viernes, 28 de agosto de 2015

Gratitud, nada más.

Hablé por teléfono con Paco. Le comenté el reto enorme que tengo enfrente, la competencia gigantesca, mi miedo inmenso. Así, todo en grandes proporciones. Me sentí aliviado al colgar el teléfono, cuando él respondió y supo escuchar como un amigo comprensivo y leal.
Lo único bueno de una mañana que me pedía horas de sueño. Tuve que reimprimir algunos planos, tomar coca colas de más, esto último de lo más aterrorizante, y sacar algunas fotocopias para un trámite que no ha esperado mucho pero que ya me piden solventar. Desesperación.
No queda más que pedirle a la noche que ya llegó, que me deje dormir y soñar. Mañana otro día en el negocio de mis padres. Otro día esperando algún cliente de Arquitectura, otro día que espero ver algún Volvo, un BMW z3, una Cheyenne dorada, o de perdido un jetta color plata, igualito al que usa el chico TEC, e imaginarme manejando cualquiera de estas joyas que cuando pasan, o cuando se estacionan, embellecen la calle del negocio de mis padres, el paisaje urbano de este México que no mejora con nada, más que con autos, lonas impresas, o anuncios espectaculares, pues pareciera que a los mexicanos sólo nos gusta la buena arquitectura, un bote de pintura, o la limpieza, única y exclusivamente cuando estamos fuera de México. Por mientras, que un jetta color plata ilumine mi depauperado paisaje urbano.
Pero ya llegará Donald Trump, arquitecto de los más bellos edificios y de los más sublimes sueños. 
Él invertirá en México, de verdad, no en forma de  "reformas" o en esos espantosos pasos a desnivel malhechos que construye OHL.
Él es  mi esperanza y la de millones de gentes buenas, y las cosas, ahora sí, van a mejorar.
 
Gracias.

miércoles, 26 de agosto de 2015

El aforismo del día.

Conócete a ti mismo, y conocerás el universo. Es el aforismo del día.
Malo el día de ayer. Sigo conociéndome, y sigo haciendo las mismas cosas. Una búsqueda infructuosa de toallas de cocina, en color blanco, en Aurrerá. Sí las encontré, pero demasiado ásperas y con una franja roja horrible que las atravesaba. Resulta que tengo una escuela de gastronomía a cuadra y media de la tienda, y han ido a buscarlas, pero sigo negándolas. Conozco a un proveedor que pudiera manejarlas pero no en ese color. Habrá que esperar. Antes pagué el cable, y mucho antes pagué la renta del celular, y se me fue media tarde y mi medio martes, que descanso, no me duró nada. La desesperación aflora y luego hago cosas de las que hoy estoy arrepentido, y ni modo, contradiciendo al personaje de Javier Cercas, habrá que pedir perdón.
Una empresa de mensajería que me devolvió un sobre porque seguramente no vieron el número afuera de la casa. Es que no lo hay pero preguntando por él ( o por mí) , más de una persona sabrá. Culpemos esta vez al mensajero y se suma a mis pendientes, Comprar en Casa Total los dígitos en lámina, fierro forjado o pino barnizado, para pegarlos en la pared de cemento, ahí, al ladito del medidor de la luz.

martes, 25 de agosto de 2015

El detonador fue...

