sábado, 30 de mayo de 2015

Ahora sí ya me cansé, yo también.

Impresionante un cierre de campaña que a fuerzas tuve que ver. La calle Hidalgo es paso obligado hacia casa, después de un día en el negocio. ¿Qué reflexiones puedo sacar? Dispendio económico, basura, ruido, mensajes que son lugares comunes. También veo entusiasmo, sonrisas, interés. En general el balance es malo. Los políticos son para padecerse, siempre, y así es.

Sin muchas novedades. Una breve plática con Jorge Alberto sobre la firma de unos planos para un mini fraccionamiento urbano en la parte poniente de la ciudad. Jorge Alberto me dice la historia de mi vida, reflejada ahora en él "los clientes luego te quieren pagar lo que ellos quieren y no lo que vale el trabajo." Yo le agrego "los clientes luego no pagan". Pero el mal de muchos no es consuelo, no, para nada lo es.

Sigo y sigo, y pienso, en irme de esta ciudad, en abrir un despacho de una persona, en dedicarme a lo mío. Ya no podemos seguir así como andamos, y es que hay cosas que terminan agotándose y es tiempo de seguir con algo más. Estoy convencido que así es, que hay ir a otro lugar, dejar atrás nuestra historia hasta hoy y empezar ni modo, empezar, empezar.

No lo puedo creer.

Imposible de creer lo de Jaime Almeida, mi negación por el momento para este trágico acontecimiento. Lo recuerdo con mucha admiración. Conocí al Maestro Almeida en Radio Fórmula, en Monterrey. Lo que bien recuerdo de él era una gran capacidad para entretener. Luego, cuando llegué  a Ciudad Valles, lo conocí en televisión, por la misma empresa ahora en formato Tele Fórmula. No puedo dejar de mencionar su participación con Carlos Marín en Milenio Televisión, también ilustrando y sobre todo, entreteniendo muy gratamente al público en temas sobre todo musicales, aunque también incluían política, letras, historia, la vida pues. Pero pues no, no me la creo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

616. Viernes 22 de 09 2017.

Gracias, arquitecto Baldemar Estrada. Gracias, Paco, gracias Gilberto. No me dejen solo por favor. Se puede. Sí se puede. Sigo luchan...