jueves, 6 de abril de 2017

529. 06042017. La arquitectura de lo disfuncional.

Ocurre que todo está relacionado. Hay una tradición extensa de arquitectos que escriben, desde Vitrubio hasta Rem Koolhaas. Hoy se traslapan los recuerdos, las imágenes y las problemáticas urbanas, sociales, en la historia de American Beauty de Sam Mendes, en los límites del siglo, 1999. De entrada, es discutible decir si la premisa es hablar del éxito económico o la apariencia. Más allá de la vivienda unifamiliar, el paisaje o el entorno, los conglomerados humanos y la incidencia de la transformación y la deformación de la convivencia, que pueden ser convivencias. No queda espacio para la religión, al no verse un templo o lugar de oración. Es el recinto de la educación, por excelencia, el High School, donde confluyen ceremonias y ritos; la cámara de video es el ojo que todo lo ve.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

661. Sábado 16 de 12 de 2017.

La falta de malicia ha sido el origen de la mayoría de mis derrotas. La desgracia me sigue y ya me alcanza. Terrible la historia de la infa...