jueves, 19 de noviembre de 2015

Se vislumbra el pasado.

Durante un tiempo quise leer la autobiografía de Lee Iacocca, director de Ford y Chrysler, y más famoso en esta última empresa. Una cantidad excesiva de tareas en mis años de estudiante de arquitectura me hizo aventar el libro, del que no leí ni diez páginas, y terminó siendo donado a la biblioteca central del Tec.
Hoy vino a mí ese recuerdo al ver un Chrysler New Yorker en color negro, en no muy buen estado, pero todavía muy bonito. En Estados Unidos ese modelo se vendía como LeBaron, con techo de vinil, asientos de piel y un sin número de detalles de mucho lujo.
Y pues ya no sé qué más. Ese tipo de recuerdos llaman otros, como mis fracasos, la falta de recursos, malos maestros, otros buenos la verdad, la desesperación, y pensar una y otra vez que hubiera sido si me cambio a la Universidad del Noreste a estudiar Administración de Empresas o Comercio Internacional o...pero ya qué hacemos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...