lunes, 15 de junio de 2015

Todavía.

Hoy recibí mi diploma del INE por mi participación como funcionario de casilla. Presidente para ser más exactos. El CAE me habló de un recuento total, y yo creo que se dio más por estrategia política que por alguna normatividad en la ley.
La tristeza ganó el sábado y un pequeño susto me invadió, aunque tal vez no pasó nada más. El domingo me levanté más temprano de lo habitual y el día pasó entre programas de televisión, pensamientos y recuerdos. Al final del día recibí una llamada de aliento del buen amigo Paco, que apareció como una presencia que me ha dado fortaleza, y también cordura, hay que decirlo.
 Sin espacio posible para la decepción, la derrota o el abatimiento, hay muchas, muchísimas cosas que hacer. También hay que dormir bien, pasarla bien, tener buena actitud y de vez en cuando, nada más de vez en cuando, pedir una pizza vegetariana como me recomienda mi amigo Marco. Es que por aquello de estos calores...
Anuncio una breve ausencia de este espacio, en lo que llego a Caracas, Venezuela, a una participación de Observadores Internacionales en relación al caso de los presos políticos, o políticos presos, allá sabrán. De ahí a Bogotá, para acreditarme en la siguiente ronda de pláticas de paz entre el gobierno y la guerrilla. Se llena mis compromisos diplomáticos y es que el deber llama.
Un saludo a todos aquellos amigos leales que me han brindado su aliento, su comprensión y su presencia, en estos días en que las cosas no se están dando para mí.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

595. Martes, 25, 07, 2017.

Todavía seguimos esperando la comunicación de Lalo Bendeck Cordero, quien se encuentra en algún lugar de Almería, España, colaborando en el...