viernes, 11 de diciembre de 2015

Por mientras.

Estoy pensando en las cosas que han fallado y ni modo.
La premonición de que vendrían fue la falta de un bicolor para medir una construcción el martes pasado. Es un momento en que uno dice ¿Qué viene? y pues a pesar de tomar previsiones algo tenía que salir mal.
Es que lo peligroso de que te falte un bicolor cuando mides una casa, un local comercial o ¿un aula? ¿una capilla? es que cualquier cosa puede pasar.
Tendré que andar con mucho cuidado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

721. VIERNES 20 DE ABRIL, 2018.

721. Hoy saludé a Armando Castillo. Le hablé de lo mal que está la profesión estos días. Desde que empezó 2018, no puedo ganar más de mi...