jueves, 29 de octubre de 2015

Jueves maldito.

Un día más de pensar en las cosas que no se pudieron. Es que hace poco, en una de mis clases de mi sueño académico, el instructor habló del tema costo beneficio. Es que es cierto. ¿Vale la pena tener resultados no muy buenos cuando no tenemos los mejores recursos? ¿Será mejor obtener los resultados más altos posibles con los recursos adecuados?
 
 
 
¿Qué va a pasar?
 
Muy buenos títulos en Cinemark. Incluso el remake de Psicosis, con las bellísimas Julianne Moore y Anne Heche, el impecable Vince Vaughn y los señores Mortensen y William H. Macy. Corría el año de 1998. La música y la vida eran mejores con todo y el inepto de Ernesto Zedillo en el poder. ¿Lo mejor en esta película? El vestuario. Vince Vaughn, fabuloso, fabuloso.

martes, 27 de octubre de 2015

Las frases, los días, todo.

No sé si valga la pena recordar una vez más una frase de uno de mis maestros, Roberto Chapa. Que al mismo tiempo de ser arquitecto era licenciado en filosofía, que no en filosofía y letras como él presumía. En la primer materia que llevé con él, de las tres que me dio, nos dijo "mientras más sé me doy cuenta de lo poco que sé". Que se complementa con otro dicho que una vez le escuché a un locutor de una estación de radio de Ciudad Valles "el que lee más, sabe más". Siempre y cuando la calidad de la lectura vaya más allá de lo de siempre, sin abundar más.
 
Pienso en la insatisfacción del día de hoy, lo que no se pudo hacer, el malestar que me invadió por unas horas, que se quitó con una aspirina, y algo, nada más algo de introspección y quietud que en estos días son de los dos bienes más caros y escasos que pueda haber.
 
No pude cumplir con una meta hoy, pero está el mañana, para seguir, y de eso se trata.
 
 
Cosas que veo.
 
De muy niño, por allá de 1988-89, vi la película "Halcón" con Sylvester Stallone. en Estados Unidos se conoció como "Over the top". La historia de un humilde trailero (truck driver) que se casó con una mujer muy rica, y que se separa de ésta a causa del desprecio del suegro, aunque aparentemente el protagonista explica al hijo en algún momento, que "cometió algunos errores", entre ellos abandonarlo a él y su esposa. Ella, en su lecho de enfermedad, le pide a Lincoln Hawk que conozca al hijo de ambos, Michael, de unos diez o doce años de edad,  y el conductor, a bordo de un viejo tráiler que anuncia a todo lo que da una famosa loción para caballeros, lo embarca en un paseo por el paisaje americano, en un trayecto que supone al final, visitar a la madre en el hospital, que desafortunadamente muere en la sala de operaciones poco después de que Lincoln y Michael lleguen. El chico, en su dolor, reniega del padre y regresa a casa del abuelo. El desarrollo de la historia pone las cosas en su lugar y al final se desarrolla un interesante torneo de "arm-wrestling" o vencidas, como se les dice en México, lleno de emociones, personajes, y marcas mercantiles.
 
¿Qué recuerdo de la película Over the Top? Primero que me sorprendió que hubiera llegado a México en VHS tan pronto después de su estreno en Estados Unidos. Segundo, que los diálogos son en ocasiones muy incómodos, sobre todo en lo que toca a la diferencia de clases de Michael y su padre, por lo que más de una vez los he evitado. Por último, que pocas veces he encontrado una fuente de inspiración tan grande como esta historia, donde sale a flote ese deseo de redención, de realización y esa forma de ver la vida tan americana como que hay que enfrentarse al mundo, e ir por lo que queremos.
 
Hasta el día de hoy me entero que realmente fue un fracaso comercial (¿de ahí la rápida llegada a los estantes de los video clubes en México?) ya que de tener un presupuesto de 25 millones de dólares, apenas se recaudaron 16 en las taquillas en Estados Unidos. Obvio que no se cuenta la comercialización en VHS, o los ingresos por taquilla en otros países donde Stallone es ese emblema del héroe americano que tanto fascina al mundo. Sin embargo, lo que más me sorprendió fueron los honorarios que éste cobró por filmar "Over the Top".  12 millones de dólares. O sea que casi la mitad de lo que costó el filme fue para pagar a Don Sylvester Stallone.
Lo que más me  dolió, sin embargo,  fue un dicho atribuido al famoso histrión, donde afirma que filmar esta grandiosa historia "fue un error".
Duele de verdad, pues una fuente de inspiración tan bella, y tan única, no se merece ese comentario.
 