Entonces me llamó y me dijo que necesitaba una impresión del último proyecto, pero con una condición: había que eliminar la planta alta, debido a que ésta se construiría después. Algunos minutos después de revisar el plano arquitectónico en la pantalla de la computadora, pensando al mismo tiempo en cómo adecuar las isometrías de la instalación sanitaria y del agua fría y caliente, me encontré con un error en el corte longitudinal de la construcción, que había a su vez generado otro error. Me explico. El trazo de la escalera estaba a la inversa, y eso había provocado que el medio baño de la vivienda estuviera en el extremo equivocado de la rampa de  peldaños.
Suspiré y me dieron ganas de llorar. Había cometido lo imperdonable y seguramente, alguien sin mucha prisa se daría cuenta, y el plano no sería autorizado.
En la práctica ¿Qué hubiera pasado? el maestro de obra no hubiera puesto mucha atención a los planos y el proyecto no hubiera tenido ninguna complicación. Pero el sentimiento de culpa aflora, y me pregunté si alguien como Frank Lloyd Wright, Herman Hertzberger o Louis I. Kahn nunca se habrán equivocado al dibujar una planta arquitectónica o un corte y anden por ahí, bajo su nombre, los planos o los bocetos de los errores que se cometen, a veces por un mal día, a veces porque nos invaden otros compromisos, a veces por el hartazgo, el desánimo o el deseo de estar en otro lugar haciendo otra cosa. Cualquier razón, no tiene cabida y creo que la lección me va a durar muchos, muchos años.
 
 
Anoche, pasadas de las 8, descubrí la serie "Fear the Walking Dead". Vi el primer capítulo y no estuvo nada mal. La ciudad de Los Ángeles, con eso de la sequía, las drogas, la inseguridad, la recesión económica, o tal vez por el calor, la niebla tóxica, el malestar y la apatía de los que habla James Ellroy, se vuelve el epicentro o la zona cero, del virus zombie. Los Ángeles se convierte, entonces, en  algo así como La Gloria, Veracruz, municipio de Perote, donde comenzó la pandemia de influenza del 2009-2010. Con lo que no contaban los realizadores de esta serie post apocalíptica es con que ahí viene Donald Trump, y entonces, la recesión económica, la inseguridad, la niebla tóxica, el malestar y la apatía, serán cosa del pasado.
Seguirá habiendo drogas, calor, y tal vez seguirá la sequía, pero el virus zombie tendrá su vacuna, y ésta, se apellida Trump.
Así que no hay nada que temer y disfrutemos "Fear the Walking Dead", los domingos a las 8 p.m. en el canal AMC, 730 de cablemás.
 

miércoles, 19 de agosto de 2015

Matthew Perry y la casa Phoenix.

Lo recuerdo como Chandler, algo así como un contador o economista trabajando detrás de un escritorio en una magnífica oficina, y viviendo en un supremo apartamento (en México decimos departamento) en Nueva York. Era el periodo 1996-1999, que podemos extender hasta más allá del 2000. Los años de mejor bonanza económica de la historia reciente de Estados Unidos, bajo el gobierno del duunvirato Clinton-Gore. Algo de esa prosperidad llegó a México, a finales del gobierno de Ernesto Zedillo el inepto, específicamente los años 1998 y 1999, excelentes en materia de crecimiento económico, inflación y empleo. Todavía había cierta inocencia, pues, parafraseando a Ellroy, las sombrías dinámicas que dominan a la sociedad ya estaban ahí, solamente eran más difíciles de encontrar. Y en efecto, en Matthew Perry ahí estaban. Un día muy delgado, otro día con sobrepeso. El periodismo rosa alegaba un desorden alimenticio por el exceso de trabajo. La realidad, un abuso de alcohol y drogas al que Perry se refiere como "no puedes quitarte en 28 días de rehabilitación un problema que tiene 30 años". La casa Phoenix, ubicada en Los Ángeles, de la que Perry nunca ha sido cliente seguramente, pues está localizada en la zona de Venecia, o Venice "donde la basura va a dar al mar", despliega una frase de Gandhi: "no puedes eliminar en unos pocos días un hábito de toda la vida". Hoy, Perry declara, después de alcanzar la mayor de las famas y ser un ícono y arquetipo de todo aquello que los jóvenes querían ser en algún momento, bien parecido, vestido a la moda todo el tiempo, próspero, inteligente, y la palabra mágica de todas las palabras mágicas, exitoso, que al día de hoy lo que más le gusta de él no es ser bien parecido, ni vestir a la moda, ni ser próspero, inteligente o exitoso, sino ayudar a otras personas con sus adicciones.
"Today is a gift. Thats why we call it present". La lección de Perry es ésa, seguir adelante. Tal vez no vuelva una era como la del duunvirato del empleo pleno y el futuro optimista. Quizá jamás vuelva a darse un fenómeno como el de la serie Friends, o Seinfeld, o los Expedientes X. Igual y esos rasgos sombríos que hoy nos dominan y están presentes más que nunca en nuestra realidad, la inseguridad, la corrupción, la violencia, la represión, el desempleo, el alcoholismo, la drogadicción, y la música de banda, no harán mas que crecer y nunca más volverán a esconderse. Pero vivamos, pues, el día de hoy.
Gracias Matthew Perry.
Y recuerden, sean proactivos y piensen en términos de sistemas.

