jueves, 28 de septiembre de 2017

620. Jueves, 28 de septiembre, 2017.


Hoy saludé a Marco Antonio en una sucursal bancaria del centro de la ciudad. De repente vienen a mi cabeza recuerdos, pendientes y frases motivacionales. En menor medida, títulos de libros ¿por dónde empiezo? Noticias de la Noche de Petros Márkaris, El gobierno del cuerpo de Ricardo Garibay, Mr. Mercedes de Stephen King.
Continuará.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

619. Ruido a lo lejos. Miércoles 27 de 09 2017.

Lo que me cayó mejor del día fue haber pagado la renta de Cablemás. 479 pesos exactos, porque luego me pasó una vez que pagué con un billete de 500 y me quedaron a deber un peso de cambio, que no es la gran cosa pero siquiera la cajera me hubiera pedido permiso de quedarlo a deber. Ya no importa más que para la anécdota.
En serio, creo que en toda la ciudad soy el más cumplido de los clientes, con un récord perfecto de asistencia puntualita, esto es, pagando el mes de renta antes de que empiece. El cielo bien nublado todo el día de hoy. Algunas colonias se inundan y yo le comento a mi amigo Paco que si sigue así esto hay que pedir la ayuda de las potencias amigas. Bueno, esperemos que no.
Noticias, sueños y el entusiasmo que no termina de llegar al cien por ciento. De repente pienso que necesito una buena orden de tacos de bistec con bastante salsa roja, y una coca cola heladísima, para una reanimación absoluta y plena. 
Anoche vi una película llamada "Daughter of God", con la guapa actriz Ana de Armas y el señor Keanu Reeves. Me encantó el tratamiento de la narrativa. Todo un cuento en el mejor sentido literario, que a mí me hubiera gustado escribir. Convencido de que todo buen cine lleva un mensaje, creo que el de esta pieza en particular, más allá del surrealismo y la mística que cada quien encontrará al verla desde el principio, es que es una expresión de lo urbano en su forma más visual. No es un paseo por "la" ciudad, en este caso Nueva York, sino uno que se hace en "una" ciudad, y a lo que me refiero es a la singularidad de un lugar urbano. La expresión de lo urbano en una manera muy cruda, desalentadora quizá, y en un momento de fatalidad. La ruptura de esto último se da en el abandono, no en la esperanza de cambio en el lugar, sino saliendo de éste. Una ciudad habitada por la comunidad dominicano-americana en Nueva York, bajo el frío, el pavimento sin grietas y limpio, pero gris, parques verdes y de árboles bien cuidados, pero aprisionados por la malla ciclónica hexagonal (cyclone mesh se dice allá), y la vivienda vertical, con arreglos en ladrillo rojo deslavado y ventanas, por fortuna sin herrerías ni celosías, pero que no dejaron de provocarme una mezcla de inmensidad, grandiosidad, masividad geométrica y espacial, pero también desesperanza y ganas de decir que se pudo haber hecho un proyecto mejor.

