sábado, 26 de septiembre de 2015

¿Por qué?

A media tarde de hoy sábado en el negocio de mis padres, poco faltó para desplomarme. De repente sentí un bajón que sería parecido a una disminución de glucosa o algo así, pues yo no padezco de eso. Entre las lecturas, las noches sin mucho sueño y los pendientes que faltan. Entre la rabia que siento por el gobernador que se va, un inepto y bandido más, que ya se va, hinchado de dinero, y dejando a su estado "lo más querido" en una espantosa miseria, con una deuda insoportable, y el señor, a vivir a Estados Unidos, pues México es un país inseguro y muy feo, lleno de pobres, que lo son porque son flojos. 

Y los políticos del PRI son ricos, porque ellos sí son muy trabajadores, no porque sean bandidos.
Entre un nuevo gobernador que promete una administración humilde ¿qué no hay que pensar y trabajar en grande? Pero eso es en otro lado, aquí no hay nada de eso.

Entre el calor, la falta de ventas, el hartazgo, los trabajos que no llegan así sean mal pagados, y la lista de chácharas que tengo que comprar en Arteli y no puedo, pues estuve a punto de caerme y siento que ya no tengo veinte años, y que el tiempo no pasa así nada más, y que de seguro es la falta de sueño, de agua, de un gobierno mejor.
Y ni hablar. A aguantarse y a joderse ¿verdad? Porque hay que ser proactivos y pensar en términos de sistemas, como dicen en el TEC. Y que conste que no he dicho cuál TEC ¿eh?
Buenas noticias.
Un oasis cultural que es un tesoro. Sigo recomendando La Dichosa Palabra en el Canal 22. Sigo sacando fuerzas de allí, y también de la barra de opinión de Azteca 13. Suprema la intervención del maestro Boullosa sobre Puebla, la educación artística y el libro que todo mundo conoce pero que nadie ha leído "La Vida en México" de Madame (Fanny) Calderón de la Barca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

649. No puedo, sí puedo. 22 de 11 de 2017.

Tengo que ser fuerte y no puedo ser fuerte. Debo emprender un cambio en mi vida, que incluya la administración por calidad total: una vid...