lunes, 23 de febrero de 2015

¿Y ahora?


Ya dijo el economista del año (dónde comprarán esos premios yo quiero ser el arquitecto del año) que la economía mexicana muestra francos signos de aceleración. Como si no hubiera algo que se llame evidencia estadística, nos atenemos a los signos.
Paco me dio dos revelaciones cuando le llamé el sábado en la noche. Primero, que no puedo seguir con mi situación económica tal y como está. Segundo, que el cine italiano de los años de oro Fellini-Mastroainni es buenísimo, sublime pues.
Entonces, tengo que cancelar algunas tarjetas de crédito pero urgentemente. Luego cancelar una chequera donde no tengo ni para semana y media de gastos operativos pero que me cobra membresía. Luego, prepararme para una entrevista laboral, que ya viene, y ahora sí, estoy seguro que mi vida va a cambiar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

591. Afanes. Jue20 07 20 17.

A esta hora hace calor al sur de Monterrey. Lo digo porque salí hace rato a Plaza San Agustín, apenas a comer. Pero ya me voy a la casa. El...