sábado, 31 de diciembre de 2016

Entrada 450. Son...

Un cuento inédito de Franz...na. Es de Juan.

Con aprecio, para Gilberto V. y Luis Gómez Lomelí.

El llamado llegó en un sobre manila.
El nombre de tres ciudades, en sucesión sur-norte. Una desviación. Recorrer un camino de terracería cuesta arriba, en la Sierra Madre, conocer al maestro y decir las palabras frente a él, con lentitud y respeto.
Avanzó en el vehículo, bordeando pinos y matorrales, hundiéndolo en dos ocasiones en sendos charcos, escurrimientos de la montaña. Vio la entrada a un túnel, arriba, del lado poniente, bañado de la última luz de la tarde. Se dio cuenta que no podría avanzar más así. Detuvo el auto orillándolo por instinto, sin que fuera necesario. Nadie más pasaría por allí en muchas horas. Caminó. Sintió el lodo y la tierra arenosa, entre las suelas. Alisó su camisa y apresuró el paso y por fin franqueó la entrada en arco. No pudo saber si era una gruta natural o un túnel hecho a propósito. El interior iluminado por velas en color blanco, las paredes húmedas que lo aprisionaban al irse adentrando, con relieves en piedra caliza, de figuras antropomorfas, figuras geométricas, nichos. Por fin lo vio. Hizo una pequeña reverencia. El hombre estaba sentado en una silla de bajareque y mimbre. Fumaba. El visitante notó libros dispersos, cromos en papel lustre, figuras de santos, una pequeña estatua de Buda, en Abhaya Mudra...
-Maestro -a continuación moduló su voz -Lo saludo y le pido conocer los Secretos del Universo.
El maestro lo miró y sacó un objeto a sus espaldas. Luego, a su derecha tomó una hoja de papel rayado. El visitante notó que el artefacto era una pluma bic, negra. El maestro extendió ante él la pluma y la hoja y dijo:
-Escríbelos y vete.
Gracias.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Entrada 449. Sin tantas palabras para un viernes.

Recuerdos y proyectos.

Desde aquí va un afectuoso saludo a mi entrañable amigo Francisco, que se encuentra en tierras lejanas al norte-noroeste de este país. Estimado compañero de la materia Diseño Integral, allá por el semestre enero-junio de 2000, la última de mi plan de estudios lleno de tropiezos pero con una meta cumplida.
Algún día nos tomaremos un cafecito o una coca-light, tal vez una comida, como él ha propuesto. Espero que doña Chu tenga una sucursal-franquicia en la Ciudad de minerías y canteras, donde Francisco habita. 

Aquí.

Hoy hizo frío en Ciudad Valles, la lluvia echa a perder el paisaje urbano y da tristeza. El polvillo perenne de las banquetas se mezcla con la humedad. Faltan árboles en mi ciudad, verificación vehicular, barrido de calles, una empresa cementera e ingenios azucareros que sí contaminan, aunque digan que no. El progreso, o la necesidad, mezclados con el no-deseo de un ambiente más limpio. Y a los visitantes ni qué decirles, qué pena, la verdad.
Pero imaginemos y planeemos, que es el primer paso para mejores realidades.
Próximamente.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Ya vamos en la entrada 448. Sorpresas.

Uno de los periódicos que más me gusta leer es La Jornada. A veces, cuando me lo permitían los martes, iba a comprarlo a la librería llamada  "La Canasta" en el centro de mi ciudad. Pero la mayoría de las veces, leo la versión en línea. Hoy encontré una fascinante nota sobre nuestra historia. Se trata del descubrimiento de parte del mexicano Miguel Gleason, de una pieza que probablemente sea el penacho de Cuauhtémoc, Cuauhtemoczin, el último Emperador del Imperio Azteca. La obra se encuentra en un museo en Europa, más precisamente en París, Francia. 
Volviendo al tipo de arte al que pertenece este penacho, según el especialista Gleason, entra en la clasificación de arte plumario. No solamente son penachos, nos aclara, sino que en la categoría entran los chimallis, que son los escudos de guerra, y un abanico. Eran cinco ejemplares en Europa, el más difundido es el Penacho de Moctezuma ubicado en el museo de Etnología de Viena, luego un chimalli y un abanico, y otros dos chimallis en el museo de Stuttgart, Alemania. Con el recientemente localizado penacho, al parecer de Cuauhtémoc, gracias al trabajo y la tenacidad de nuestro compatriota, ya son seis en el Viejo Mundo. Pero la cuestión no queda allí. El investigador pedirá en los próximos días el apoyo del INAH (instituto de antropología e historia de México) para un análisis posterior, pues pudiera ser que el objeto sea más que un penacho, un estandarte, un tocado, o incluso, un pieza que se coloque en la parte superior de un cetro. Fascinante ¿no?
En México, hay otro Chimalli, nos refiere Gleason, en el Museo Nacional de Historia, del Castillo de Chapultepec. 
Hay un artículo académico sobre este ejemplar en la siguiente dirección
https://revistas.inah.gob.mx/index.php/digitales/article/view/4626/4667 
Estas historias me gustan más que aquellas que involucran aumentos a las gasolinas, festejos de quince años de chiquillas jetonas, el regreso de Humberto Moreira, los viajes del Richi en avión de primera clase, los ingresos millonarios de Felipe Calderón como empleado de Avangrid (¿esa cosa qué es? nomás sé que es de Iberdrola). Pa su, y me tardé tanto para rematar las malas noticias. Pero bueno, será.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Es la entrada 447. Infórmese, pues.

