jueves, 27 de febrero de 2014

El Arquitecto Héctor Benavides.


Sin duda uno de los personajes más respetados, más estimados y más emblemáticos de la ciudad de Monterrey, es el arquitecto Héctor Benavides. Cada  vez que el poco tiempo que la responsabilidad de estudiante me dejaba, en punto de las seis de la tarde lo veía en la televisión, o lo escuchaba en el radio de algún taxi o camión urbano, cuando me trasladaba al súper o cuando regresaba con prisa, al Tec, a alguna clase, trabajo en equipo o tarea.
En la librería virtual de Porrúa, encontré un título bajo su nombre. "45 años, mi vida en radio y televisión". Y encontré la reproducción de la contraportada. Desafortunadamente el libro no está en circulación actualmente.
 
Escribir 45 historias de mis 45 años en radio y televisión ha sido una experiencia excitante y dolorosa. Muchos pasajes de los 45 años que habían sido olvidados fueron desenterrados en este ejercicio de memoria desarrollado a lo largo de los últimos meses.

La tensión que nació en mí al empezar a recordar y escribir mis experiencias profesionales de los últimos 45 años, fue creciendo al paso de las primeras semanas hasta convertirse durante algunos días en una práctica bastante incómoda. ¿Por qué razón?... ¿Por qué tanta aprehensión?, me preguntaba. La respuesta llegaba día a día al ir recordando pasajes muy tristes de algunas etapas de mis primeros años en el medio de la radio y la televisión; el descuido a mis estudios en Arquitectura, el año que me tuve que salir de la facultad, la poca atención a mis padres, mi esposa y mis hijas e hijos; mi adicción al alcohol, mis arrebatos y mis complejos.

De todo eso me acordaba conforme iba cobrando vida el presente libro. Sin embargo, estas líneas no pretenden ser de ninguna manera las confesiones de Héctor Benavides; estas líneas no tienen mayor pretensión que la de compartir mi visión ahora con los lectores, ya no radioescuchas ni televidentes-, de lo que viví en los últimos 45 años, desde una cabina de radio o un estudio de televisión.
 
El párrafo central es el más conmovedor. ¿Etapas de la vida por las que  la mayoría de los hombres hemos pasado en más de una ocasión? Las mujeres son siempre más listas. Descuidos, poca atención a los demás, el alcohol, arrebatos y complejos. Esta vida.
 
Desde aquí va mi admiración y mi respeto al Arquitecto Héctor Benavides. Le deseo muchos más éxitos que tiene que cosechar.  Hará cosa de 11 años de no verlo ni  escucharlo. Pero en una vuelta que dé a Monterrey. Si el poco tiempo me lo permite...
 
 

domingo, 23 de febrero de 2014

No se ven.


Algún indicio de que las cosas mejoren. Alguna señal de que el porvenir sea claro. Nubarrones y relámpagos aquí y allá. Bueno, tampoco. Espero que como en ese famoso libro, la vida sea generosa, y el mundo sea un tesoro inmenso que espera a ser conquistado.
Otro domingo más. Miedo a salir al mundo. Una vez que llego del negocio y no se sale de la casa. La ciudad duerme desde poco después de las dos o tres de la tarde. Porque a partir del lunes temprano nos invaden los compromisos, ir al banco, al médico, al ayuntamiento, al gobierno del estado, a la oficina federal de Haciendo (¡qué miedo!). Puro lamentar las cosas. Es que qué más hacemos. Esperando.

viernes, 21 de febrero de 2014

Actividades profesionales de esta semana.


Sí debo decir que como arquitecto he ganado dinero esta semana. Muy poco, para el resto de la gente muy poco dinero. No quiero pecar de cínico, como alguna persona, de ésas egresadas del Tec de Monterrey, que por querer que los vean como optimistas y proactivos me responden, a mi queja muy personal  (el que no chilla no come) de ganar doscientos pesos o trescientos pesos a lo mucho, al mes, en los últimos meses, por concepto de honorarios profesionales. Yo diría limosnas profesionales.
 
"Juan Eduardo , no te puedes quejar. ¿Ganaste doscientos pesos el mes pasado? Hombre, te está yendo muy, pero muy bien. Yo tengo colegas que tienen años de no ganar un centavo". No debería ser consuelo, jamás. Mi situación personal es mía, y punto. Pero hay que quejarse, para que las cosas mejoren. Una vez escuché a un presidente municipal decir "profesionalmente todos queremos ganar siempre un poquito más". Y él que ganaba, según decían, ciento cinco mil pesos mensuales. Otros opinaban que su sueldo mensual neto no pasaba de sesenta mil, pero jamás se sabrá, y aún así, es mucho dinero para una ciudad como ésta.
 
