viernes, 28 de julio de 2017

597. Antesalas. Viernes, 28, 07, 2017.

Hoy a mediodía estaba leyendo -en una de esas pausas a la hora de comer- sobre el tema de la sociedad postindustrial. Fue una idea recuerdo que me llegó de golpe. 

Hubo en la escuela de diseño gráfico de la UDEM un alumno de varios semestre superiores que seguido veíamos en los pasillos o muy temprano en la mañana o ya bien tarde en la noche, precisamente llegando a trabajar cuando ya todo mundo se iba a dormir. Era un chico alto, rubio, siempre con el cabello muy corto y quien se adelantó a esa incomprensible moda prohibida por Pedro I el Grande, usando barba desde que lo vi por primera vez hasta que tal vez un buen día se graduó y terminó con esas rondas por los pasillos siempre a deshoras.

A él le debo haber escuchado por vez primera esa idea de que la civilización superó las actividades de manufacturas y pasa ahora a la de servicios, usted sabrá. Así veo que está pasando con Monterrey desde al menos hace unos veinte años aunque sigan llegando fábricas.

Volviendo a mi lectura, encuentro que uno de los exponentes de estos temas es precisamente Alvin Toffler. Tengo el libro Future Shock (1970) que compré en un viaje a Laredo hace algunos años, y nunca lo he leído. Son cosas que hay que hacer aunque te digan, igual que al chico de los pasillos "menos rollo y más chamba, ándele". Así se habla aquí.

San Pedro Garza García, Nuevo León.
Camarada Tahania.

martes, 25 de julio de 2017

596. Martes, 25, 07, 2017.

Todavía seguimos esperando la comunicación de Lalo Bendeck Cordero, quien se encuentra en algún lugar de Almería, España, colaborando en el remake de "Exterminators from the Year 3000", nuevo referente del cine post apocalíptico y de ciencia ficción.

Tengo dos frases qué compartir el día de hoy.

1. Olvida de una vez por todas que alguien tocará a tu puerta para ofrecerte algo. ¿Qué puertas debes tocar? ¿Qué tienes tú para ofrecer?

2. Siempre lee un poco más. Porque el que lee más, sabe más. Esa se la escuché a un humilde locutor de radio de Monterrey, de una estación grupera, sin menosprecio de un género regional que a mí me gusta mucho. Y tiene toda la razón el comunicador.

Salud.

lunes, 24 de julio de 2017

595. Vale la pena. Lunes, 24 07 2017.

Cerca de la casa, en plena avenida Vasconcelos, hay una sucursal bancaria donde guardo mis ínfimos ahorros, fruto de largas horas de trabajo como diseñadora gráfica, pero debo decirlo, una actividad que es la mía, ya que nunca me imaginaré haciendo otra.

Ahí conocí a María de Los Ángeles. Después de una rutinaria renovación de un Pagaré que no alcanzó a darme la tasa preferencial porque no llego al monto mínimo, tristezas pero también tranquilidades pues no me da para pensar tanto en tener más dinero del que no puedo ganar, ella me platicó que es hermana de una chica que conocí en una cafetería italiana de Fuentes del Valle. Se llama Paula.

"Ya no trabaja porque mira, hablamos con ella mi mamá y yo. Primero la escuela. Es que había dejado de rendir por un horario  tan difícil que tenía en ese lugar". Yo le contesté a Ángeles lo de rigor: que primero la escuela, que el tiempo pasa bien rápido, que en menos de lo que piense Pau ya se habrá recibido y listo, ahora sí a trabajar. 
Luego María de los Ángeles me dijo "Oye Tahania, ¿y ese lugar no se te hace caro?" 
Me sorprendió la pregunta de ella, así directa. Y es que tampoco soy una clienta de cada ocho días, pero al menos cada quincena voy a fumar (consecuencias y costos de la profesión) me tomo un café, me como un sándwich vegano, o un pastelito, o una pasta. Nunca todo al mismo tiempo, no se asusten.
Otra pregunta de Ángeles ¿Y cuando vas, más o menos cúanto te gastas? Yo respondí con algo de miedo, tal vez doscientos o trescientos pesos.
Y entonces caí en la cuenta. Qué lugar tan caro, para tomar un capuchino, una cocacola, pastas y sándwiches. 
Y ¿cuántos años llevo de clienta de ese lugar? Luego ya no quise hacer cuentas de cuanto dinero no ahorré por ir a la cafetería Italiana a fumar, porque no puedo hacerlo ni en casa ni en la oficina. Del costo de los cigarros mejor ni hablar.
Y entonces me ha quedado claro que hay que ser más racional, o que al menos siempre se puede ser más racional a la hora de gastar el dinero, sobre todo cuando alguien que sabe de finanzas te lo dice y te hace pensar.
Yo creo que en las conversaciones en que se logra precisamente eso, pensar, se gana siempre algo. Por lo menos ya tengo conciencia de lo que he venido haciendo a lo largo de años.
No faltará aquél o aquella que diga "si para eso trabajas". Pues no, la verdad no se debería trabajar tanto y tan duro, para eso precisamente.