I. Anhelos.

Quisiera volver a ver los programas de "En tienda y trastienda" con Ausencio Cruz y Víctor Trujillo. Contaban con  escaso presupuesto pero gozaban de un gran contenido, entre conversaciones y entrevistas a distinguidos personajes del cine, la televisión, el deporte, o la cultura en México.
Estoy convencido de que el medio influye en la conducta, y si tenemos una televisión pensante y de calidad, puede haber una sociedad mejor.  Estoy  a favor de una televisión así, porque a veces no funcionan los grandes presupuestos y creo que deberíamos volver a la austeridad con calidad. No somos Estados Unidos, y sí necesitamos soluciones locales para nuestra propia problemática. Estoy pensando en una reciente imitación de los Late Night Shows de Jimmy Fallon, de la que no vale la pena platicar mucho, pero sí deja pensando en el dineral que ha de haber costado un proyecto que nunca funcionó. El dinero ayuda pero no lo es todo, y eso aplica a todos y cada uno de los ámbitos de nuestra atribulada realidad nacional
Con todo esto que estamos viendo, me refiero a una sociedad sin respeto, paciencia, o felicidad, y en esta última palabra no me refiero a ser conformistas, sino en el sentido más positivo de la palabra, estar contentos. Quiero ver un programa así, que tenga un buen contenido, que me haga sonreír, y ¿por qué no? reír a veces, entretenerme pues, antes que sorprenderme, ayudarme a ser una mejor persona antes que deslumbrarme con sets carísimos, corbatas de marca o música en vivo. Una televisión donde esté a gusto como si estuviera con un amigo, y no a disgusto con un desconocido o desconocida de poses forzadas y belleza incómoda de tan inalcanzable.
Pero es lo que a mí me gustaría. Por eso extraño "En tienda y trastienda". Por lo pronto, espero a Paco, porque ya tengo el pedido de Marinela en la miscelánea y falta su visto bueno. Va.
 
II. Información.
 
A ver, las novelas del L.A. Quartet, de James Ellroy, o sea el Cuarteto de Los Ángeles, en orden de aparición.
 
-La Dalia Negra.
-El Gran Desierto.
-Los Ángeles al Desnudo (Kevin Spacey hizo una película que no he visto).
-Jazz Blanco.
 
Y no he leído ninguna, pero sí vi un pedacito de La Dalia... con el joven actor Josh Hartnett, y la señora Hillay Swank.
 

martes, 27 de diciembre de 2016

Es la 446. Cambió el día.

En la mañana en mangas cortas de camisa. A esta hora, las siete con diecisiete, hace frío. En mi recámara, y siempre con la sensación de que faltó algo qué comprar, y esperando el capitalismo no me domine. Conocidos que no he visto en estos días. Mis sueños, vigentes.
 
Noticias.
 
Por ahí se ha publicado el tráiler de la película Alien: Covenant, la segunda parte de Prometheus. Sale Damián Bichir, de quien tengo que decir habla mucho mejor el inglés que Diego Luna, y mejor que yo, desde luego. En fin. De esta franquicia sólo  he visto Aliens, (donde salen los U.S. Marines) y la Alien 4, donde vemos a una muy guapa y todavía chavita Winona Ryder, en un extraño papel de robot que no le hallo razón de ser... pero hay que ver las demás.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Ya vamos en la entrada 445. Que perduren los dichos.

I. Tiene que ser así.

Ayer pasé buen rato navegando por internet, buscando cursos en teoría de la arquitectura en línea. Fracasé. Lo más parecido fueron algunos contenidos sobre planeación urbana, representación gráfica (que no estaría nada mal tomarlos), historia...
Sin embargo, en mi viaje encontré muchas escuelas de Estados Unidos, de mucha calidad, creo que todas. Por ejemplo la Lawrence Technological University, (www.ltu.edu) de Michigan. Hay otra institución llamada Boston architectural college, también con excelentes alternativas pero no en Teoría ni Crítica.  Por otra parte, en Canadá, vi las Universidades de McGill y Carleton. El MIT ofrece muchos cursos abiertos, pero sin reconocimientos ni constancias, y son un recurso incuestionable, pero no lo que busco. La universidad de California Los Ángeles ofrece algo así como cursos en línea de diseño de interiores, que no estarían nada mal, pero mi búsqueda fundacional es otra de momento. En la vastedad de instituciones y multiversos de la Arquitectura en La Norteamérica, debo decir que me he dado cuenta de lo pequeño que soy como profesional y como estudiante. Necesito ampliar mi perfil, sin duda. He conocido a excelentes arquitectos egresados del Tecnológico de Monterrey, con maestrías en administración de empresas, pero ése era el paradigma antes. Extraño el programa de Universidad Virtual (hoy universidad tecvirtual) que se ofrecía allá por el año 2003, en Crítica Arquitectónica. Pero yo estaba muy chavo, y estudiando una Maestría en Sistemas de Calidad que fue otro viaje muy largo y costoso.
Hoy el mundo se ha hecho más pequeño, pero las referencias y las metas son más altas. He visto lo grande que puedo llegar a ser.
Será.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Es la entrada 444. ¿He descubierto quién era yo?

