jueves, 22 de enero de 2015

La vuelta.


Mientras estoy en la tienda de mis padres pienso un poquito en los pendientes: leer a Peter Senge cada vez más, buscar algún curso corto en Campus Tampico, el CPU descompuesto, o los CPU's, mi plotter, mis miedos.
Tranquila la tienda hoy en medio de tantas cosas: el despido del Comisionado Castillo, la nominación de la Tuta como "figura mediática" (ora resulta), un artículo de la revista Proceso sobre la reina de los videoclips Ivonne Álvarez, el pleito entre dos ratotas pachonas del estado de Chihuahua, que le dan mal nombre a ese lugar de gente buena y honesta, que más me parece un distractor del gobierno ante lo de la casa ésa de Ixtapan.
Fui y vine de la casa a la tienda, el técnico me habla de otro plotter que tuvo la oportunidad de reparar, tal vez por plática o para lograr que sienta  confianza. Yo confío pero me impaciento cuando me dice que apenas van a encargar la refacción.
Y  pues no me queda nada, solamente agradecer a mis padres el apoyo en este momento en que las máquinas me fallan, un plotter y un CPU, y siento que el mundo se acaba, que el culpable es Skynet, que James Cameron tenía razón, que el Día del Juicio Final se acerca.
Pues ya es mucha pinche coincidencia que se me descompongan tantos aparatos y pasen tantas, pero tantas cosas malas, en este mi querido y amado país, pero que me cuesta tanto, tanto amar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...