Salud.

sábado, 22 de julio de 2017

594. Entradas. Sáb. 22 07 2017.

Veo en el periódico El Norte de Monterrey una nota donde el director del Metro, a propósito de una chica que filman colgada de uno de los vagones, "si los crímenes no se castigan, menos una falta administrativa".

Lo que yo creo es que el señor director, de apellido Arrambide, catalán quizá, no sé, es el menos indicado para hacer una afirmación así. No estoy en contra de la libertad de expresión. Estoy en contra de que un funcionario pagado por el Estado diga eso de las instituciones.

Nomás que el hombre traiga placas de fuera en un lugar como Veracruz o Tamaulipas, y lo vean salir de un restaurante de medio pelo después de las seis de la tarde. Sobre todo si hay ocasión de sospechar que dicho hombre se haya echado con la cena, una chela o dos.

En cinco minutos ya lo paró una flamante patrulla de la policía estatal o municipal, y va a ver si no lo castigan si acaso no prende bien la luz trasera izquierda, si una de las placas está mal puesta, o si, como ya lo dije, el conductor se tomó una cervecita con los sagrados alimentos. Le meten un susto que no se la va a acabar, como decimos en Regiolandia, en unos veinte o treinta años.

En México sí hay ley, sí hay autoridad y sí hay jueces, y sí hay castigo a los crímenes.
Lo que pasa en México es que los únicos que no tienen castigo son los gobernadores y ex gobernadores bandidos, los criminales de altos vuelos, los narcos, presidentes municipales, policías corruptos, jueces corruptos, políticos corruptos, constructoras corruptas, secretarios de infraestructura corruptos, diputados corruptos, senadores corruptos, etc. Y que conste que no he dicho cuáles, como siempre advierte mi amigo Lalo.

A los demás sí nos chingan y sí nos castigan. A los demás sí nos multan, sí nos encuentran, sí nos apañan, sí nos agarran, sí nos detienen, sí nos desaparecen, sí nos ejecutan. No, señor Arrambide, usted está muy equivocado. En México sí se castiga y hasta de más. Qué miedo da este país, por eso, como dijo Javier Duarte de Ochoa, ínclito y distinguido egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, "pórtense bien".

viernes, 21 de julio de 2017

593. Vigencias. Vier 21 0720 17.

Bueno. Tal vez mi primer acercamiento al arte, y tengo que decir que antes que en la escuela, fue en una extraña película de 1994, en ese tiempo en que mi joven mente pasaba de lo particular a lo abstracto en sí. Es decir, tus ojos empiezan a ver lo que está a tu alrededor, de otra manera. El filme en cuestión fue El Color de la Noche, con Bruce Willis. Fue con esa historia donde empezó mi interés por la ciudad de Los Ángeles, antes de disfrutrar muchas otras cintas y muchos otros libros.
Yo empezaba con ejercicios en dos dimensiones, composición, y dibujo al natural, entre otras materias. 

Pero es que fue afuera de la escuela, precisamente en el cine, donde tuve chance de ver composiciones que mucho tiempo después pude guardar o de plano analizar más a fondo gracias a Internet.

