sábado, 26 de agosto de 2017

605. Vamos allá. Sab., 26-08-2017.

Sí.
Cómo me falta encontrar el sentido de la arquitectura de la ciudad, de las cosas, del cine, de los programas de la tele.
¿Y en dónde está la arquitectura de mí mismo? Hoy, muy temprano en la mañana, estuve leyendo que con pasión y entusiasmo, las cosas no tienen por qué fallar. Así debí de haber pensado al menos desde 2003. ¿Todavía hay tiempo de cambiar? Es que las cosas sí fallan ¿o no se vale pensar así?

jueves, 24 de agosto de 2017

604. Caminatas. Ju, 24, 08, 2017.

Un cordial saludo para el arquitecto Edmundo Reyes Guzmán. Me arrepiento de no haber tomado alguna clase con él, una que tenía que ver, lo recuerdo apenas, con ahorro de energía y arquitectura. Creo que fue el miedo lo que no me dejó. La historia de siempre.

Continuamos.

lunes, 14 de agosto de 2017

603. Postales de Almería. Lun-14-08-2017.

En un país como éste es extraño recordar al Instituto Nacional Electoral, la Fepade o al TEE, las cuotas del IMSS-Infonavit, la fila de las tortillas, el periódico de la ciudad, el programa Venga la Alegría en Teve-azteca. Pero pasa.

Estoy comprometido con este sueño. Mi rol casi termina, mi participación con seudónimo quedará para la posteridad.

Viene una nueva era de cine de vanguardia. Haremos historia. Seré recordado, se hablará de mí.

Desde algún lugar de Almería, España,
Benigno Bronson (seudónimo).

viernes, 11 de agosto de 2017

601. Ya mero, ajá. Viernes, 11, 08, 2017.

Mucho trabajo y más imprevistos. Estamos en la filmación del remake del clásico de ciencia ficción post-Apocalipsis "Exterminators from the year 3000".
El paisaje está increíble. Accidentado, árido, silencioso. Un tono ocre muy apacible alrededor. Por las noches hace mucho frío. Tengo fe en mí y sé que este largometraje será un nuevo referente en la cinematografía mundial, un mensaje para cambiar, una advertencia si no lo hacemos pronto.

Desde algún lugar de Almería, España,
Benigno Bronson (a.k.a. Lalo Bendeck-Cordero).

lunes, 7 de agosto de 2017

600. Obsesiones cotidianas. Lu, 07, 08-2017.

Sucede que a veces quisiera que alguien me quitara mis ideas. 
Tuve un maestro en la UDEM que en la primera clase del semestre, nos platicó que él siempre había tenido la inquietud de hacer una propuesta sobre una Metodología General para el Diseño, la que terminó desarrollando en forma de matriz, partiendo de cero prácticamente. Luego mencionó que algún tiempo después vio una idea muy parecida a la suya mientras estudiaba unos cursos de especialización en Estados Unidos. En esos tiempos en que no había Internet ni redes sociales ni nada de eso. Yo asumí, porque estoy segura que nunca lo mencionó, que su investigación sobre el tema no había sido publicada en ningún lado, y por lo tanto, hubiera sido imposible que alguien más la copiara.

Mi maestro, de nombre Andrés Garza, en lugar de continuar con su cátedra, celoso o decepcionado, se mostró entusiasmado a continuación. "Es la confirmación de que existe un subconsciente universal". Yo me la creí.

Ojalá que, en Europa o Estados Unidos, alguien pensara en esta historia. De repente llega una epidemia de gripe fulminante o un trillado virus zombie, o un pulso electromagnético temporal producto de una tormenta solar.