lunes, 25 de septiembre de 2017

618. Retornos. Lunes, 25, 09, 2017.

Buena idea guardar las monedas en una bolsa de plástico. Viene a mi memoria el comentario de un economista en televisión: todo mundo ahorra. Sí. Yo he visto esas jarras de cristal llenas de monedas de un centavo americano, los "coppers", en más de una serie de televisión o película. En mi mundo personal, una bolsa o un vaso desechable, medio escondido en un cajón.
Apenas va empezando la noche. Fui a la tienda naturista de la esquina, donde una vez, de adolescente, probé la más rica hamburguesa de carne de soya de mi vida, sentado en una barra junto a una de mis hermanas, y con un buen amigo que nunca volvimos a ver. Pausa entre tareas de las infinitas tardes después de la preparatoria. No más de veinte pasos desde el portón de la casa de mis padres.
Hoy, veinticuatro años después, regreso al mismo negocio. Compré bisquets integrales y empanadas de mermelada de higo. Exceptuando una pieza, todo lo devoré con avidez, recordando el pasado y las amistades que ya se fueron y que uno pensó que iban a perdurar. En mi adultez siento una insatisfacción por las metas no cumplidas, sobre todo en lo material. Por eso cuesta tanto trabajo, hoy, disfrutar algo tan sabroso en un lugar humilde pero limpio, sencillo pero que da cuenta de una historia de esfuerzo y lucha en un país que sí ha sido injusto con sus hijos, con sus negocios que han perdurado en ambientes tan difíciles de devaluación, burocracia, acoso del gobierno, de autoridades, de la constante deshumanización de aquellos que cobran impuestos sin saber para qué. Por el sentido social, creo, pero ¿qué se le puede decir a un burócrata deshumanizado? Nada, así nomás.
Ya se fueron el hambre, la ansiedad, el bajón de glucosa. Llegan los recuerdos, el cómo llegué hasta aquí. Llega el imperativo de no volver más a ese lugar, pero tenía muchas ganas de algo y...luego durante un segundo pienso en la palabra "bisquet", una hispanización, o mexicanización de la palabra buttermilk biscuit.
Saludos.

domingo, 24 de septiembre de 2017

617. Todas las nubes. Domingo 24 09 17.

A lo lejos se escucha la música de Emmanuel. La canción Chica de Humo como que se vuelve una presencia nocturna. 
Busco mi propio sosiego. El sueño no llega. Voy a la cocina y tomo medio vaso de agua helada. 
Un rápida leída a Perfidia de Ellroy. Otra vez. Kay Lake enfrentada a William H. Parker enfrentado a Claire de Haven.
Por un segundo pienso en bajar rápido las escaleras, abrir el portón y salir a la calle. Debiera desplomarme. Quiero ser habitante de una oscuridad. A la mañana siguiente la memoria traiciona.
Pero sólo por un rato. Me tranquiliza recordar un breve sueño.

viernes, 22 de septiembre de 2017

616. Viernes 22 de 09 2017.

Gracias, arquitecto Baldemar Estrada. Gracias, Paco, gracias Gilberto. No me dejen solo por favor.

Se puede. Sí se puede.
Sigo luchando con este desconcertante afán por el prodigio de lo material. No me entiendo. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástrofe (no la electoral, sino mía personal) fue la del día 23. Y así sucesivamente, la responsabilidad es de este servidor, como dirían los clásicos.

Ahora sí ya no sé que hacer. Parar. Serenidad porque mire usted, el día nada más tiene 24 horas, se pasa rápido y cada uno de ellos tendrá su propio afán.

En todo proceso de mejora, la primera actividad es la planeación. Así lo dispone el ciclo PHVA.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Ent. 614. Miércoles 20. Sep. 2017.


Yo.

La tragedia de ayer en la Ciudad de México, Puebla, Morelos y otros lugares de la República, me ha dejado la lección de mi pequeñez en este mundo. Me ha mostrado mi fragilidad, mi total irrelevancia ante el tamaño de estos hechos. Se ve y yo veo más pequeña la tienda de mis padres, mi existencia misma, mis deseos no cumplidos, mis rencores y mis miedos. También veo un país más unido, más preparado, mejor comunicado y más grande en todos los sentidos, en relación a la otra catástrofe, la de 1985.

2005.

