domingo, 14 de febrero de 2016

Adulto. Y luego...

Veo a Leonardo DiCaprio ganar un premio Bafta. Los rasgos de la adultez se le han venido encima muy rápido, como si la transformación de adolescente al hombre que es hoy hubiera sido en unas semanas o días. Es que a mí, en lo personal, me parece que fue hace unas semanas o días en que era el actor de "Romeo y Julieta" al lado de la hermosa y angelical Claire Danes, o el de "La Playa", al lado de la hermosa y ¿desaparecida? Virginie Ledoyen. ¿Quién era él? Alguien muy joven, y así lo recordaba. Y parecía que la juventud no se iba a acabar nunca.
Hoy Don Leonardo tiene en sus manos el equivalente británico al Oscar. Y lo veo, porque no lo vi en ningún otro lugar que no fuera o "Romeo y Julieta", ese paseo increíble y vertiginoso por la Ciudad de México y sus edificios que cada día están más bellos, o en "La Playa" que es una de esas tantas historias que no terminaré de ver nunca porque honestamente no tengo tiempo de entender, cuyo único deleite personal, será haber visto por primera y última vez a una cara tan hermosa como la de Virginie Ledoyen.
Y hoy Leonardo es otro, un actor maduro y consolidado. Y en parte me hace pensar el señor DiCaprio, porque si bien él es tres años mayor que yo, no estamos tan distantes en el tiempo. Veo que ya no son los días de "Romeo y Julieta" ni de "La Playa". Veo que él tiene en sus manos un Bafta. Y veo que yo, no tengo nada aún, nada más que mucho camino que recorrer, el camino que no vi que ha caminado el señor (sí, señor) DiCaprio para llegar donde está.
 
Gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

591. Afanes. Jue20 07 20 17.

A esta hora hace calor al sur de Monterrey. Lo digo porque salí hace rato a Plaza San Agustín, apenas a comer. Pero ya me voy a la casa. El...