martes, 18 de agosto de 2015

Justified.

Un Western del siglo 21, o western moderno, así lo definen sitios como Wikipedia o imdb.com. Es una serie de televisión basada en el personaje Raylan Givens, un U.S. Marshal con un peculiar estilo de resolver sus casos. Yo lo volví a conocer, y ya diré por qué, en el cuento policiaco titulado "Raylan", en una revista norteamericana de amplia circulación, que le dio en aquella ocasión su portada a Lindsay Lohan. El cuento que acabo de mencionar tiene una característica. De antemano sabemos quién es el autor del crimen, no como en los cuentos de Chandler o Hammett. Lo que hacemos es acompañar al detective en su descubrimiento y golpe final. Se va dando, a base de investigaciones, sospechas, e interrogatorios en ocasiones poco amables,  el proceso de encontrar al o los criminales, y el suspenso estriba en lo peligrosos o adelantados a las circunstancias que pueden ser éstos. La fórmula parece repetirse en la serie de televisión. Falta decir que el padre del personaje y el cuento que mencioné, mas no de la serie, es el escritor norteamericano Elmore Leonard. De él sólo he leído el cuento que ya mencioné y la novela "Pronto", en Ediciones B, donde conocí por vez primera y olvidé así, muy pronto, al Marshal, quien es  encarnado por el actor Timothy Oliphant,  en el TNT Series, canal 227 de Cablemás.

lunes, 17 de agosto de 2015

Una semana más.

Es lunes en el corporativo de Monterrey (O San Pedro, es lo mismo) y el chico TEC se encuentra en los pasillos a la Licenciada Jill. Después del saludo de rigor, comenta "Y qué bueno que ganó Richard Anaya la presidencia de su partido. Creo que será un excelente interlocutor con el Presidente Trump. Lo bueno es que mi Richard, ni mexicano parece ¿verdad?".

El chico de la Uni, que llegó hace una hora y tiene que llevar unas cajas de archivo muerto al almacén, alcanza a escuchar la conversacion. Muy gentilmente, se atraviesa entre la Licenciada Jill y el Chico Tec diciendo "con permiso, gracias". Luego la Licenciada Jill lo mira con carita y le dice en voz baja al chico Tec "le hace falta ser más proactivo".

Ya en serio, malas noticas para la política nacional. Qué lejos está el día en que un presidente de un partido político, de apellido Calderón (¿y ese quién es? dirá el chico Tec), devolvió millones de pesos a la Tesorería de la Federación, por considerar injusto, por excesivo y despilfarrador, el esquema de financiamiento a los partidos políticos. Pero ahora, hasta les falta dinero para el jetta, los boletos de avión, las camisitas, los trajecitos...Tristeza. 

Y que conste, que no he dicho cuál Tec ¿eh? y recuerden, sean proactivos y piensen en términos de sistemas.

viernes, 14 de agosto de 2015

Era un rencor puro...