Hoy temprano en la mañana, me acordé de ese fatídico año. Vinieron a mi memoria quién era yo en ese entonces. Desde luego más joven, con menos dinero en los bolsillos, sin imaginarme nunca que iba a tener algún día una tarjeta de crédito, era inimaginable en esos días. Recordé mis viajes maratónicos a Tamuín, donde trabajé menos de dos meses en la empacadora de carne, como dibujante.
Llegar muy temprano en la mañana, y luego, hasta tarde en la noche llegar a casa. Bajar de la ecocentral, y caminar. De la tienda ni idea tenía porque ni me paraba. Yo me tomé en serio el papel de arquitecto. También, ya desde entonces, empecé a coquetear con el diablo, y me fue muy mal. 
Tengo que hacer este ejercicio, para que alguien ojalá aprenda algo de mi incompleta experiencia profesional, muy limitada en todos los sentidos. También porque me tiene que servir a mí.
Han pasado doce años donde una y otra vez he fracasado en mi intento de dejar de abusar de la bebida. Es bien difícil, siento no poder, pero lo tengo que lograr. He aprendido que mi forma de ser, no me permite tomar ni una cerveza, ni una, porque vuelvo a caer y eso ya no me lo puedo permitir. 
Estoy quizá ante uno de los retos más difíciles pero lo tengo que lograr. Yo solo sí podré. Cuento con Dios, conmigo mismo y con buenos amigos, como Sergio, a quien agradezco la Coca Cola Light de anoche, en un intento para hacerme recobrar la cordura perdida, para hacerme ver mi fracaso. Con el diablo es mejor no jugar, ni querer bailar. Nunca vas a bailar con él. Él va a terminar siempre, bailándote a ti, por eso mejor ni acercarse.
Gracias de nuevo, Sergio. Y perdón.


domingo, 17 de septiembre de 2017

E 613. Domingo, 17, sep, 2017.

Se pasó rápido el domingo en la tienda de mis padres. Satisfecho al principio, porque ayer pude entregar a tiempo y cobrar un plano arquitectónico.
Tengo dos urgencias: olvidar el pasado, y seguir trabajando para poder pagar mis deudas de tarjetas de crédito. Para colmo de males, me entero que hay que cubrir la anualidad de un plástico que no usé en un año completito. ¿Qué podré hacer? ¿Pago la anualidad y de inmediato cargo un consumo para que costee y así me ahorro más o menos cincuenta días de gracia? No sé. Primero, lo primero, a seguir teniendo buena actitud, capacidad de comunicación, amabilidad, y firmeza sobre todo, a la hora de pedir un anticipo porque si no lo cobro, lo más probable es que no voy a ganar nada.
Aquí estoy. Intento seguir con la profesión. Por mientras, pienso, descanso y aguanto. La segunda mitad del domingo, con mucho sol y calor.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Entrada 612, Ju1409 2017.

Un bonito saludo al arquitecto Baldemar Estrada, excelente profesional y mejor persona.
Gracias por el saludo y los comentarios. Una cosa es cierta: tengo que ser mejor, mejor, mejor. 
Gracias por el ejemplo y el ánimo. No sé cómo le voy a hacer, pero tengo que cambiar.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Entrada 611. Miércoles, 13, 09.17.

Para Paco, Gilberto y los buenos amigos que no me han dejado, creo que ustedes dos nada más.

¿Hasta cuándo dejaré de regarla?
No sé. No pude más ayer. La contabilidad del negocio. Depósitos en el banco. Mis malditas obsesiones con el prodigio material, sean relojes de medio pelo, bolígrafos de medio pelo, reproductores de dvd que nunca compraré, cine que jamás veré.
Pero aprendí algo. A ser más fuerte temprano en la mañana. A sonreírle tantito. A tener buena actitud porque con esto último cambian muchas cosas.
Desengaños y decepciones cuando me comparé con gente tan brillante como Edgar Larios y yo pensando que podría con el paquete de Mate 1 en el TEC. Ayer estuve hablando de mi institución con un mesero. Y los recuerdos detonaron. Soy falible. No soy tan inteligente ni tan brillante. Una vez saqué un Primer Lugar en un certamen de cuento, pero creo que no volvió a pasar algo igual. Tengo que lograrlo. Tengo que empezar hoy.
Gracias.