Gracias.

lunes, 26 de octubre de 2015

Mis circunstancias.

¿Me puedo convencer que estoy en una situación privilegiada? ¿Acaso el arreglo actual de cosas, y es algo que ya discutí y pensé, está hecho para que todo sea perfecto, si no, al menos bien?
Quiero pensar que sí, pero he de irme con mucho, mucho cuidado.
¿En dónde está el logro de nuestra grandeza? ¿Cómo saber si llegaremos? La solución, en principio, puede ser el trabajo arduo y la convicción.
La convicción pues, puede ser la salida, o la entrada a una situación distinta.
Esta entrada no estará terminada nunca, falta algo. Y no sé, trabajar más, pensar y hacer.

Una buena dosis de energía espiritual.

Hoy saludé a Óscar, buen amigo de los tiempos del TEC. Recuerdo con cariño a Eliud, Gil y Ana Carolina, de la materia de ingeniería de productividad. Nada de lo que hice antes se pareció a un aprendizaje de ese calibre. Lo guardaré con todo mi corazón. Lo malo fue que poco volví a saber de ellos, y es que en la vida cada quien tiene la obligación o libertad, de tomar su camino. Ni hablar.

domingo, 25 de octubre de 2015

El ejercicio.

Mientras se cumple mi sueño de ser empleado administrativo de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (¿Qué le pediría al diablo?) y ganar unos 12 o 14 mil pesos al mes (con eso pago las letras del Aveo o el March y el departamento amueblado en Tampico) pensé en las respuestas que cada quién daría ante el reto.

Asociación de ideas del chico de la Uni:

Jesucristo-----------------------------------Maestro.
El Chapo------------------------------------Víctima de un sistema que promueve el amor al dinero.

Peña Nieto---------------------------------Uno más.
Obama--------------------------------------Esperanza.
UNAM---------------------------------------Ejemplo.
La Biblia------------------------------------Aliento.
Marx-----------------------------------------Incomprendido.
INE-------------------------------------------Ignominia.
Hillary Clinton------------------------------Ingenuidad.
Donald Trump-----------------------------Ganador.

Asociación de ideas del chico TEC:

Jesucristo---------------------------------¿ése quién es?
El Chapo----------------------------------¿ése quién es?
Peña Nieto--------------------------------¿ése quién es?
Obama-------------------------------------¿ése quién es?
UNAM--------------------------------------¿esa cosa qué es?
La Biblia-----------------------------------¿esa cosa qué es?
Marx----------------------------------------¿qué es eso?
INE------------------------------------------¿esa cosa qué es?
Hillary Clinton-----------------------------¿ésa quién es?
Donald Trump-----------------------------Ganador.

No me voy a equivocar.

Gracias.





jueves, 22 de octubre de 2015

El tiempo.

A veces veo y disfruto las telenovelas mexicanas. A veces.
 
Esta frase valga como advertencia para el Chico TEC, que aunque no lee mi blog, pareciera ser una influencia en la sociedad y la cultura en México.
 
Sin embargo, supe de una muy simpática y agradable adaptación de alguna telenovela colombiana, que aquí Televisa (nombre maldito para los intelectuales, puristas y en general la gente infeliz) adaptó con el nombre "Porque el amor manda". Una actriz que aparece en esta telenovela, que hasta el chico TEC ha de conocer, es Julissa, conocida por su belleza juvenil (¿en la vejez no hay belleza?) y por la película "Los Caifanes" de 1968.
 
Pues resulta que el protagonista es un licenciado en finanzas que vive en Estados Unidos y tiene que regresar a México, más puntualmente a la ciudad de Monterrey, y al no encontrar trabajo de otra cosa, se ocupa de secretaria ejecutiva, o secretario por aquello de la equidad de género. Resulta que más de una vez me he preguntado por la edad de Jesús (nombre del protagonista) y su rápida inclusión a un mercado laboral en México, que siempre puede estar mejor.
¿Qué edad tenía Jesús cuando aceptó el puesto? Actor nacido en 1966 y la telenovela fue presentada a las pantallas entre 2012 y 2013. Pues tendría unos cuarenta y seis años.
 
Valga para saber que no estoy tan a destiempo de encontrar algo parecido. Yo pido la Universidad Autónoma de Tamaulipas o un bonito lugar de ésos.
 
Gracias.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Frases.

