viernes, 17 de marzo de 2017

516. Quinientos dieciséis. Un cuento.

Otro cuento, otro más.

Para el Mto. Francisco Fernández E., con cariño.

Banquetas.

Ella salió de su apartamento temprano. Un pantalón de mezclilla negra, camiseta blanca, estampado multicolor. El pelo recogido, discreta bolsa de mano, un libro, tal vez de Burke, Hans Kelsen, Paoli Bolio. A la facultad de Ciencia Política, el camión tres cuadras más adelante, antes, tal vez, unos tacos en la calle, un refresco enfriado en hielo. Hasta que ella se pierde detrás de los árboles que le estorban a su paisaje. La ventana no me alcanza, y el tiempo de estudiar en la universidad donde asiste todas las mañanas, tampoco. Entonces me vuelvo a dormir, nada más un rato. Un rato más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

520. ¿Todo de acuerdo al plan? Ne.

Gratitud. Gracias mi Paco, gracias mi Gil, por su paciencia y sus palabras sabias. Pensé que me iba a ir mucho peor con unas activida...