martes, 11 de julio de 2017

586. ¿Y luego qué haré? Mar, 11, 07, 2017.

Hoy fui al banco, y me aventé, así, sin más, una hora y media en trámites y movimientos que mejor hubiera evitado.

Me cae que gano más dinero en algo más productivo que esa vuelta, puede ser una actividad como ver el Disney Channel, CeciTV (¿todavía la pasan?) o comer dulces.
Pero en algo me hizo pensar la licenciada Nancy G., ejecutiva de la institución. En algún lugar de la plática me preguntó ¿qué te gusta hacer? y además ¿qué haces los martes en la tarde cuando cierra el negocio de tus padres? Yo me quedé callado y ni modo que le dijera "ir a tragar alcohol a algún lugar bonito como el Hotel Valles, y ya cuando me fastidio, me voy a ver chicas al teibol, puede ser el Kalifas o el Granero Men's Club, pero mire yo soy egresado del TEC, yo voy en plan tranquilo". 

No. Mire licenciada, a veces voy a hacer alguna compra, algún mandado, salen cosas qué hacer. Y ella nota mis pausas, y como le falta algo a la respuesta. Otra mentirota, tal vez.

Y luego pensé cuántos martes eché a perder, o al menos, los pasé queriendo que fuera algo bueno, y al otro día por la mañana, fue un verdadero infierno. Pero como yo estudié en el TEC, iba a dar la vuelta, y nada malo más.

Esa fue la pregunta detonadora como dirían en mi escuela: ¿qué te gusta hacer?
Yo no detoné nada. Nomás me quedé pensando, mirando al cielo, más bien al plafón blanco de la pequeña oficina. Y la licenciada, mujer al fin, sabe que hay algo más que no diré nunca.

Pero volviendo a ese trágico cuestionamiento. Creo que tendría que ver con algo así como saber en qué somos buenos o en qué podemos ser buenos. 

Mire, que tal si me gustara la historia, y ahorita sería un perito en Historia de México, conociendo cada pasaje de la Revolución de Independencia, El Primer y Segundo Imperio, o más antes, con la vida en la época de la Colonia Española. Igual y me puede gustar más bien la Arquitectura Virreinal, o el arte contemporáneo, la etapa azul de Picasso, o las esculturas urbanas de Alexander Calder, las manchotas de De Kooning, el action painting de Jackson Pollock (Ed Harris estaba más guapo que él, yo vi la película).

Puede ser que me guste otra cosa y ahí sí estaría bien aplicado, como en repostería, cocina internacional, dibujo a lápiz de paisajes que conozco ¿cuáles? ¿desiertos, bosques, playas?

A lo mejor son muchas, muchas cosas, como diría mi estimado Lady Wu ¿quién es ese? diría el chico TEC.

Nomás que no ganaran mis canijas depresiones, mis indecisiones, mis impulsos o de plano mis miedos.

Al menos ser un apasionado intenso de una serie de Televisión como SmallVille ¿todavía la pasan? y conocer todos los personajes, tramas, temporada uno, dos, fráses célebres, memorabilias, escenarios.
Y entonces creo que algo sí salio del trámite con la licenciada.
Algo tiene que cambiar, pero ya.
Gracias.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

649. No puedo, sí puedo. 22 de 11 de 2017.

Tengo que ser fuerte y no puedo ser fuerte. Debo emprender un cambio en mi vida, que incluya la administración por calidad total: una vid...