Va, pues.

La frase de la novela "Hielo negro" del maestro Michael Connelly. La aplico a mí mismo y veamos:
Soy. Comodino, pseudointeligente, farsante, mentiroso (bueno, nomás a veces, ¡híjole! ¿nomás a veces?), incompetente o negligente, y aquí se borra la línea. Necesito quebrar esa barrera del mínimo esfuerzo y volver a correrle, como antes. Hubo un antes y un después, y todo iba tan, pero tan bien, hasta que tuve un horizonte que yo pensaba era muy amplio y luego me di cuenta que era muy chiquito. El día de hoy es al revés: mi horizonte es enorme y yo lo hago minúsculo y no sé qué carajos hacer.
Ese soy yo y tengo que cambiar. He mentido una y mil veces, y en arquitectura los errores salen porque salen. Una cota, una ventana donde no debe ir, un paño interior que no coincide, una zapata aislada desalineada con la planta arquitectónica y una y otra vez.
Lo bueno que ahí están las casas y no se cayeron.  Acuérdese, las grietas son por el yeso, o por un revoque donde falto cemento.

Cambiemos, ¿cómo? seamos más veraces, y más valientes. Soy temeroso, de mí mismo, los demás, y ya no puedo seguir así. La atención es el camino y lo diremos otras mil veces, y durante otros mil años.
Gracias.
 

viernes, 23 de diciembre de 2016

Cuatrocientos cuarenta y tres. 443. ¿Cuándo nos vemos?

Falacias y cabinas.


Con aprecio para Gil, Paco, Mario. Buenos amigos, ustedes sí. Será que estoy intrigado con la Teoría de Sistemas. No importa lo que digas, ni la importancia de lo que digas, o que lo que digas sea la mejor opción. Siempre es cómo lo digas.

J.: Apreciable público, bienvenidos una vez más a su programa de radio "Duro con Maduro" desde México para toda la América Latina, desde esta cabina de su estación favorita, Radio Golfotropical la estación chunga de tu radio. Amable público, en una emisión más de nuestro programa cortesía de "Abarrotes Lili" (pausa), perdón "Abarrotes Mili", y "Plásticos y Desechables Doña Lu", y no puede faltar "Billar y Cervecería Juanis", empresas progresistas y comprometidas con la comunidad, aquí, en un programa más, pensado en la promoción y hermandad del ideario del camarada Nicolás Maduro Moros, y en la vigencia del legado chavista latinoamericano. Me acompaña P., incansable camarada.

P.: Así es mi buen. En la emisión anterior, nos faltó tiempo para exponer los retos de la política económica revolucionaria y progresista que se gesta en Venezuela, nación libre de América. Pero bueno, compañero y colega. Comencemos con una emisión más, agradeciendo el patrocinio de "Billar y Cervecería Juanis", siempre a tu servicio, abrimos de seis de la mañana a once de la noche, prohibida la entrada a uniformados y menores de edad... Y recuerda, si te la quieres curar o la quieres agarrar "Cervecería Juanis" es el lugar. También agradeciendo a la directiva de "Abarrotes Mili" que te espera en el interior del mercado municipal "Hermanos Moreira", con las mejores ofertas en latería fina, productos de limpieza y primera necesidad, aquí sí le damos su kilo de frijol completito, no busque más... No puede faltar en nuestra extensa lista de patrocinadores "Plásticos y desechables..." ¿mande producción? ¿que ya no patrocina...? ¿no ha pagado? Efectivamente, amable público, seguimos comentando esas inquietudes, recuerden que la línea telefónica está abierta, para sus comentarios en relación con la gesta revolucionaria y la dialéctica social que se está dando en aquella hermana nación independiente  y progresista. Ya tenemos la primera llamada...

(Una señora de edad avanzada, luego chilla la acústica porque no le baja el volumen al aparato de radio). ¿Sí? ¿Oiga? ¿Bueeeeeno? (luego tose)

J.: A sus órdenes, Camarada, estamos en su programa de radio "Duro con Maduro" promoviendo la independencia verdadera y una política económica revolucionaria, bajo un proceso de regulación social.

La señito: No pos, yo hablaba, pa saber que cuando va a pasar el camión del municipio oiga, fíjese que tengo una vecina bien intrigosa oiga, y el otro día se puso a quemar su basura y todo el humo se me fue a la ropa que estaba tendiendo...y supe que les llamó ayer, pero mire, ella tiene un hijo que es cobrador de una mueblería, y siempre estaciona su moto frente a mi entrada, y se pone a tragar cerveza con los amigos, todos los días, señor, y no se va...

P.: ¿Sí? ¿aló? Lástima que se cortó la comunicación, experimentando fallas técnicas, temerosos de que siempre hay injerencias extrañas al proceso revolucionario internacionalista, no tememos a la Embajada del país del norte, ni a la CIA, ni a Kissinger, aquí va la revolución, y nuestro compañero Maduro cuenta con el respaldo y apoyo de nuestros radioescuchas. ¿Más llamadas, producción?

J.: Bueno, de momento no hay. Atentos a Producción, con llamadas de todo el país, así como internacionales, desde cualquier región del mundo en apoyo al proceso revolucionario. Colega y camarada, es necesario puntualizar sobre los logros y los desafíos de la política económica Chavista-Madurista, porque la dialéctica...

