jueves, 4 de enero de 2018

673. Jueves 04 de 01, 2018.

Entrada # 673.
Mejor no compré ninguno de dos relojes que en principio me habían gustado: El Citizen Everyday en acero y negro, o el Orient Vintage de cuarzo, eso sí, en negro y verde. 
Caros, pues cada uno rebasa los dos mil pesos. Y si eso pudiera dejarse de lado, al final  no me satisfacen tanto como mi fiel Casio F91W, al que le encuentro cualidades como confiabilidad, discreción y conveniencia: en pocos modelos puedes saber que día de la semana es, además de la fecha.
¿A dónde van mis miedos, mis rencores y los pendientes sin resolver? ¿Acaso valdrá tanto esfuerzo para vivir este presente? Creo que tiene que mejorar mi situación. Gilberto me sugiere fe. Yo pienso en revanchas pero casi de inmediato me arrepiento. Tal vez, como segunda alternativa, comenzar, pero ya, algún curso, diplomado, o continuar, con más empeño en mis lecturas. Ahí está el libro Ricardo Garibay: Antología, que me regalé hace poco y no he terminado.
Quizá emprender la publicación de un libro de cuentos, que gracias a la tecnología y empresas especializadas, es menos dificultoso que antes.
Pienso en El Amante, dos Ventanas a la Vida, de Raúl Salinas. En Todo Hombre es como la Luna, de Pedro de Isla. En Todos Santos de California de Luis Felipe Gómez, Si me necesitas llámame, de Raymond Carver, El Llano en Llamas, del maestro Rulfo. Pienso en el personaje de ficción Quentin Morewood de la película Wonderboys, que, igual que Gilberto, nos habla de tener fe. Fe en nosotros mismos, y fe en que la historia que platicamos vale la pena contarla.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

828. Jueves, 6, 12, 2018.

828. Todo un acontecimiento, cuando me topé con  la música de la agrupación argentina Organización X. Si alguien sabe si el grupo está vig...