Algún día, y sé que pasará, la película "Para que Dure no se Apure" será considerada una de las joyas de la cinematografía nacional. Algunos nombres: Raúl Padilla "Chóforo", Polo Ortín, Manuel "Flaco" Ibáñez, una genial Alejandra Meyer y la novel Lorena Herrera. Sublime historia de un burócrata que trabaja en una empresa privada, contradicciones de la identidad nacional, que alquila su departamento a los compañeros de trabajo para encuentros de una noche con novias o amantes.
Referencias al Pacto de Solidaridad Económica, a la Pepsi en botella de vidrio, a las telenovelas, al brandy Presidente que se pedía en los cabarets de medio lujo como coñaquito, a las máquinas de escribir y los sacos Roberts. Hay que verla alguna vez. Sublime.

martes, 20 de octubre de 2015

Lo que hay qué hacer.


Fui a pagar el cablemás, luego al OXXO a pagar una pequeña (sí, pequeña pero ineludible) deuda de una tarjeta de crédito y a comprar provisiones. Me encontraba en la Avenida Vicente C. Salazar, muy cerca de las oficinas del antiguo IFE, hoy Ine. El camino regreso a casa se me hizo más pesado de lo normal. traté de dormir un poquito al regresar, cargando necesaria energía pues solamente hoy se descansa un poquito del negocio. Pero en fin. Ya no tuve tiempo de ir al periódico a anunciar mis servicios. "Se dibujan planos en AUTOCAD". "Firma de planos DRO". Anunciar los dos servicios básicos en Arquitectura se vuelve un problema. No faltaría el incauto, o malafeño, que un día llegue y me diga ¿o sea que usted nada más firma los planos, yo los tengo que dibujar? Una vez me preguntaron eso y comprobé que la idiotez humana o la malicia propia de estas tierras es infinita.
 
Igual y por eso no fui.
 
El maldito karma.
 
Le llamo a Paco el domingo y le digo que estoy viendo la familia del barrio en MTV, una válvula de escape de un país sobre poblado, sobrecontaminado, donde la ley es una ilusión igual que muchas cosas, y donde parece que lo real vienen a ser las balas, la violencia y las ausencias.
¿Qué es eso? Me dice Paco, y yo desconcertado al límite. Pareciera que el fantasma del Chico TEC invade el subconsciente nacional.
 
Una vez fui a una entrevista de trabajo y con todo el entusiasmo del mundo di mi genial discurso.
 
"Estoy estudiando una Maestría en Sistemas de Calidad, en el Tecnológico de Monterrey. Tengo muchas ganas de superarme, salir adelante y desarrollar todo mi potencial en su empresa. Mis estudios no serán una interferencia en mi vida laboral. Los llevo a medio tiempo y en un horario conveniente".
El director de Recursos Humanos no levanta la cara de mi expediente. Luego acomoda sus lentes y dice
 
"¿Una maestría? ¿Esa chingadera qué es? y ¿Qué significa interferir?"
 
Oh My God.
 
Gracias.

sábado, 17 de octubre de 2015

Se me ocurre...


Regresé de buscar el Santo Grial en tierras del Distrito Federal. No lo encontré. Regresé con dos pésimas experiencias: un frigo bar destruido que me da pena usar, y si no fuera por las circunstancias ya hubiera regalado y comprado uno nuevo, pero impensable. Una playera del TEC destruida también, producto de un mal trato y ni hablar. Dos ya es bastante, más de los que puedo manejar.
 
Le insistiré a Paco que vayamos al Empleatec en noviembre, en el Campus San Luis Potosí. Antes tengo que entregar mi aportación (palabra santa) al concurso nacional sobre testimonios ciudadanos del INE sobre el proceso electoral 2014-2015. Lo que me hace recordar un concurso nacional de ideas que ya tiene un ganador y un proyecto que construir. La crítica arquitectónica se queda en un remedo de Le Corbusier, aunque el esfuerzo, el trabajo, el análisis, las horas de desvelo que el autor se ha de haber llevado merecen todos los aplausos, aunque no se busquen.
 
La crítica política es que parece una burla más hacia los mexicanos. Y ya me dirán, que si uno es pobre es porque es flojo. Que México es un país de primer mundo, que el desempleo es un estado mental, que sea proactivo y que piense en términos de sistemas, y... yo agregaría que los mexicanos ya estamos tan acostumbrados a que se burlen de nosotros, que no nos quedará de otra más que aplaudir la construcción de los tan necesarios edificios de primer mundo para el Instituto Nacional Electoral.
 
 
 
 
 

domingo, 11 de octubre de 2015

Gracias.