P.: Sí, colega, la dialéctica revolucionaria implica una política económica como la que se está dando en Venezuela, apegada a los retos del presente. Creemos, sin embargo, necesaria una adaptación y una profundización de los modelos de sistema viable, y así, un reforzamiento equilibrado, lo que sin duda hemos visto con la decisión de Maduro, decisión madura, sí, colega, del nuevo cono monetario...

Alguien sacude mi hombro. Yo abro los ojos, escucho el motor de un camión urbano que va pasando cerca. Me levanto rápido de la caja de refrescos donde me había sentado.  Una palmada en la espalda y la vista se me aclara y yo alcanzo a ver a Paco:
-Despierta Juan, te quedaste dormido en la bodega, otra vez. Ya vente a atender la miscelánea.
-Es que en las noches escribo en el blog, y estoy estudiando un curso en la U...-yo respondo adormilado todavía.
-Ahí viene el repartidor de Marinela, hay que hacer los pagos, y ver qué va a dejar esta semana, yo ahorita salgo, cortaron la línea de la terminal para tarjetas, voy al Banco Azteca.
-Pero si luego quieren pagar una caguama con la tarjeta bancaria de SEDESOL y ni saldo tienen y ya ves que... -y no alcanzo a terminar porque veo que Paco sale rápido a la calle soleada.
Yo me recargo en  el mostrador y trato de recordar algún sueño, pero no puedo. Esperaré al repartidor. Mientras prendo el radio y agarro un periódico de hace tres días. Pero algún programa bueno debe haber.

Gracias.


jueves, 22 de diciembre de 2016

Entrada 442. Anote, que se le olvida.


Una lista de compras.

1. Focos ahorradores.
2. Papas Chips, en bolsota, dos.
3. Papas Stax, un tubo. De reserva para el apocalipsis zombi.
4. Cacahuates Sabritas, me gustan más que los mafer, porque aquellos tienen limón.
5. Caja de cereal Ol-bran, si no hay, pues corn-fleiks.
6. Dos de sopa maruchan, también para el apocalipsis-z.
7. Un maruchan bowl, para consumo inmediato.
8. Salchichas de viena, una lata, porque están caras.
9. Agua embotellada, la nestlé está más económica.
10. No quería, pero échele una lata de sardinas Brunswick.

Viene. (Minificción).
Para Gilberto, con cariño.

El hombre de traje oscuro se levantó de su asiento. Sorteó a otros solicitantes, algunos dormitaban, otros más no ocultaban su hastío, resolviendo el crucigrama de algún periódico, hojeando un libro o revista para soportar la espera; otros más llamando a casa por teléfono celular.  A sus espaldas una madre trataba de apaciguar a un niño que sollozaba. El bip lo hizo levantar la vista a la enorme pantalla en el Edificio de Trámites de Gobierno,  y leyó 6B, que era el lugar adonde debía ir. La acústica de la enorme sala de espera permitía escuchar el sonido de las manecillas de un reloj de pared, al fondo.
Llegó al escritorio marcado con el número y letra. Detrás de él, un empleado vestido de blanco, lo miró sin darle importancia detrás de sus gafas redondas. Regresó la vista a la mesa y algunos papeles y le dijo sin más "¿Qué desea?"
El hombre de traje oscuro se encogió de hombros  y sonrió "¿Qué me sugiere?" El tic tac, los bips de otras llamadas a otros escritorios, los pasos de otros solicitantes en el enorme salón, se escuchaban con menos fuerza en ese lugar.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Voy en la 441. Re-lecturas.


I. La frase del día es:

Busque su plenitud. Siempre, siempre, siempre.

II. Sobre el tiempo (minificción).

Un día encontré la fórmula de la inmortalidad. Poco después me aburrí. Desde entonces tomo muchas siestas.

III. Reencuentro.

Esta entrada la publiqué el 10 de septiembre de 2014. Tenía algunos detalles que he corregido. El resultado final me ha gustado mucho más. Con aprecio para Paco.

No tenía el gusto de conocer a la señora Ivonne Montero, aunque ya había escuchado antes su nombre y al menos sabía que era actriz.