Entonces me entero que la gran cantaautora tijuanense, Julieta Venegas (ya lo dirá el chico TEC, ¿y ésa quién es?) incitó entre su público el abucheo, o el repudio de plano, hacia un reportero que la incomodó con una pregunta. Quienes analizan este hecho lo reprueban de inmediato.
Pero al menos no hubo una agresión física, como en el caso de Cuauhtémoc Blanco hacia Faitelson en 2003, o más recientemente, el caso de Herrera y Martinolli. Nada qué ver con la ejecución de Rubén Espinosa, en la Narvarte, ni con la de Heriberto Santos Cabrera, ex colaborador de una de las grandes televisoras, allá en tierras jarochas.
¿Se debe hablar de autoimponerse límites como periodista o comunicador? ¿Deberían tomarse siempre, en serio, las amenazas, o las intimidaciones, sobre todo ésas que vienen de "El Estado"? ¿Qué hacer también, cuando francamente, hay medios que tienen una línea dirigida a cuestionar, sospechar, desconfiar, y en algunos casos francamente provocar odio, confusión y división entre la sociedad a la que afirman "comunicar"? 
Por mientras encuentro respuesta a estas preguntas, voy a refrescarme a La Taberna, allá en Orizaba Veracruz, y a tomar un curso en fotoperiodismo. Tal vez me encuentre al  fotogénico Javier Duarte y se cumpla mi sueño dorado de retratarlo, en una pose estilo John F. Kennedy.

Viernes de chico TEC, con los amigos al Sierra Madre, luego cafecito en el Italians, tal vez una vuelta al centrito Valle. Pero primero, selfie, selfie. 
Más de nochecita, a la frontera, de shopping a Laredo, Texas, estado de Nuevo León. Es que es quincena y pues la quincena manda.
Pero primero, selfie, selfie.
Es el chico TEC.
Que conste que no he dicho cúal Tec.

miércoles, 12 de agosto de 2015

El aforismo del día.


Da tristeza vivir en un país donde tan poquita gente gana tanto dinero, y la mayoría de la gente no ganamos tanto. Es el aforismo del día.

Y valga la expresión porque mañana llegan a preguntar por un encargo que no se pudo hacer por una cuestión de precio. La persona a quien le encomendé esta misión especial y que no diré quién es manejó un presupuesto más bien alto.
Yo entiendo la situación. Un colega que estudió en la Facultad de arquitectura de la Universidad de Tamaulipas, una institución que me intriga, que admiro y que tengo muchas ganas de conocer, no tuvo necesidad de decirme que él la pasó muy mal en sus años de estudiante, y que sus padres, una maestra de escuela y un artesano, se sacrificaron hasta el límite con tal de darle una educación superior a este amigo. Él tampoco tuvo necesidad de decirme que algún día todos seremos llamados a cuentas, y que del tamaño de los privilegios que hemos tenido, es el tamaño de las responsabilidades y también, que al que más se le ha dado, se le exigirá más.  
En cuanto escuché sus pretensiones económicas, diré que ahí la dejé.
Tendré que hablar por la persona que espera un trabajo que jamás podrá tener, a menos que gaste el dinero que no tiene, y pues para qué.
Así es esta realidad, este país, y no deja de dar tristeza.

lunes, 10 de agosto de 2015

Empezando la semana.

Tenía mucho que no veía a Jonathan. Lo recuerdo con aprecio de cuando trabajamos juntos en Codesol, un ratito nomás, pues yo luego me fui a Catastro (allá me necesitaban más como dibujante de predios urbanos y rústicos). No sé por qué pero me falló el momento de la verdad. No lo saludé. Y a esta hora todavía me apena un poco. Tal vez él decidió seguir su camino y sea mejor. Yo insistiendo en que eso de la amistad está canijo, que hay que resignarse que uno o dos a lo mucho, a menos que seas artista de televisión o chico TEC (no estoy diciendo cúal tec), pero pues yo no. Nunca fui ni muy amiguero ni muy popular, pero en fin. Le deseo al menos, un buen día más a mi estimado J.