El segundo gran impacto en lo visual, pues la historia se me hizo de lo más confusa, fue Kalifornia (1993) ese exquisito viaje por el paisaje norteamericano. No conocía ni a Brad Pitt, ni a David Duchovny ni a Juliette Lewis. A los 18 años de aquellos años está una muy chava, la verdad.
Y llegaron muchas otras historias a partir de ese fotógrafo que quiere, precisamente hablando como mexicano moderno, emprender un libro de fotografía que será el gran éxito de ventas.

Muros de ladrillo, objetos, luz blanca, luz negra. Zonas Industriales, casas vacías, ciudades desiertas. Creo en las imágenes que si no despiertan emociones, al menos que generen reflexiones.
De hecho, quisiera invitarlo a conocer esta interesante fotógrafa de la luz, el color y los rincones urbanos.
www.virginielitzler.com

Sea,
Salud.

jueves, 20 de julio de 2017

592. Afanes. Jue20 07 20 17.

A esta hora hace calor al sur de Monterrey. Lo digo porque salí hace rato a Plaza San Agustín, apenas a comer. Pero ya me voy a la casa. El calorón te pega de golpe, sobre todo si estás en una oficina en el cuarto piso, con el aire acondicionado al tope, desde las 8.06 de la mañana. Así somos aquí, bien tempraneros, como decimos en el norte. Pero ya acabamos por hoy, casi. Esta noche, a cenar algo, lo que sea, y a dormir. No tengo televisión en mi recámara, costumbre, exigencias de la vida como universitaria que no salió de casa de sus padres, sepasuputamadre.

Anoche, ya tarde en la sala de la casa, trabajando y pendejeando, lo que sí se vale hacer fuera de horario de oficina, me puse a escuchar/ver  a Metallica en Youtubbe. Muy padre el video de "The Day that never comes" y ya leí que no tiene mucho qué ver con la letra. Otros temas que me gustan mucho de la agrupación de James Hetfield y Robert Trujillo, son "The Unforgiven" y "Seek and Destroy", claro que mi inglés es muy chafo y no entiendo bien o casi nada, de lo que canta su genial vocalista. Me basta con el ritmo, el ritmo es la música. Sea.

Salud.

miércoles, 19 de julio de 2017

591. Nubes, más nubes. Mi 19 07 2017.

Reciban un saludo.


Muy atentos, estimados lectores que este domingo espero tener comunicación, desde algún lugar del desierto de Almería, con Lalo Bendeck Cordero, quien estoy seguro está teniendo una excelente participación en el arranque de los trabajos de filmación del remake de la película "Exterminators from the year 3000".

En el post pasado ya no recibí notas de ésas raras donde alegan su poco entender. Y ya me imagino de qué escuela ha de haber salido el tipo que escribió eso.

Es que en serio, de repente se volvió en el Tec de Monterrey, y de ninguna manera Lalo forma parte de esta extrañísima y pirada onda de decirte a las primeras de cambio: ¡tadá!

¿Quién es ése, Wey? Así lo escuchado de, muchos, muchos, estudiantes y egresados del TEC, primero porque tengo muchos amig@s de esta prestigiada institución y segundo, que en alguna ocasión trabajé allí, buenos recuerdos, sin rencor, sin malaonda, una entiende que la rotación de personal está a la orden del día.

Y así son los del TEC.

Les hablas de Felipe Calderón, por ejemplo. Presidente de la República de 2006 a 2012.
O del Padre Miguel Hidalgo, libertador de México, el que dio el grito la noche del 15 de septiembre de 1810.
O puedes mencionarles a John Lennon. Integrante de Los Beatles, autor de la canción "Imagine".
Tal vez a un egresado / estudiante del TEC puedes llegar a mencionarle al Chicharito Hernández, seleccionado y goleador nacional, orgullo de muchos mexicanos, a los que les gusta el fútbol y los que sí saben quién es ése. Por que hay muchos amargados a los que no les gusta el fútbol, Jorge Luis Borges fue uno de ellos.
Volviendo... igual y en una de ésas se te ocurre decir Ricky Martin. Bueno, tal vez se te ocurra nombrar al señor Pedro Infante, por último...