En el programa de Maxine Woodside, "Todo para la mujer"  la he visto por fin, en dos o tres tomas de video. Debo decir que es muy guapa. Algo sobre un problema relacionado con una obra de teatro, que me dejó intrigado.
Entonces busqué en Internet alguna nota periodística y me enteré que fue amenazada de muerte y por eso suspendió la presentación de dicha puesta en escena,  titulada "¡Qué rico mambo!" Los hechos ocurrieron en Ciudad Victoria, capital del norteño estado de Tamaulipas.
Las cosas no pararon allí. Resulta que también amenazaron a su compañera y colega Olivia Collins. De ésta sé mucho más que de Montero. Por ejemplo, que ha hecho películas como "Duro y Parejo en la Casita del Pecado", "La Mujer Judicial", o "Sólo Para Adúlteros", las que por su nombre, no necesitan mucha elucidación. Pero también hizo "Rosa de dos aromas" (1989) sin duda la mejor de su trayectoria, con un argumento, edición, diálogos y fotografía más serios y con un trasfondo más elaborado. 
Sobre la pieza teatral objeto de amenazas para ambas intérpretes, debo decir que no sé nada de ella. Sin embargo, igualito que en las películas de Collins, por el puro título que lleva, estoy seguro que no está inspirada ni en Shakespeare, ni que la hayan escrito Usigli, Rascón Banda o Carballido. No lo sé, pero no lo creo.
La frivolidad se define como lo trivial, lo superficial, ligero, insustancial. Sin duda es en la categoría en que entra esta puesta en escena. Pero aquí viene la pregunta ¿Qué haríamos sin la frivolidad? Es lo que nos apacigua después de un pesado día de trabajo, lo que nos entretiene, lo que nos hace reír y sonreír (ya dijo una vez el Sr. Ricardo Rocha que no son lo mismo). Lo frívolo, es aquello que nos evade de una realidad cada vez más difícil, más cuando eres una guapa actriz y te amenazan así como así.
En toda esta narración, hay una frase de Ivonne Montero que vale la pena rescatar. Categórica y firme, lo dijo en el programa de televisión de Woodside: "Son cosas que suceden y nos sirven de experiencia para que los mexicanos tengamos más amor entre nosotros." 
Los mexicanos, dice Montero. Habitantes de un país donde menospreciamos a los viejos nada más porque están viejos y no queremos ver lo que nos pueden enseñar, a diferencia de nuestros vecinos del norte, que tienen otra cultura, de respeto y aprecio a los mayores. 
Aquí, donde la tecnología está a la orden del día, donde el internet es más rápido que nunca, y donde el desempleo está en su punto más alto, pero donde todo mundo te dice "estoy muy ocupado" cuando lo invitas a tomar un café o una cerveza.
Así es este lugar, donde la corrupción persiste a pesar de tantas leyes, reglamentos, y candados, y donde nunca como antes, con todo y nuestros flamantes organismos de "acceso a la información", "transparencia y rendición de cuentas" o "sistemas anticorrupción" hemos visto a los ex gobernadores y ex presidentes municipales más transas y bandidos de los que se tenga memoria.
No tengo ninguna duda. Si hubiera más amor entre nosotros, México puede llegar a ser un lugar honesto, pacífico, tolerante, próspero.
Pero, ¿quién le va a hacer caso a una frívola actriz? Espero que muchos, muchísimos mexicanos.
Gracias. 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Es la 440. Madrearse a Iván Drago.

No se dice lo mataron. En el rancho se dice "le partieron su madre". Sí, al embajador ruso en Turquía, al señor Karlov, lo chingaron bien y bonito. Ya sabemos que fue la CIA, los pinches gringos, pues.

De los americanos no se burla nadie, ni tampoco esperes que las cosas se queden así nomás, con un "yo no sé nada" de Putin, y su injerencia en el proceso electoral de Estados Unidos. Está escrito, vendrán cosas peores que ésta, para Rusia, por querer jugar a las patadas con los yanquis, no los de Nueva York, sino los del país más rico y poderoso del mundo. ¿Y lo del envenenamiento masivo en Siberia, en la ciudad de Irkütsk? Igual y fue de reserva, por si salía mal lo del diplomático de Ankara.

Y nada más por eso, hasta el precio del trigo va a bajar. Y en una de ésas, de puro afán vengativo, les dan pasaportes rusos, y  mandan a Javier Duarte de Alcalde de Moscú, y a Humberto Mameira de gobernador de un óblast, en un lugar así tipo Volgogrado o la chingada. Con lo corruptos y saqueadores que son, colapsan económicamente al país entero, y en una de ésas dejan a Rusia más endeudada que Coahuila.

Eso sí sería terror puro. 

Eso sí sería una venganza desproporcionada. Señores gringos, mejor perdónenlos.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Entrada 439. Encuentros y cambios.

Relativo, todo es relativo...recordad.

Mis convicciones continúan. El dolor de mis deseos debe amainar, disolverse en la madurez. La otra opción, la mejor, es eliminarlos de tajo.

Aprendí una frase. "Deja de buscar en vano mariposas, cuida tu jardín y ellas llegarán solas". Tal vez.

Otro cuento inédito de J. (Bendeck).

Esperando tener una colección robusta de narraciones, sin hilo conductor, sobre mi fascinación con la noche. No escribo para seguir ganando premios de Creación Literaria ni por fama o dinero. Escribo, creo que por necesidad.

Para el Maestro Bob Rock.