Sí se puede, sí se puede, sí se va a poder. Gracias a los buenos amigos que cuando uno los necesita ahí están. Tiene que haber un arreglo sistémico en esta realidad, algo de lo que suele hablar Walter Curran, el amigo (también) inseparable de Fritz Brown en la novela de James Ellroy. Hay que lograrlo, en fin.

sábado, 10 de octubre de 2015

Un sábado más sin prever.

Le doy vueltas al asunto. Sí. Siento una enorme vergüenza por mi situación. Al igual que en la novela El Proceso, parece que es lo único que sobrevive.
Me levanté hoy sin ganas de hacerlo, sábado a las 8 y catorce de la mañana viendo al chico de las noticias de telefórmula, que sabrá su chingada madre cómo se llama y ya dirá el chico TEC o la gente que me ha tocado en las entrevistas de trabajo ¿ése quién es?
 
Y pensé que el día no iba a acabar, y pensé que no tendría fuerzas de escribir estas líneas. Pero al menos sí terminó el día. No acabó bien pues no alcancé a comprar un Maruchan bol en Arteli. Pero al menos parece que hay tantito que puede salir bien. No le llamé a Paco y a Marco le espera un mensaje de mi recién estrenado Skype. Y espero mañana, mañana.
Y espero encontrar algo de trabajo, pues a esta profesión hay que sacarle algo, y sí se puede nomás que no dejan. Sí se puede, ya lo dijo Mario, la ambición es el límite de lo que puede uno lograr.
Pero por lo pronto hoy, tendré que aguantarme las ganas de mi Maruchan bol.

martes, 6 de octubre de 2015

Lo que no conozco.

Fue el sábado pasado que comencé a ver la película Bienvenido Welcome de Gabriel Retes. Ya la había visto como estudiante en el TEC, completita. La última vez llegué a unos veinte minutos y tuve que echarme a dormir.
 
Puede tratarse de uno de los ¿dos o tres? grandes filmes de ese proyecto integral del Estado Mexicano: económico, político, social, cultural, arquitectónico incluso, que fue el Salinismo.
Al Salinismo le faltó tiempo, recursos, honestidad, y sobre todo más énfasis, malicia inclusive, de tipo creativo, de parte de guionistas y productores, porque actitud y esas ganas de tener un México nuevo y moderno,  sí había.
 
Las otras dos grandes películas del Salinismo fueron, sin duda, Sólo con tu Pareja, de Alfonso Cuarón, y la otra fue, Kino de Felipe Cazals. Las tres adolecen de una buena dirección, fotografía y sonido, aunque se pueda molestar Emmanuel Lubezki en Sólo con tu Pareja, con todo y su Oscar en la otra película gringa Gravedad.
Pareciera que el cine digital y el dinero han resuelto todo eso últimamente.
Volviendo a Bienvenido... valdrá la pena reflexionar lo que no pude en mis años de escuela. Es una historia que trata sobre el proceso y el tema como tal, de la creación, incluso de las dificultades que se dan para completarla.
Por eso la creación, que es la película dentro de la película, no importa tanto de qué se trate, por eso la vemos en inglés y sin subtítulos. Aunque la pronunciación y diálogos con nivel de clase de primer año de secundaria en colegio privado son evidentes y chocantes a ratos, de todos modos hay que celebrar el esfuerzo de Retes de poner el cine a otro nivel. Centrarse en consumar la creación, así se tenga que recurrir a medios cuestionables, como el asunto del extravío de una obra de arte, la cobranza del seguro y la aparición de un investigador que sí lo parece, sacado de otra película de John Bailey.
 
En algún momento aparece el tema del VIH, punto de confluencia con Sólo con tu pareja. El contagiado es el hombre y la fuente de contagio una mujer. El énfasis en que la modernidad tiene acaso su precio, y que la celebración de una era Salinista de prosperidad y festividad tenía que hacerse de manera recatada, sin arrebatos y guardando siempre las buenas costumbres.
 
Y aunque estuve convencido durante años de que para un varón era virtualmente imposible obtener el VIH de una relación hombre-mujer, y que acaso esa fuente de contagio era una señal más de ingenuidad y preservación de paradigmas, me documenté y aprendí que sí, que sí es muy probable para un hombre contagiarse de VIH a través de una mujer infectada, aunque en menos grado que otros padecimientos.
 
De cualquier manera, hay que esperar la vuelta de Bienvenido...y ahora sí, verla completa, recordando esos años de crecimiento cultural, arquitectónico, de infraestructuras sobre todo en las carreteras porque el mexicano no viajaba en avión como diría el politólogo Roderic Ai. Camp, y de un optimismo que de un día para otro se acabó, y de una inocencia también, que incluía paradigmas de pareja y relaciones, que tampoco son concebibles en el imaginario actual. Valdrá recordar a Ellroy.