No va a faltar el integrante de la comunidad TEC que te va a salir con su "¿quién es ése, wey? o lo que es ya falta total de educación "¿quién es ese wey?" sin la coma, y luego otra frase célebre..."es que o sea, ¿existe?"

Y ya cuando les estás hablando de cómo hervir agua o la re chingada y te salen con un "no entiendo qué es esa cosa". Ya mejor no seguirle, para qué ¿verdad?
Salve, salve!

domingo, 16 de julio de 2017

590 ¿Explicaciones? Domi 16 07 2017.

Primero que nada, Amor y Paz, Siempre.


Me presento nuevamente. Mi nombre es Tahania Odriozola Montemayor. 
Soy amiga desde el año 2002 más o menos, de Lalo Bendeck Cordero, quien en estos momentos se encuentra en España, cumpliendo su sueño de colaborar en alguna producción cinematográfica de cierto nivel. Está trabajando como asesor de producción / dirección, es lo poco que sé, de un remake de una oscura película "EuroAmericana" de principios de los años 80.

Lalo me ha dado "carte blanche" en este su exitoso blog. 
Por lo tanto, esta servidora tratará de colaborar lo mejor que pueda en lo poco que sé y lo poco que me gusta, también: literatura, arte y sociedad.

Eso mientras llega Lalo y lo dejamos trabajar intensamente en este proyecto que esperó tantos años y que gracias a su esfuerzo, llegó.

Salud, siempre.

sábado, 15 de julio de 2017

589. Preámbulos. Sab. 15 07 2017.

Hace rato, en el intento de despacho que tengo (siquiera yo sí, no que mi pobre amigo Lalo no se decide, siempre me platica que esto y que el otro desde su base operativa en el changarro de sus padres), estaba leyendo sobre las microficciones. La más breve de todas, tal vez sea la del español Juan Pedro Aparicio, titulada Luis XIV. 

Por cierto,  ya entrados en la Madre Patria, saludos a Lalito y a la región de Almería donde se encuentra ahorita como asesor de un guión cinematográfico que pondrá a mi estimado amigo a la altura de Ingmar Bergman o Akira Kurosawa, o Fons, Ripstein, etc.

La otra gran microficción de la literatura hispánica es sin duda la del Prinosaurio ¿quién no se sabe ésa? de Monterroso. 

Otra célebre y reciente, la de Luis Felipe Gómez, El Emigrante.

Para que Lalo vea que no todo en la vida es Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Bueno, de él no lo creo.
Yo he pensado en escribir microficciones también, y no creo que sea tan difícil, tan sólo es tener una mezcla de fe en que la historia vale la pena ser contada, ya me parezco al escritor Quentin "Q." Morewood de la película Wonderboys, y también tiene que agregarse un poco de paciencia y varios intentos de introspección, creo que está prohibido usar papel, lápiz o Ipad. Aquí va mi primer Microficción, de muchas que vendrán:

El Chilango
Ora.

Espero sus comentarios o amenazas, pero que no sean serias o voy a la FEVIMTRA, como si esa chingadera sirviera de algo. Caramba, ya estoy escribiendo como hombre, o ya de perdida como la admirada Olga Lavanderos de Paco Ignacio.
Salud.

viernes, 14 de julio de 2017

588. No te tardes, man. Vie 14 jul 2017.

Seas bienvenido.