Juan abrió los ojos. Sintió el desconcierto que siempre seguía a una noche como la anterior. Se acomodó y estiró en la cama matrimonial y se volvió a cubrir con la frazada azul marino. Hacía frío. Desde hacía más de dos años, no había nadie en la enorme casa, más que Clarita, la leal mucama, y él. Su padre tuvo que aceptar el encargo de cónsul en aquel horrible país del norte, frió y sin gente, al que Juan había jurado no volver, cuando realizó allí sus estudios secundarios. Su madre tuvo que irse también, desde luego. Pero no los necesitaba tanto, ya no era un niño. Y de cualquier manera sus padres querían huir, desde antes, luego que el gobierno la había emprendido sin cuartel contra los cárteles del narcotráfico, y una ola de violencia, secuestros, asesinatos sin sentido había sacudido al país desde hacía tiempo. Juan miró el reloj y poco a poco su memoria trataba de hilar lo que había pasado la noche anterior, los pendientes del día, su realidad. Un paseo nocturno, el ritual de cada semana, por bares lindos al empezar, y de mala nota cuando la madrugaba caía sobre su espalda. Las siete de la mañana y la hora de entrada a su empleo en la Secretaría de Planeación y Administración a las nueve. Un empleo público detrás de un escritorio privado y con vista a una Avenida amplia, poblada de palmeras y edificios modernos. Las ventajas de tener una educación de primera, un padre con relaciones, con conexiones, que era lo único que funcionaba en ese país, que no necesitaba, de todas maneras una secretaría de planeación, pues tenía una de las inflaciones más altas de Latinoamérica, y no había qué planear en un lugar donde habían muerto cincuenta mil personas de manera violenta el año anterior, donde nadie estaba a salvo. Luego lo invadió el miedo. Abrió los ojos y se abalanzó sobre el buró. Su pluma estaba ahí, lo mismo el llavero, algunas monedas como cambio de la carrera del taxi, también su teléfono celular, su cartera de piel negra, que tomó y abrió. Suficiente dinero en efectivo, su cédula de identidad, las tarjetas de presentación de la gente que podía resolver un problema cuando se necesitaba. Pero su tarjeta de crédito no estaba ahí. Juan suspiró y trató de buscarla en los cajones, pero estaba seguró que la había perdido. Tal vez se le caería en el cajero automático, tal vez la dejaría en la mesa de algún bar. Un minuto más y la reportaría de inmediato, pensó. Alguién abrió la puerta, sin tocar. Clarita, en un uniforme azul celeste y crema, se acercó, su pelo blanco sujeto hacia atrás. Juan se cubrió con la frazada, cerró los ojos y fingió demasiado tarde. "Joven, para avisarle que ya es hora, ya son las siete, recuerde que a las nueve a más tardar debe estar en su trabajo". Juan sintió que el dolor de cabeza crecía, ese precio de haber ido a dar la vuelta la noche anterior. Porque la gente como él en el país donde vivía, los jodidos se emborrachaban, la gente linda y distinguida como él, salía a dar la vuelta. Sintió los pasos de la señora, luego un sonido metálico de algún objeto plano, pequeño, sobre el frío vidrio del buró. Juan sintió que su corazón galopaba. "Joven, vino el jefe de la policía a dejar esto que es de usted, lo encontraron...junto a una muchacha que...golpearon anoche. La pobrecita no se salvó, joven". Los suspiros altos, un gemido que la mujer trata de reprimir. "Pórtese bien, mi niño, yo a usted lo quiero mucho, ya no salga en la noche". Los pasos que se alejan "Joven, el jefe de la policía manda saludar mucho a su papá, ahora que él llame". La respiración, el suave perfume de Clarita, el aroma del impecable uniforme. "Joven, ya van varias muchachas..." Luego el sollozo que no se aguanta. "Llevántese por favor, ya se le hace tarde". Juan abre los ojos y ve la tarjeta de crédito brillar bajo la cálida luz que se cuela por las persianas. Se siente más tranquilo. Piensa en el día que viene, en algún recuerdo de la noche anterior. Le duele la cabeza.

sábado, 17 de diciembre de 2016

En la 438. Aficiones.


Para Paco y Gil, ánimo, ánimo, ánimo.

Basta ya. Vuelva a empezar. Será la última vez. Lo leí en Réquiem por Brown "Yo sí que trato de amar".

Que lo que pasó nos sirva para ser mejores personas, y aprender que hay cosas, como el saludo de un amigo, que nunca llegarán tarde. Nunca. Por eso no me precipitaré. Todo a su tiempo, saludos y visitas. 
No ganarán nunca más, ni el rencor, ni la insatisfacción.

Un artículo que leí en eluniversal.com.mx detonó la pregunta. ¿Cuál es la mejor película de Mauricio Garcés? Para mí, Modisto de Señoras (1969) es la obra maestra de este gran actor. La más extraña sin duda, es Bromas, S.A. (1967). De esta, tendré que hacer dos comentarios: un retrato de la asombrosa prosperidad que alcanzó América Latina en los años 60, con o sin democracia. Una suma de la Alianza para el Progreso de Kennedy, desarrollo estabilizador, y un modelo educativo y de bienestar que sí dio resultados. En Bromas S.A. veo una panorámica urbana de la ciudad de Lima, y todo es modernidad, limpieza y pujanza. Y lo mismo Acapulco 1961-1970 ¿no? y sí se extraña la intención urbana y el buen uso del concreto reforzado, el paisaje, y una idea de rumbo.

Lo otro, que la interpretación de la señora Nadia Milton de la canción "NO" de Manzanero, es lo mejor del filme. Sublime.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Entrada 437. No hay respuestas incorrectas.

¿Felicidad dónde estás?
¿Paciencia, dónde estás?

Nunca dejes que gane el desánimo. No hay problemas. No te dejes dominar por los deseos, porque desear es sufrir.
Paciencia.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Estoy en la 436. Tarde, pero sin sueño.