lunes, 11 de septiembre de 2017

610. En fin. Lunes, 11, sep, 2017.

¿Qué me queda el día de hoy?
Esperar. Tratar de hacer las cosas de manera distinta. Híjole, ya me había dicho Marco del Ángel que las expectativas son un paradigma, que me busque una chamba en algo así como ventas, para relacionarme con gente, para aprender, y en una de ésas, crecer. Pues sí trabajo en ventas, en el negocio de mis padres. Hoy vendí una sabanita de "Creaciones Gris", de 90 pesos y me puse bien contento. Me acuerdo mucho del agente de ventas de esta gran empresa, don Víctor Calderón, y también de las anécdotas que platica cada vez que nos visita para tomar pedidos o recordar el pago a la fábrica.
Luego también me viene a la memoria lo que le dije al otro Marco que conozco, el otro día. Que si hago un plano de arquitectura y me pagan muy bien, saco entonces mil pesos. Que para ganarlos de la única otra manera que sé, que es en el negocio de mis padres, sería vendiendo al menos cuarenta sabanitas de ésas que ya mencioné.
Luego hago cuentas, y veo que en inventario no tengo ni la mitad de esa cantidad. Y le pienso, le pienso.
Gracias.

viernes, 8 de septiembre de 2017

609. Aprendizajes, andanzas. Viernes, 08, sep., 2017.

Hoy empieza el proceso electoral federal 2017-2018. Felicidades y éxito.
Todavía espero mi parte, no lo sé, no puedo hacer nada más. La opción es la serenidad.
Hay muchas cosas de qué platicar. Seguimos.



jueves, 7 de septiembre de 2017

608. Vialidades, jueves 07, 09 2017.

Espero que todo mejore. Por lo pronto, tengo la obligación de esperar, y cancelar aquello que ya vi que no puedo manejar y nunca lo podré.

Un saludo a Paco, a Gilberto, a Oscar Callejas. Cuento con ustedes hoy y mañana, si es que lo hay, ojalá.

sábado, 2 de septiembre de 2017

607. No es así. Sábado, 02, sep, 17.

    Creo que me haría bien redactar una crónica sobre los últimos trabajos de arquitectura que he hecho, muy deprisa, con un saldo de cansancio, desesperación y poco o nada de dinero.
De alguna manera siento que he estado pagando mis errores de estudiante: tantas indecisiones, hartazgos y dudas. 
Y sí, equivocaciones, pausas indebidas, nunca, nunca, nunca la holgazanería, eso no lo acepto. 
Fueron la atención a otras materias y la falta de recursos como una computadora propia y la falta de mucha tinta, mucho papel. Fue pasar tardes enteras en la tienda de mis padres, sin prestarle un poco de atención a los temas que fácil se olvidan como un balanceo de cargas eléctricas, la presión en tuberías de diámetros diversos, el área tributaria, las prácticas de Cad 3d que no cristalizaron bien por tener una laptop de 5000 pesos que entre mi hermana y mi papá me compraron. Un ladrillazo, pero al tiempo que para los renders no me sirvió casi de nada, me ayudó a librar varias materias de mi maestría en sistemas de calidad y productividad.

Me faltó acceso a libros,  amodelos de trabajo, incluso colores prismacolor, y toda una utopía ayudar en algún despacho de arquitectura en vacaciones, no había nada de eso en ningún maldito lugar, por eso creo en la suerte y en las relaciones.

Como ha dicho algún gran arquitecto. El mejor trabajo es el que viene, el que viene, el que viene. Ganaré un poquito más de dinero. Trabajaré menos. Aprenderé. Y ojalá un día olvide mi mal pasado.

viernes, 1 de septiembre de 2017

606. Marque una escuadra. Vi, 01, 09, 17.

Un saludo afectuoso al buen amigo Gilberto Vázquez López, quien se encuentra en estos momentos en algún lugar de la frontera norte. 

Hay muchos retos por delante. Necesito un nescafé.

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...