Mi nombre es Tahania Odriozola M. Conocí a Lalo en Monterrey. Un día fue a la UDEM a dejar unos cuentos para un certamen literario que, a pesar de su enorme de su enorme esfuerzo en la documentación de las hisotiras y la calidad de la prosa, no ganó ni mención honorífica en dicho certamen. Somos amigos al menos desde 2002, primero por messenger y luego en tardes de Sanborns, Cinépolis, Plaza San Agustín y Vasconcelos. Le he ayudado con actividades de dibujo arquitectónico, aunque él no se me mete en mis labores de diseño de imagen corporativa, publicidad y todo lo que pueda ser bidimensional y con mucho, mucho color, yo sí. Lo que critico de los arquitectos es la ausencia del esto último, total y llanamente, en su trabajo. Eso y el afán por desvelarse y la sobrevaloración del autocad y la sobrevaloración del disco Directo 90 de Miguel Bosé (en serio) y la sobrevaloración de esa película de Sharon Stone y Richard Gere que nunca he entendido (en serio, Lalo la ha visto unas seis mil veces) y lo que más me aterra y enoja, la subvaloración de la carrera de arquitectura, en lo económico al menos, que es lo que menos entiendo de él. Mi opinión.
Me ha pedido colaborar en su blog, mientras anda de viaje en España e Italia, dice que chambeando como asesor de dirección (coautor de un guión cinematográfico) en una película de post Apocalipsis-Ciencia Ficción.
La condición de mi participación es: ni línea ni censura, porque tengo muchas ocupaciones.
Bienvenido y gracias por visitarnos. Amistad nada más, no hay otra manera de entender una relación tan larga en la que vamos y nos vamos uno del otro.
Desde algún lugar de Valle Oriente, Garza García Nuevo León, con un chingo de sol y calor. Sea.
Salud.

miércoles, 12 de julio de 2017

587. Paradigmas. Mi12072017.

Por ahora aguanto, pienso y recuerdo. 
Este blog llega a una breve pausa. 
Nos dirigimos a España e Italia, en específico el desierto de Tabernas y la zona de los Montes Apeninos. He sido contratado como asesor del guión cinematográfico del remake de la película "Exterminators of the Year 3000". Y si no sabe qué es esa cosa vea la versión de 1983 en Youtube.

Este humilde amigo y servidor aparecerá en los créditos de esta coproducción México-Italia-España-Canadá con el nombre de Clifford Rogers.

Queda como encargada temporal de este pequeño esfuerzo, siempre firmando sus publicaciones, la licenciada en artes gráficas por la Universidad de Monterrey, y amiga de muchos, muchos años, como diría Lady Wu, Tahania Odriozola, regiomontana verdadera, no como otros advenedizos que nomás porque traen Honda Civic ya se sienten nacidos en San Pedro Garza García. Ora...
Próximamente.

martes, 11 de julio de 2017

586. ¿Y luego qué haré? Mar, 11, 07, 2017.

Hoy fui al banco, y me aventé, así, sin más, una hora y media en trámites y movimientos que mejor hubiera evitado.

Me cae que gano más dinero en algo más productivo que esa vuelta, puede ser una actividad como ver el Disney Channel, CeciTV (¿todavía la pasan?) o comer dulces.
Pero en algo me hizo pensar la licenciada Nancy G., ejecutiva de la institución. En algún lugar de la plática me preguntó ¿qué te gusta hacer? y además ¿qué haces los martes en la tarde cuando cierra el negocio de tus padres? Yo me quedé callado y ni modo que le dijera "ir a tragar alcohol a algún lugar bonito como el Hotel Valles, y ya cuando me fastidio, me voy a ver chicas al teibol, puede ser el Kalifas o el Granero Men's Club, pero mire yo soy egresado del TEC, yo voy en plan tranquilo". 

No. Mire licenciada, a veces voy a hacer alguna compra, algún mandado, salen cosas qué hacer. Y ella nota mis pausas, y como le falta algo a la respuesta. Otra mentirota, tal vez.

Y luego pensé cuántos martes eché a perder, o al menos, los pasé queriendo que fuera algo bueno, y al otro día por la mañana, fue un verdadero infierno. Pero como yo estudié en el TEC, iba a dar la vuelta, y nada malo más.

Esa fue la pregunta detonadora como dirían en mi escuela: ¿qué te gusta hacer?
Yo no detoné nada. Nomás me quedé pensando, mirando al cielo, más bien al plafón blanco de la pequeña oficina. Y la licenciada, mujer al fin, sabe que hay algo más que no diré nunca.

Pero volviendo a ese trágico cuestionamiento. Creo que tendría que ver con algo así como saber en qué somos buenos o en qué podemos ser buenos. 

Mire, que tal si me gustara la historia, y ahorita sería un perito en Historia de México, conociendo cada pasaje de la Revolución de Independencia, El Primer y Segundo Imperio, o más antes, con la vida en la época de la Colonia Española. Igual y me puede gustar más bien la Arquitectura Virreinal, o el arte contemporáneo, la etapa azul de Picasso, o las esculturas urbanas de Alexander Calder, las manchotas de De Kooning, el action painting de Jackson Pollock (Ed Harris estaba más guapo que él, yo vi la película).