Así, un grupo de tres chicas y un chico, y es que mi capacidad narrativa no da para más, tienen que dejar durante varias semanas la universidad, el trabajo en una tienda de discos de vinil o en la ferretería del papá, y huir al campo, fuera de la mancha urbana, para evitar el contagio. Las chicas y el chico hablan de sus aficiones por la música, el cine, los recuerdos de los videojuegos, las vivencias del colegio, las ilusiones, las canciones del radio, verán en una cabaña remota propiedad de la chica de mejor posición económica de las tres (y de los cuatro en general) en una amplia estancia con un sillón de piel marrón, fragmentos de películas que van desde El último Boy Scout con Bruce Willis y Damon Wayans, hasta Aprendices fuera de línea, y será una crítica a la evolución social y política a través del cine. 
Claro que la cabaña será de mucho lujo. Tendrá, además de la amplia estancia y el sillón de piel color marrón, una macro televisión de plasma, y toda suerte de DVD's en todos los géneros y tiempos, esto porque la chica rica de la cabaña, es hija de un empresario que fue dueño de una cadena de videoclubes, así tipo BlockBuster.
¿Cómo le hacen para ver la tele? Fácil. La cabaña cuenta con un generador de energía eléctrica con reservas de diesel para los próximos veinte años. El refrigerador repleto de cerveza, coca light, spam enlatado, pan Bimbo de alta conservación.
Transcurren los días, las tardes, las noches, entre siestas, pláticas, añoranzas, deseos, sueños, anhelos incumplidos, películas, libros, lecturas en voz alta de párrafos de Pedro Páramo, o las crónicas de Ricardo Garibay o alguna novela policiaca de Rafael Ramírez Heredia. Nunca habrá nada sexual entre el chico ni ninguna de las chicas. Todo será platónico, ¿medieval se valdrá decir, como en la obra de Boccaccio?
Sí. Cómo quisiera que alguien me quitara esta idea de un Decamerón 2018. Con mucha tecnología, mucho qué pensar, y con un final necesariamente feliz, entre un rescate heroico de militares equipados con la más alta tecnología, el regreso de los padres de la chica rica en un Cadillac (así tipo la película Amar a Morir, es que los papás son los que siempre buscan a los hijos, no al revés) y la vuelta a la normalidad, el chico de nuevo a la ferretería paterna, la chica de la cabaña con sus amigas de su nivel social, la otra chica a su empleo de ejecutivo de cuenta en un banco, la última no sé, igual y regresó a la UDEM a terminar su carrera de Animación, Diseño Gráfico, Relaciones Humanas o Psicología Organizacional, mire, sepa usted.

Lo primero que tengo que hacer es leer el Decamerón, o algún resumen por ahí, en lo que el subconsciente universal le pasa a alguien más mi idea.

P.S. Tal vez se podrá hacer un Decamerón más light, donde los personajes pasan sus tardes / fines de semana como si realmente existiera un virus de la influenza H9000N9000, pero en realidad lo que pasó fue que la PROFECO clausuró la ferretería donde trabaja el chico, y Salubridad cerró la universidad donde estudia la niña bien porque hubo un crimen de drogas o algo así, y pues ya está, tienen mucho tiempo libre los chavos, así tipo la gran obra de la literatura italiana.

San Pedro Garza García, Nuevo León.
Camarada Tahania.

viernes, 4 de agosto de 2017

599. Contando hasta cien. Viernes, 04, 08, 2017.

Un gusto saber que avanzan los trabajos de filmación del buen Lalo Bendeck Cordero, en algún lugar de Almería, España, filmando esa gran película del, esperemos muy lejano, mundo post-apocalíptico. Casi todo de acuerdo al guión establecido. El único cambio ha sido el de su nom-de-guerre: aparecerá en los créditos finales con el nombre de: Benigno Bronson. Me gustaba más Clifford Rogers, él sabrá.

Por lo pronto, aquí en  la ciudad del norte, no quiero dejar que venza el miedo. Adelante, siempre adelante, en un lugar donde 4 millones de gentes batallan todos los días por ocupar su lugar en este mundo. Nunca como hoy se habían visto, tanta corrupción, inseguridad y la expectativa de un futuro peor. ¿Por dónde empezar? ¿Se podrá emprender un regreso al hoy abandonado centro de Monterrey? ¿Dónde han quedado esos proyectos noventeros, de reforestación urbana y calle peatonales? ¿Por qué tardan tanto en cristalizar estos proyectos del milenio, donde la bici pareciera ser la salvación de la civilización? 

Camarada Tahania.

martes, 1 de agosto de 2017

631. Es. Viernes 20 de 10 2017.

Escucho en el programa de Fernando del Rincón al maestro J. J. Rendón, estratega político, activista, sicólogo, publicista y profesor: ...