejaron en el mensaje de texto de advertencia y la sorpresa: se hizo otro cargo enorme. 
Ya fui a la sucursal y platiqué con dos ejecutivos de cuenta. Para eso, ya la tarjeta quedó cancelada y los cargos congelados.
Pocas veces he sentido tanto miedo. Sin embargo, espero que todo salga bien. Será.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

793. Manejo de la Imagen.

793. Martes 25 de septiembre, 2018. Licenciado Alfredo del Mazo González, en 1987. Finalista en el proceso de sucesión presidencial rum...