Puede ser que me guste otra cosa y ahí sí estaría bien aplicado, como en repostería, cocina internacional, dibujo a lápiz de paisajes que conozco ¿cuáles? ¿desiertos, bosques, playas?

A lo mejor son muchas, muchas cosas, como diría mi estimado Lady Wu ¿quién es ese? diría el chico TEC.

Nomás que no ganaran mis canijas depresiones, mis indecisiones, mis impulsos o de plano mis miedos.

Al menos ser un apasionado intenso de una serie de Televisión como SmallVille ¿todavía la pasan? y conocer todos los personajes, tramas, temporada uno, dos, fráses célebres, memorabilias, escenarios.
Y entonces creo que algo sí salio del trámite con la licenciada.
Algo tiene que cambiar, pero ya.
Gracias.



lunes, 10 de julio de 2017

585. Será, se vale. Lun10 07 2017.

Estoy viendo que este esfuerzo personal ha llegado a las 19 mil visitas.
Celebremos con un vasote de Coca Cola Light.
Ahorita estoy viendo el Disney Channel. La película se llama "Alexander y un día terrible". Jennifer Garner, adorada.

domingo, 9 de julio de 2017

584. Quinientos ochenta y cuatro. Dom09072017.

Dos preguntas que tengo que hacerme.
¿He leído algo de Leonardo Padura? No.
¿Para cuándo voy a hacerlo? No sé. 
Algunas novelas del detective Mario Conde son:

1. Pasado Perfecto.
2. Vientos de Cuaresma.
3. Máscaras.
4. Paisaje de Otoño.
5. Adiós, Hemingway.


La última novela policiaca que he leído, y tal vez con algo de atraso fue Asesinos Sin Rostro (1991) de Henning Mankell: muy buena.
La mejor novela del mismo género que he disfrutado, hasta la fecha, es El Ilusionista, cuyo título en inglés es The Houdini Girl (1999) del inglés Martyn Bedford. Retrato tétrico de una ciudad, y narración de micro historias dentro de la historia, que más de una vez me estremecieron. Y la que tiene el segundo lugar, es, ustedes ya lo saben, Réquiem Por Brown, de James Ellroy. Desde luego.

sábado, 8 de julio de 2017

583. Matices. Sá 08 07 2017.

Hoy me hizo reír mi amigo Paco, cuando le comenté lo de la excarcelación de líder opositor Leopoldo López y que me contesta, como haciendo burla de muchos egresados del Tec de Monterrey ¿quién es ese? preguntita obligada junto con la frase célebre "no te entiendo". Ya en serio, tanta clase de literatura y cultura en general, que ofrecen en esa institución, que fuera para que aprovecharan tantito. Pero en fin.
Luego se me ocurrió devolverle ese genial golpe con guante blanco, aludiendo al ícono de tantos chicos y chicas Tec, el escritor Carlos Cuauhtémoc Sánchez (ovaciones y éxtasis de tantos y tantas). Ya le contesté a mi buen, "nomás que no te mencione a Carlos Cuauhtémoc y que la asociación EXATEC va a organizar una teleconferencia virtual con Yordi Rosado y el mensaje de Don Carlos en Cintermex o un lugar mamón de ésos, porque hasta de auto-stop te vas para allá".
Y luego que le pienso. 
Ya me imagino si mi amigo Paco y yo hacemos Auto Stop para llegar a Monterrey, a la teleconferencia virtual de Yordi Rosado y el Mensaje del Gran Maestro Carlos Cuauhtémoc. Antes de llegar a Ciudad Victoria ya estaríamos en un tambo de diesel.
Qué bonito es México, este gran país que critica los 90 muertos de Venezuela en tres meses de horribles disturbios eso sí, y totalmente injustificados porque la violencia nunca es la solución.
Pero en la patria tricolor, esos 90 muertos se nos dan en un día, de enfrentamientos a balazos o en una guerra de pandillas en un penal.
No diré más, nomás piense.
Gracias.

viernes, 7 de julio de 2017

582. Acero corrugado. Vi 07 07 2017.

Mi situación financiera está en focos rojos. Mis honorarios profesionales en ningún lado. Sigo esperando al amable Isaac Navarrete y a la licenciada Selena para que me paguen mi dinero. Por favor. 
Los sigo esperando.