La violencia sigue aquí y allá. Temprano en la mañana, la corrupta policía estatal de San Luis Potosí (sólo así le puedo decir a una policía que le quita el dinero a la gente cuando camina sola después de las diez de la noche, a mí me pasó) despliega su poderío en un convoy de tres camionetas Chevrolet de doble cabina, los agentes vestidos estilo película de Michael Bay, y armados con los "prohibidos" rifles HK alemanes, ésos que tienen cargadores de a treinta balas de quince centímetros de largo, y pues quién habla o piensa sobre Derechos Humanos o Civiles cuando tiene enfrente esos rifles y esa horrible gente.

En Guerrero, otro activista muere. En la Narvarte, sigue sin aclararse el crimen y parece que jamás se va a saber bien a bien qué pasó, aunque la mayoría ya sabemos cómo estuvo la cosa, no diremos más.
En Ferguson, Misuri, terrible ver otro enfrentamiento entre ciudadanos y policías. No sé. ¿Será la televisión? ¿La desigualdad? ¿Será el sistema educativo? ¿La sobrepoblación? ¿La falta de una religión, entendida como la relación del hombre con ese ente superior? Tal vez una suma de todo. Es que como dijo Cervantes: "Por la canícula ardiente está la cólera a punto", y hay que entender, pero jamás justificar. Pero eso sí, el señor Campa Cifrián, con sueldo de marqués español y los resultados para "recomponer el tejido social" no se ven. Mejor mandarlo a Ferguson, y que se quede a vivir allá.

Gracias.

domingo, 9 de agosto de 2015

Nada de inocencia.


Esta semana descubrí algo que siempre tuve enfrente: que a esta altura de la vida, que es una que ya tiene diez o doce años y no ha subido más de nivel, es que amigos, solamente tenemos uno o dos, que el centro de vida y carrera del Tecnológico de Monterrey es un cascarón vacío que no sirve para nada, y que la gente, la mayoría, por naturaleza y por ser gente, es y será cool aid, y que mi maldita creencia en el karma, que adquirí leyendo la novela Réquiem por Brown, de Ellroy, llegó para quedarse.
 
Domingo de escuela dominical en la Parroquia de la Colonia Bosques (o Valle, o Sierra, o Lomas), que quién sabe por qué le dicen parroquia, pues es un edificio que hace que Notre Dame de París parezca capilla de rancho.
La licenciada Ludwika reemplaza a la licenciada Jill. Ante el grupo de parvulitos expectantes, la licenciada Ludwika improvisa: "Miren niños, si se portan bien, pues se van a ir a un lugar muy muy bonito, así tipo Starbugs, pero con una tarjeta de descuento para clientes frecuentes ¿sí? y van a poder tomar todo el capuchino, frapuchino, té helado y choco cookies, pero eso sí, light, las que quieran ¿sí? Pero fíjense bien. Si se portan mal, pues se van a ir a un lugar así feíto, donde va la mayoría de la gente, donde ni tarjeta de crédito aceptan, así del tipo de la Fonda doña Chu, donde va el chico ése, el que salio de la Uni,  que trabaja en el corporativo y que ni sabemos cómo se llama. El café está bueno, pero miren, niños..." En eso la licenciada Ludwika hace una pausa enorme, luego hace carita, toma aire y dice "por eso pórtense bien niños, y bueno vamos a seguir con la lección de escuelita dominical...La epístola de San Pablo, bueeno...a ver niños ¿alguien sabe qué significa epístola? ¿alguno? ¿Help?"
 
Es la licenciada Ludwika.
 

jueves, 6 de agosto de 2015

Primer debate de aspirantes Republicanos.