Ya existían ciertos rasgos que dominan la vida en la actualidad, sin adjetivos ni maniqueísmos,  solamente eran más difíciles de hallar.
 
Gracias.
 
 

domingo, 4 de octubre de 2015

En otras palabras.


Según el libro de Paulo Coelho, al demonio también se le llama Mensajero. Por algo Cristo fue al desierto a conversar con su demonio personal (o Mensajero) durante cuarenta días, y como señala el libro, sin dejarse llevar por él.
Al menos dos veces, en la vida real, he tenido contacto con Mensajeros, el primero en la forma de una mujer de edad, que me buscó bajo el pretexto de vender una casa. La segunda vez, con el chico de pelo largo, y esta última más intensamente. También una vez en sueños, y de igual manera estaba en el negocio de mis padres. En el sueño el Mensajero se me apareció como un joven de estatura pequeña, muy moreno, y con una camisa con el emblema institucional de algún gobierno. Las tres veces no hay razón para dudar de quién se trataba.
 

sábado, 3 de octubre de 2015

Es el tiempo.

No me animo todavía a escribir sobre el Benji. Premonición acaso, no lo sé. Pero es que hoy, tempranito, vino hacia mí un chico de pelo muy largo, lentes de sol Ray Ban ¿a las nueve y veinte de la mañana? camisa de mezclilla de aspecto caro y pantalón del mismo material pero en tono de azul más claro.
Yo le dije buenos días pásele, pensando que era un cliente. Me dio la mano, me miró detrás de sus lentes y me dijo ¿Qué onda Lalo cómo estas?
A mí me temblaron las piernas pues no sabía quién era. Sonreí y le dije todo bien, tranquilo aquí nomás. ¿Cómo has estado? Tranquilo normal respondí.
Ya no has ido al bar, en afirmación más que en pregunta. Yo le hablé de la falta de dinero, de un incidente en que una impetuosa empleada de ventanilla de una dependencia municipal le dice a una señora "ese trabajo que usted necesita no vale más de doscientos cincuenta pesos" y yo sin decir nada pero pensando en que debería cobrarle mil mientras mando a la señora muy, pero muy lejos.
 
El chico de los lentes de sol entiende y afirma, pero parece que no le importa mi historia sobre arquitectura contemporánea.
No sé a qué bar se refería, si acaso él es bartender, mesero, guardia de seguridad, chef o cliente como yo. Entonces me acuerdo del Benji y siento un poquito de miedo nada más, porque no he visto al Benji y no sé dónde está.
 
Luego me acuerdo de la única novela que he leído de Paulo Coelho, El Peregrino (y quizá sea suficiente) en una parte en que habla de demonios como guías para sacarles provecho, invocados con un ritual muy especial y herramientas para conocer más del mundo y de los hombres. Pero el requisito para aprovecharlos es primero preguntarles su nombre. Yo al chico de los lentes Ray Ban no le pregunté su nombre. Cuando me dijo "voy por una botanita" y no supe si era mercancía para suministrar el bar, o se refería a desayunar y que no lo dijo con intención de pedirme dinero pues ya le había contado la historia, sentí tranquilidad porque era el anuncio de que ya se iba.
Cuando se fue afirmando "me dio mucho gusto verte Lalo" y y yo alcancé a balbucear "me dio gusto verte..." y no supe su nombre entonces sentí mucho miedo.
 
Gracias.

jueves, 1 de octubre de 2015

Un error más.

La canción que volví a escuchar trece años después no fue del grupo ERA (Eminential Rythmn of the Ancestor), pues el primer disco que este grupo francés dirigido por el maestro Eric Levi, no vio la luz hasta 1996.
En realidad estaba hablando del grupo Enigma, también dedicado a la sublime música gregoriana. La canción que me dejó intrigado, deleitado y colgado de la música sacra con toque contemporáneo fue "Sadeness". El disco que contiene esta increíble melodía es MCMXC a.d., o bien, 1990 en el año del Señor.

Ambas ediciones, 1996 de ERA  y MCMXC a. d. de Enigma, valen la pena. Si tienen dinero, a diferencia de su servidor, cómprenlos en Amazon o en Mixup o donde los vendan.
 
Gracias y perdón, es que son muchos años.
 

593. Entradas. Sáb. 22 07 2017.

Veo en el periódico El Norte de Monterrey una nota donde el director del Metro, a propósito de una chica que filman colgada de uno de los v...