581. Informes. Vi 07 072017.

Han sido aprobados en el INE los dictámenes de ingresos y gastos de las campañas electorales de 2017. ¿En serio no habrá quién haya rebasado los topes correspondientes establecidos por la ley?

jueves, 6 de julio de 2017

580. Pavimentos. Ju06 07 de 2017.

1. Desde aquí un saludo muy afectuoso al señor ingeniero Alejandro Ahumada. Nunca, en todos los años de mi vida, había conocido una persona tan educada y tan amable. Desde luego no es egresado del TEC de Monterrey, de ésos que no reciben a nadie y que cuando lo hacen,  para todo te preguntan ¿esa cosa qué es? o te interrumpen con un "no te entiendo". 
Gracias a Dios.

Don Alejandro, una fortuna haberlo conocido, porque Usted me da alguna esperanza en el género humano.

2. En la Creación Literaria se buscan mensajes. Habrá alguien que responda el llamado. No sé si la idea es ser escuchado.

3. Bueno, la solución y el problema de mi vida ahí está. Nunca habrá nadie cercano a mí. Nunca habrá nadie que se quiera tomar un café o una coca light conmigo. Así será de aquí a cien años. Ya no va cambiar esto.
Gracias.

lunes, 3 de julio de 2017

579. Piense. Lu 03 07 2017.

Hay un gigante al que me tengo que enfrentar. Es mi miedo. A ser aceptado, a pertenecer. Miedo a comunicarme con la gente cercana a mí. Miedo a ir al OXXO, por idiota que parezca. Mis repulsiones, mis indecisiones terminan ganando, y yo termino perdiendo mucho. No puedo seguir así.

Todos los gigantes pueden ser derrotados, como en la historia de David.
El problema no es hoy, el problema es estar convencido de esto, mañana. 

domingo, 2 de julio de 2017

578. Variaciones formales. Do02 072016.

Mientras tanto, espero. Hoy saludé a Jorge Fuentes, topógrafo de profesión, amigo desde principios del año 2004, cuando el Das Bier Haus estaba en su apogeo. Era un bonito lugar. De Jorge admiro su capacidad para encontrar lugares inéditos e inauditos de la geografía urbana de Ciudad Valles, Desde bohios, por cierto, palabra de origen dominicano, para divulgación, hasta salones de billar que no nunca fueron muy cercanos a mi corazón, pasando por taquerías y estanquillos de mariscos. Una vez mencionó el título de un libro que no he podido localizar. 
Hoy la tarde está más templada. Gracias.