Tristemente, y querer no es poder. Sí aumentó mucho mi calificación en el examen, pero no fue muy buena, por decir lo menos.
Lo que he aprendido y con lo que me voy a quedar: que las cosas no están fáciles. Luego, que nunca hay que menospreciar los retos. Que las lecciones, cuando nos pegan, pegan fuerte y son duras, y a veces es mejor así. Seguro que no vuelvo a ver la vida como lo había hecho hasta el jueves, que presenté por vez primera el examen y que me llevé la gran sorpresa.
Urgen ambiciones, retos y más dedicación.
Gracias.

martes, 13 de diciembre de 2016

Va la 435. No sé. Bueno, déjeme preguntar (suena mejor).

Tendré que ser agradecido con la oportunidad y la comprensión que recibí el día de hoy de parte de la institución de mi sosegado pero constante sueño académico. Y hoy tuve otro más: escribir sobre el sistema electoral mexicano, con un lenguaje asequible y dando ejemplos. No nada más sobre eso, también otros tantos, tanto electorales como de gobierno, digamos, en Europa, Estados Unidos, ¿Asia? Es que por ejemplo, valdría analizar un sistema parlamentario, las segundas vueltas, y ver cómo se vive eso que llamamos democracia en un país como México, y en otras tantas latitudes. Esas cuestiones de una fotocredencial para votar, que fue un reclamo del PAN. El uso de urnas transparentes, de parte de otro partido, y así, y ver que en otros lugares están tan adelantados en esos temas como nosotros pensamos que lo estamos aquí. Por lo pronto, gracias, Ing. Rocío V., gracias Ing. Nohemí L., por el aprendizaje y la afirmación de que el horizonte que hay por delante siempre es más amplio que lo que queda detrás.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Vamos en la 434, no se puede parar el reloj.

Tengo que pagar el servicio de Alestra, luego Telcel, luego Movistar. Algo habrá para volverme más eficiente, lo tengo que lograr. Lo que más me duele es pagar un recibo de predial que se me olvidó pagar en enero, ahora tengo que aprovechar los descuentos en recargos y actualizaciones. Muchos pagos, cero ingresos. Me pregunto cómo le hacen los demás. Sí ya sé que trabajando, yo también trabajo. Pero no me alcanza. Resignación y serenidad. No vaya a ser que el gobierno quiera sacar de circulación el dinero en efectivo de cierta denominación como en Venezuela o India. En estos tiempos de Brexits, plebiscitos colombianos y elecciones americanas asesoradas o no por Iván Drago y compañía, todo puede pasar.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Es la 433. Sí, así es.

Pues la mala experiencia que acabo de tener me ha servido para darme cuenta que ningún esfuerzo es poca cosa. Que la seriedad debe estar por encima de todo, que el compromiso es sagrado siempre.
Las responsabilidades, y las respuestas responsables son prioridad en la academia y en la vida.
Espero la retroalimentación, las advertencias y ser mejor en lo que viene. Esto último que no sea tanto esperanza, sino un hecho bien derecho.
Será.

Sorpresas.

Sin tiempo para ver en el cine la película La Llegada, el director se llama Denis Villeneuve, de quien no he visto ni "Sicarios" ni "Prisioneros".
No me gusta ni tantito la protagonista Amy Adams, que de tan bonita que está, me cae mal, y lo siento pero así soy yo.
Pero la historia me parece fascinante, y la película será sin duda un ejemplar de culto. Adivino que después de verla, nos dejará con más preguntas que respuestas, que así sea, que perdure la juventud.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Estoy en la 432. Silencio y frío.


Con aprecio para Gil.

Creo que los sentimientos negativos nunca podrán ser objeto de reconocimiento, por más calidad en forma y contenido que tenga tu texto. Así tengo la certeza que pasó con mi testimonio como Presidente de Casilla en la jornada electoral del 7 de junio de 2015, día tan lejano, antes y después.
Para lo que me tienen que valer es para ser alguien mucho mejor a quien soy hoy. Mi carrera es larga y nunca hay que decir es tarde. En la película de Truman, lo señalan. Que a este ex presidente todo le llegó tarde en la vida, pero llegó y punto.
Yo tengo que llegar, a pesar de mis dudas, mis debilidades, los autoengaños que me impongo en una suerte de poca estima, poca fe, o por lo menos legítimo cansancio.
 
No dejaremos nunca de aprender. No dejaremos nunca de ser mejores, y de eso se trata siempre. Adelante, sí, pero siendo mejores, porque de otra manera no sirve caminar. Mejor pare un rato a tomar un vaso de agua, en todo caso.
 
Gracias.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Entrada 431. Sin espacio para la duda.

Tendré que buscar un propósito, una meta. Por lo pronto, tengo cerca el ejemplar de Clandestino, de James Ellroy, la primera novela que escribió, la segunda que publicó. Fred Underhill y la ambición, reflejos y redenciones.

Pienso en el XV años de Rubí y hago un repaso de los posibles invitados, que puede ser la gente que conozco. ¿Ejercicio para el networking? Na, eso ni en la tele se la creen. Eso y Linknosequé son puras mamadas, al menos para mí, porque en muchos años no he ganado nada con eso. Por lo pronto pienso también en cuántos amigos tengo. Creo que Gilberto, Paco, y párele de contar. No hay más, y da pena tantos años de escuela y de vivir. Y no.