Puede llamarlo "sound bytes" o cómo usted desee. En el debate de hoy, en el que participaron los diez aspirantes mejor posicionados del Partido Republicano de Estados Unidos, el más visible, el más ruidoso, al que más atención se le prestó, fue a Donald Trump. Jeb Bush perdió la oportunidad de tomar el liderazgo en este grupo de los diez notables, y la otra esperanza hispana, Marco Rubio, simplemente se vio en una nebulosa. ¿Y dónde carambas quedó Rick Perry? Pues él estuvo en otro debate, el llamado "Happy Hour Debate" al lado de Lindsey Graham, Bobby Jindal, John Kasich, George Pataki, Rick Santorum, y la que puede dar una sorpresa, la ex presidente de Hewlett Packard, la señora Carly Fiorina. Éste último grupo, según Fox News, va abajo en las encuestas. Sinceramente no creo que Rick Perry y Fiorina vayan abajo de Marco Rubio, Ted Cruz o el anti carismático Chris Christie. 
Volviendo a Donald Trump, valga decir algo que pasa en  mercadotecnia política, y que pocos entienden. Lo que le hace mal a unos, le hace muy bien a otro, y no puedo entender muy bien todavía por qué.
La desfachatez, la soberbia, los desplantes, que se pueden ver muy mal en Bush, le caen de maravilla y son celebrables incluso, en Trump. 
Pagar los impuestos que debes pagar (pasados del 30 porciento en Estados Unidos), en Hillary Clinton, se ve como "es su obligación". Pero si Donald Trump paga el 13 porciento de impuestos (estilo Mitty Romney pero éste era sangrón, Trump es buena onda) y dice "no pago más porque el gobierno que tenemos es ineficiente y despilfarrador" entonces todos le dan la razón a Trump. 
La esperanza que representó Barack Obama en 2008, vuelve a encarnarse en Trump. Es una esperanza de hablar claro, de enfrentarse al gobierno, de buscar un enemigo de quién defenderse, como los cárteles mexicanos, pues los rusos aburren y están muy lejos, es más, quién no se emocionó con la película "Savages" y al terminar de verla, cómo no le vamos a dar la razón a Trump. Salma Hayek está presa pero quién sabe (con eso que luego hacen túneles), pero Benicio del Toro escapó rumbo a Tijuana, y John Travolta sigue siendo un agente corrupto de la DEA, y eso no lo van a permitir las familias americanas.
En serio, Estados Unidos necesita un muro para protegerse de los cárteles terroristas mexicanos que envenenan a la juventud americana, conservadora, bien portada, decente. Y claro, el muro que lo pague México.
Lo de los hijos con trofeos de caza, pues caray, son hijos campeones, ganadores, determinados, disciplinados, y valientes. Y la gente volvió a creer en Trump. Al dentista que mató un león, ese mídanlo con otra vara, él no se apellida Trump.
Solamente alguien como Trump puede decir eso y quedarle bien. Ese carisma, determinación, seguridad en sí mismo, convicción de saber qué quiere,  y el lema "Make America Great Again" le van a dar la nominación del Partido Republicano, y cada vez tengo menos dudas, de que será el próximo Presidente de Estados Unidos. Por eso Biden considera darle la pelea que Hillary no le dará al magnate, pero ni así. No me voy a equivocar.

martes, 4 de agosto de 2015

Esperando.

Me han dicho que hay que tener paciencia. Tal vez tengan razón. Con mucha emoción tuve la certeza de que unas personas me visitarían el día de hoy. El trabajo sería dibujar y calcular la superficie de un polígono con forma de trapecio. Para darse una idea de las dimensiones, baste decir que uno de los lados del trapecio mide 230 metros, y la base menor del mismo mide 7 metros. 
Sin embargo, me extrañó que jamás se presentaron. El plano lo necesitan estas personas para escriturar un excedente en un predio originalmente adquirido, situación bastante común cuando hay errores iniciales en la medición. Estos errores pueden deberse al método de medición mismo: con varas, con pasos, con una cuerda. Actualmente tenemos cintas métricas, y para mayor exactitud, aparatos como la estación total, que todavía es bastante cara para adquirir, pero como toda la tecnología, es de esperar que baje su precio y también su facilidad de uso. Tal vez, para ese entonces, regresen estos clientes potenciales que no me visitaron el día de hoy.

lunes, 3 de agosto de 2015

¿Qué Respuesta?

