jueves, 25 de febrero de 2016

El sueño y el frío.

Una noche para la memoria. Un miércoles muy frío en Ciudad Valles. Recibí una llamada de Pedro, cliente, y después amigo. Quedamos en vernos afuera de la casa de mis padres, como a eso de las ocho y media de la noche para tomarnos un café. Pedro me dijo que iba a avisarle a Juan José, otro amigo y después cliente. Los tres llegamos a la cafetería La Fundación, sobre Calle Juárez. La segunda vez que visito ese lugar desde 2009. A las diez y treinta de la noche, cuando el local ya estaba cerrado nos retiramos y Pedro y Juan José fueron a dejarme a mi casa, obligado pues sus vehículos estaban frente a ésta.
Habrá detalles que comentaré después de esta reunión casi sin planear, pues poco antes le había dicho a Marco vía SMS que ya me iba a dormir después de un martes muy cansado. Habrá algunos hechos que me callaré para siempre. Por lo pronto diré que cuando llegué a casa, todavía leí el resto de un cuento sobre milagros y enfermedad, del escritor Stephen King, vi un poquito de televisión, y me fui a dormir con la sensación de que las dos tazas de café que me tomé esa noche, me cayeron muy bien.
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

616. Viernes 22 de 09 2017.

Gracias, arquitecto Baldemar Estrada. Gracias, Paco, gracias Gilberto. No me dejen solo por favor. Se puede. Sí se puede. Sigo luchan...