sábado, 1 de julio de 2017

577. Muros de block sin repellado. Sa 01 072016.

Ha bajado la temperatura aquí en Ciudad Valles. Me siento tensamente tranquilo, tal vez apaciblemente tenso. Hoy la noche llega, con su vorágine para el que quiera ser devorado por ella. Del Life is Life al Stone House, al Hotel Misión, luego iremos a El Campesino, al Kalifas, a La Máquina, tendremos que llegar  antes de la una a El Bosque. Después enfilaremos, a toda velocidad en un viejo ecotaxi, a El Granero Men's Club, emblema de los peores laberintos, callejón sin salida al que tarde o temprano se llega. Al ratito entraremos a la siempre oscura calle Tamaulipas y a cruzar la puerta del todavía más oscuro bar Like. Un rato más y a La Terraza, sobre el ahora amplio y bien iluminado Antiguo Libramiento, y nunca se había sentido tan bien la escasa brisa de la noche. Y todo será para terminar quién sabe cómo, acostado en la banca de un parador de autobús, escena que siempre quisiste copiar, que siempre imaginaste. Deseo cumplido. Y a levantarse y caminar. Pero eso sí,  intacto, como en las películas. O sin llaves, sin cartera y celular, como es normal en la realidad. O nada más sin el dinero de la cartera, y con muchas, muchas monedas, como suele pasar, todavía y por fortuna, aquí, en este lugar tan fuera de la norma, eso sí.
En una de ésas puedes acabar despertando en el asiento trasero de un automóvil de modelo reciente. 
Podrá ser un Vectra, un Mondeo, un Opel Corsa, un Opel Astra,  tú y tres chamacos universitarios que jamás has visto en tu vida, pero que antes que amanezca te llevan gentilmente a la puerta  de la casa, tecleando tu número en las pantallas de sus Samsungs, "para la próxima que nos veamos", y te alejas y los oyes murmurar algo sobre ir a almorzar y en eso llega el bajón y casi, casi, pero sin saber por qué, te sientes bien triste y casi, casi, sale una lágrima, pero no, mañana, que es más bien dentro de dos o tres horas,  hay muchas cosas qué hacer.  Planos que dibujar o entregar, y en el negocio, un agente de ventas qué atender, vueltas y más vueltas a la sucursal de un banco, a pagar. Sí, siempre hay que pagar.
Igual y todo terminará en la cama de un hotel del centro, el Saja o el Rex. Te levantarás asustado, de prisa, sin saber dónde estás ni cómo chingados llegaste a ese lugar. Y notas que "apenas" son las cinco y quince de la mañana. Todavía hay tiempo de llegar a casa sin que se den cuenta. Pero espera. A tu lado hay un buró bien cuidado, de madera oscura, donde muy ordenados están tu bolígrafo Zebra o Pilot, según tu humor o las circunstancias, tu cartera con mucho menos dinero del que recuerdas tenías hace rato, pero jamás, jamás  vacía y eso es la inequívoca señal que no pasó nada. Muchas, muchas, muchas monedas desordenadas, encima de la colcha sin deshacer. Tu llavero y el siempre bendito celular ahí están también. Lo primero que haces es ponerte tu reloj Casio y acostarte tal vez cinco minutos más. En otros cinco saldrás de ese cuarto, entregarás con una sonrisa la llave a un recepcionista anónimo, intrascendente, y llegarás a casa.
En una de ésas todo puede terminar cuando abres los ojos tras un breve dormite. Estás en la sala de una casa ajena, donde ves a dos chicas tomando de vasos rojos, entre risas, en la barra-desayunador al fondo de la vivienda, y afuera, en el porche, esa genial adaptación de la arquitectura norteamericana,  ves a seis o siete chicos de aspecto tranquilo, que te hacen sentir rabia y envidia porque son mucho más jóvenes que tú, sentados solemnemente en círculo sobre sillas blancas de PVC, y bebiendo con lentitud, también de vasos rojos.  No sabes de dónde llega una canción de ésas, de Julio Iglesias. 
Luego observas con cuidado, cual trofeo invaluable, una botella de Azteca de Oro encima de una cubeta invertida. Recargada sobre ésta, y en el suelo cerámico, descansará una sudada bolsa de hielo. Uno de ellos te ve, asiente hacia ti con mucho respeto y murmura "ya despertó el egresado del Tec de Monterrey, te juro que nunca imaginé conocer uno..." y oyes un sonoro "shh" de reprimenda como diciendo "no seas duro con él, no estaba dormido, está descansando, el sí trabaja, no cómo tú, wey".
Luego otro chico, de cabello castaño y rizado, y flaco como actor de la película SuperBad, se te acerca. Notarás que viste una playera azul marino, Polo By Ralph Lauren, lo que te hace entrecerrar los ojos y desconfiar. Se te acerca más, inclina la cabeza y la melena parece que caerá encima tuyo. Y va directo "¿todo bien chavo? orita te llevamos a tu casa, o mejor quédate, nosotros te cuidamos, no pasa nada. Quédate con nosotros, yo te cuido, no pasa nada".

Y no, no pasa nada. Nada más sufrir. Y el hartazgo. Y ya no sé por qué. Y todo será para eso, una y otra vez. Y otra vez.

Gracias.

649. No puedo, sí puedo. 22 de 11 de 2017.

Tengo que ser fuerte y no puedo ser fuerte. Debo emprender un cambio en mi vida, que incluya la administración por calidad total: una vid...