Me enteré por el programa Conclusiones CNN, de Fernando del Rincón, que en Venezuela no hay cerveza Polar. Las causas, pueden ir desde la escasez de materias primas por la falta de dólares para importarlas, que es el argumento que esgrime la empresa, hasta algún movimiento contra el gobierno de Maduro por una situación de expropiación de unos terrenos de la cervecería, o una maniobra del propio gobierno para exhibir a la empresa y así, intervenirla, al igual que tantas otras que han caído en las manos del Estado Venezolano.
La situación no se ve fácil. Las imágenes en la pantalla de la televisión son evidentes: hieleras vacías en las licorerías y tiendas.
Me viene a la memoria la frase de María Antonieta, respuesta que da a una inquietud que más o menos iría así: Alguien le dice a la soberana, "el pueblo tiene hambre señora, y no hay pan". Y ella responde: ¡Pues que coman pasteles!
Ya me imagino que le digan al Señor Maduro "no hay cerveza, Presidente, y el pueblo tiene sed". El mandatario, expresivo como es, y solemne, responde con su grave voz, tomándose su tiempo para responder: ¡Pues que tomen Tequila, Camarada!
Cuidado, porque la historia es la maestra de la vida, y así empiezan las revoluciones.

domingo, 2 de agosto de 2015

Respuestas.

La chica de La Dichosa Palabra se llama Laura García. Traductora del español al francés. El canal de televisión donde se puede disfrutar el genial programa es el 320 de Cablemás, en AprendeTV, o el 122 en el Canal 22 de Conaculta.  No pude saber si actualmente es pareja de alguno de los chicos que conducen junto con ella.

La licenciada Jill en su primer día de escuela dominical en la parroquia de su colonia, que de parroquia no tiene nada, pues hace que Notre Dame parezca capilla de rancho. Llega la licenciada y saluda a los niños.
"A ver niñoooos, antes de empezaaaar. Pongan atención. Si su papi es egresado del TEC, levanten la mano ¿sí? ¿tú también? ¿Oquei? Bueno, ustedes aquí enfrentito ¿eh? Y ahora, si su papi es egresado de alguna escuela de gobierno, a ver levanten la mano ¿sí? ¿tú también? Bueno, muy bien". Luego la licenciada Jill les hace carita a estos últimos niños y les dice "¿nos pueden esperar afuerita en el pasillo? graciaasss".
Es la escuela dominical de la licenciada Jill. Gracias, licenciada Jill.

Que conste que no he dicho cuál Tec.

 

sábado, 1 de agosto de 2015

¿Dónde?

Qué mal que no encuentro el canal de La Dichosa Palabra. Un programa que me dejó encantado desde hace cosa de ¿cuánto tiempo? ¿diez años? recuerdo que Paco lo ponía en su pantalla del msn messenger algo así como la dichosa palabra... 
Recuerdo que allí fue donde empezó Nicolás Alvarado, dueño de un manejo del lenguaje impecable y una cultura de privilegio. La chica que allí sale ¿será pareja de alguno de ellos? no lo digo por menospreciar sus conocimientos o su trayectoria como traductora. Es que las bonitas son siempre sospechosas, primero, y segundo, nunca, nunca, nunca, están solas. Por lo que puedo casi jurar, que está casada con alguien del panel de comentaristas.

593. Entradas. Sáb. 22 07 2017.

Veo en el periódico El Norte de Monterrey una nota donde el director del Metro, a propósito de una chica que filman colgada de uno de los v...