Tal vez al festejo en la Joya, S.L.P. irían estos buenos conocidos:

Silvia Oliveira, Olga Maizano, Daniel Gualdo, la doctora Corrales y el otro profe, Jorge Reséndez y Nadia Escanero, Fonchito Medeles y Miguel, Enrique el Niño, Sergio, Cristal, Pau, Dj Valerio, Oscar, Eliud, Anita, Fernando M., Oscar May, Jorge el de la Dapa, no puedo dejar de mencionar a Marco del Ángel, Rodrigo López...
En fin, tan poca gente ya no está tan divertido.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Va la 430 y sin olvidar.

Pensando y luchando por las once mil visitas.
Llegan los billetes de 20 mil bolívares ante la inflación desatada en Venezuela.
Más cifras. Los XV años de Rubí llegan al millón de invitados.
Estados Unidos, el rey de la innovación. Es lo que no se entiende en otros lugares. El rey de las trampas, también. Gabriela Frías habla de la industria del cómic, global, con 177 mil millones de dólares y su legado de Star Wars, Iron Man, y otras creaciones supremas del intelecto humano. Aquí, creaciones tan valiosas como El Santo o Kalimán no alcanzan para tanto. 
Lo que sucede es que hay que pensar cuando hay un mensaje. Como dijo mi estimado Paco, todo es relativo, a la hora de competir. 
Gracias.

martes, 6 de diciembre de 2016

Entrada 429. Forma de vida.

¿Qué es lo que perdura?  No lo logró Buffy la Cazavampiros, ni siquiera Spike. Modas e ideas. Ni siquiera perduran mis odios o mis miedos. Estoy consciente del cambio actitudinal, de las crisis vistas con los lentes de la oportunidad.
Hoy un estimado amigo me pregunta por mi profesión. Yo le responde que nunca me ha faltado el trabajo. Miento. Hoy particularmente estoy agotado, y no solamente de cansancio, también de inquietudes. No sé si mis rencores o mis dudas, cuando veo a aquél que me causa malestar. ¿Qué queda al final? Me aferro a un pedazo de papel, la formica de mi escritorio, un bolígrafo de 4 pesos (hoy son diecinueve centavos de dólar, mañana serán dieciocho).
Aguanto.
Gracias.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Va la 428. No olvide un título. Anhelos.

Navego y quiero que mi blog tenga un millón de invitados, al igual que los XV años de Rubí. No sabré nunca si es un fraude más, tipos Linknosequé, donde no haces ni un puto contacto así te esfuerces hasta lo indecible, así te consagres en cuerpo y alma a lograrlo, que no se trata de eso tampoco. Quién sabe.
Hoy recordé a dos personas. El primero, un excelente arquitecto, González F. Él me confesó un problema de salud, que espero haya superado con dieta adecuada y cuidados. El otro, una decepción, alguien de quien ya no sabré nada más, primero porque no ha sido honesto conmigo, ni con la sociedad para la que trabajó. Así, las riquezas materiales no son iguales, al menos para mí no lo son. 
Luego de verlos a ellos me veo a mí mismo. Siento que al menos en mi caso, he visto muchas cosas, y necesito ver muchas más. 
Me siento orgulloso y satisfecho de haber leído México: el futuro en juego, de Castañeda, el libro 68, una educación sentimental, de Regis Debray. De haber tenido en mis manos las narraciones de Ixca Cienfuegos y pasear por una ciudad, en la Región más transparente (aunque a mi estimado amigo Paco no le haya gustado mucho); no puedo dejar de mencionar la mejor novela noir que he leído jamás: El ilusionista, de Martyn Bedford, nada que ver con los filmes de ese título.
He visto y conocido la prosa de Raymond Carver, de Philip Roth. La historia ficticia de Vincent Eastman, encarnado por Richard Gere, y pude ver también una joya de la arquitectura del concreto y el cristal, diseñado por Arthur Erickson, el museo de antropología de Vancouver, que no le pide nada al que diseñó Ramírez Vázquez en México.
En mis vivencias, he conocido playas, ciudades y pueblos. He visto y sido huésped consentido, de los antros más sórdidos, que algún sabor tendrán en la vida urbana. Me falta mucho por conocer y ver. Tengo muchas cosas qué leer. Mucho más que aprender.
Sin embargo estoy insatisfecho. Algo saldrá, algo tendré qué hacer, más y más.

sábado, 3 de diciembre de 2016

En la 427.

Recuerde que la Atención es el camino.
De repente me da por imaginar escenarios alternativos (¿Qué será si en este momento voy a este lugar?) desde luego siempre espero que sea mejor a donde estoy. El imperativo es convencerme de que mi lugar es éste, la mejor inversión la capacitación. El tiempo, pasa rápido. Comerciales, lecturas, llamadas telefónicas, y muchos compromisos, pagos a proveedores. No sé en qué me he metido. Lo bueno es que esperan.
 

viernes, 2 de diciembre de 2016

426. Promoción de la ideología.

De repente se me antojó comprar una lata de frijoles bayos en Arteli. Crecí con ellos en Monterrey. Uno de los gratos recuerdos entre tantas amargas experiencias, y los "hubieras", que duelen feo.
Mis capacidades no están al límite, el tiempo sí y tendré que cuidarlo. Ilusiones de paisajes urbanos y edificios, paseos en carretera que se vuelven largos. Tendremos que volver.
Próximamente.

593. Entradas. Sáb. 22 07 2017.

Veo en el periódico El Norte de Monterrey una nota donde el director del Metro, a propósito de una chica que filman colgada de uno de los v...