jueves, 12 de enero de 2017

En la 459. Y luego...

Hay días horrendos y días como éste, pero bueno. Seguiré insistiendo en que lleguen visitantes a este su blog. Tendré que hacer algo estilo los libros sagrados: incluir recetas de cocina, por ejemplo.

Por lo pronto, me voy enterando de otra de la OCDE. ¿Esa cosa qué es? Resulta que es una  invención, claro, bajo los dictados del Plan Marshall, que tuvo como finalidad agrupar a veinte países europeos, para que entre ellos supervisaran la ayuda y la recuperación después de la segunda guerra. 

Un tiempo después se incorporaron al grupo Estados Unidos y Canadá, con otros fines, precisamente la estabilidad económica, el empleo, el comercio, el respeto al medio ambiente, etcétera.

De hecho antes se llamaba organización europea para la cooperación económica. Este dato lo recuerdo de memoria de un libro de Civismo que llevé en secundaria. Tuvieron que quitar lo de europeo por la rápida incorporación de países no europeos, obviamente.

Recuerdo que Salinas de Gortari y su pandilla celebraron con júbilo el acceso de México a este club, en 1994, pero luego luego uno de los bandidos del gabinete salinista, creo que de nombre Pedro,  puso su jeta cuando se enteró que al mismo tiempo se estaba negociando la entrada de Corea del Sur y la India. 

Entonces, ha de haber pensado el baboso ése, dejó de tener chiste nuestra entrada, y pues sí. 
Porque en 1994 Corea del Sur no era un país tan rico, y no creo que lo sea hoy, como Suiza o Francia. De la India mejor no hablamos. 

Hoy soy candidatos países como Colombia, Costa Rica y Rusia, vuelta a lo mismo, no tan ricos como los miembros originales. Con todo y que Rusia tiene un armamento que da miedo, pero no el nivel de vida, seguro que no, de Dinamarca o Austria.

México nunca ha sido un país rico, y no entiendo por qué el afán de Salinas en hacerlo entrar con calzador a ese grupo de naciones. Digo con calzador porque después de al menos dos años de intentarlo, le dieron su membresía, a unos días de terminar la pesadilla salinista, su glorioso sexenio, pues.

Pero bueno, resulta que según una nota periodística, muy seguramente sesgada y falta a la verdad, todo sea para golpear al gobierno, México es el país más corrupto de la OCDE. ¿En serio? Comparado con Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania o Suiza, a lo mejor México si tiene ciudades muy contaminadas, y gobiernos muy corruptos, policías salvajes comparados con los decentes miembros de la LAPD, por ejemplo (sarcasmo).

Pero comparado con Centroamérica, o África, entonces ya no creo que estemos tan mal, con todo y los hermanos bandidos de Coahuila y Javier Duarte. 

Y no se vale decir frases estilo TEC "tenemos que compararnos con los mejores porque tenemos todo para triunfar", no mames, porque ni tecnología ni capital ni nivel educativo, entonces el punto de comparación, no creo que sea Alemania o Canadá.

Valga decir que hay un dato que me da un montón de gusto: Que México tiene los peores periodistas de la OCDE. 

Ahí están Carmen Arisgata y John Acreman. Emisarios del odio, la mentira y la división entre mexicanos.

Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

593. Entradas. Sáb. 22 07 2017.

Veo en el periódico El Norte de Monterrey una nota donde el director del Metro, a propósito de una chica que filman colgada de uno de los v...