lunes, 28 de diciembre de 2015

¿Cuánto?

Todavía con un poco de malestar, por culpa de una ligera, espero, infección. Preferí las tabletas a una inyección y veo las consecuencias. Por lo pronto hay que aguantar. Pero me siento lo suficientemente mal como para no disfrutar un párrafo o dos de una buena lectura o una película. Mi fiebre acentúa la experiencia surrealista de nuestros días. El estado de Guerrero, que ha dejado de ser territorio mexicano desde hace muchos años, tal vez a excepción del enclave Acapulco, con una deuda y un quebranto financiero estilo Grecia, pero sin la gente bonita ni la prosperidad, ni los museos, ni la limpieza...
En España, un fulano sangrón, mal presentado, greñudo, huarachudo, mochiludo y mal encarado, pone a temblar a un sistema político. ¡Qué contraste con Arturo Escobar y Vega o Don Manuel Velasco,  ellos sí parecen gente decente! Nomás digo que parecen ¿eh? El partido se llama "Podemos" y aquí en México rapidito le cambiamos la p por una jota y pues, tratándose de políticos, les queda mejor. Además, en México estamos mucho mejor que en España: aquí los políticos no usan chanclas ni mochilas, ¡Uy, qué horror!
 Adela entrevistando al Popeye, jefe de sicarios de Pablo Escobar, y cuando de pronto queremos saber más, se acaba el tiempo.
En la tienda, mucho trabajo, mucho frío, y yo queriendo salir desde que abro a las 9.16 de la mañana. En Veracruz, el PRI construye su candidatura y otras tres "independientes", para fragmentar el voto y hacer perder, otra vez, a Miguel Ángel Yunes, y es que el desencanto es tal, por todos lados, que no hay para dónde.
En Ciudad Valles, recibimos la visita de un gobernador, y ni así amaneció ni menos sucia, ni menos desordenada, ni menos insegura, ni menos triste, ni menos descortés.
En la televisión, quiero ver Del Crepúsculo Al Amanecer, para mandar a la chingada la política y sentirme George Clooney aunque sea un ratito, pero hoy no la pasan. Urge Netflix o un remedio de ésos.
Gracias.
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...