jueves, 2 de abril de 2015

Siempre habrá un lunes.

Anuncio una breve pausa en este blog. No me voy.
El viernes que describí en la última entrada fue una revelación, al menos una llamada de atención que debe servirme para cambiar y sí, para ser más proactivo como dice el manual de vida del TEC.
El lunes espero la llamada o la visita de un cliente. Ojalá me dé un trabajo que necesita. Lo describiré aquí. Por lo pronto espero y gracias.

Aprovecho.
También quiero saludar desde aquí al gran amigo Eliud, que me platica que vive su vida en Monterrey. Espero comunicarte contigo pronto, estimado compañero de estudios, algún día habrá un reencuentro. Llegará el día en que todos tendremos cinco minutos de fama, y que también tendremos cinco segundos para volvernos a ver.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

723. Miércoles 25 de abril, 2018.

723. ¿Conciliar la meditación con la acción? Ayer tuve un día especialmente pesado. Los martes son el espacio en que puedo hacer otras co...