La necedad de un cliente me obligó a hacerle un dictamen de seguridad estructural para un hotelito que tiene años de estar construyendo, cuarto por cuarto. Requisitos para Protección Civil Municipal. Le dije que no era mi área de especialidad y que me urgía ver un ejemplo. Total que tuve que hacer acopio de lo que puedo interpretar como "dictamen de seguridad estructural" y le pasé el archivo. No me gané ni un peso. Para no forzar la relación y porque no me interesan esos trabajos, que se sabe abiertamente, se los pasan a un ingeniero o ingeniera de todas sus confianzas. Lo que no veo nada malo, para lo poquito que pagan  y para el fastidio que es hacer un trabajo de ésos.
Habrá que pensar en estudiar otra maestría, o una licenciatura en línea (me gustaría economía o psicología empresarial), o tomaré acaso un curso de criminología para ser detective privado a la Fritz Brown o Elvis Cole.
 


lunes, 17 de febrero de 2014

Cada día tiene su propio afán.

 
 
Palabras bíblicas. Ayer domingo un poco pesado el día. Por la tarde vi "El precio de la historia" o "Pawn Stars" en el History Channel. Convencido de que era lo único bueno que ver. Lo que pasó es que el negocio me quitó energías. Llegué pasaditas las nueve y quince y salimos a las tres de la tarde. No pasa nada. Solamente que a la hora de querer dormir no pude ¿qué será?
Hoy quise sacar un poco de dinero de mi tarjeta de crédito (sí ya sé que es prohibitivo pero ando corto qué hago) y los dos cajeros a donde fui me indican "problemas con el banco emisor" que probablemente quiere decir que no hay satélite o línea. Mañana le intentaremos.
Ya se hace tarde y el domingo y el lunes de pocos logros profesionales. Ya me imagino si fuera el chico TEC. Desayuno ejecutivo, reunión con los directores de área, videoconferencia de la filial de Miami. Responder invitaciones varios.
En entradas anteriores ya he hablado del chico TEC y sus vivencias. ¡Caray! Para hacer un compilado.


sábado, 15 de febrero de 2014

Sábado.

 
Muy pesado el sábado en el negocio de mis padres. Muchas cosas que pensamos y platicamos mi padre y yo, proyectos que habrá que hacer, que requieren sin embargo mucho dinero (acondicionar un local comercial en malas condiciones y ocupado por un inquilino que creo no se irá tan fácilmente) y se tienen que hacer. El dinero no es la vida, pero sí sirve para hacer muchas cosas necesarias. Además mucha gente y bueno, no fue la mejor venta del día, pero no sé si quejarme o seguir teniendo fe en que las cosas van a mejorar.
 
Tres reflexiones: Una nota en que se menciona a Pepe Mújica como el presidente más pobre del mundo. No hay certeza si sea el más pobre, pero al menos un hombre que parece ser honesto, congruente con sus ideas y austero. Hay presidentes municipales de la empobrecida Huasteca potosina que no se bajan de la Suburban (nuevecita eso sí) y viven mejor que muchos príncipes europeos. De bandidos auténticos como Salinas mejor no hablamos.
Luego, la marcha contra el nazifascismo convocada por Nicolás Maduro. No soy socialista, pero me hubiera gustado ir. Muchos de los problemas que enfrenta el mundo, no nada más Venezuela, son fruto de la avaricia y la maldad de esa gente que ahora resulta le echan la culpa de todo al Chavismo. Sí, me hubiera gustado ir a la marcha, para mandar chingar a su madre a Calderón, Salinas de Gortari, y muchos etcéteras. Señor Maduro, la mayoría de los mexicanos no tenemos nada contra usted, más bien contra los de aquí, pero no hay valientes como Usted que convoquen a marchas contra ésos, que sí son bandidos. Por eso me extraño que cuestiones como el operativo "fiesta mexicana" y los infiltrados fascistas entrenados en México, puras mentiras señor Maduro. Pero bueno, iré a marchar con Usted en otra ocasión, ya que me sobren unos tres mil o cuatro mil dólares para ir a Venezuela y conocer el verdadero socialismo.
Por último, enterarme que Ellen Page es lesbiana. Bonita cosa, en un discurso lleno de gente y muy orgullosa la muchachita. Si no tuviera la carita de ángel que tiene y no fuera quien es (una magnífica actriz) a nadie le hubiera importado. En fin.
Gracias.

viernes, 14 de febrero de 2014

San Valentín.

 
Viendo la película "In the cut" con Meg Ryan y Mark Ruffalo. Algún día será considerada como una de los mejores filmes hechos por ambos. Un asesino en serie, una atmósfera insoportablemente asfixiante pero cautivadora, adictiva. Y una enorme soledad. Todo tenía que pasar en Manhattan entre literatura inglesa y bares llenos de humo de cigarrillo donde se habla poco y en voz baja.  

jueves, 13 de febrero de 2014

Ciudad Valles, y sus bancos.


¿Cuándo me escuchará la asociación de bancos de México? Ciudad Valles ha crecido mucho en los últimos años. Prueba de ello: nuevos fraccionamientos al norte de la ciudad. La apertura de un Bodega Aurrera, dos Mercado Soriana, infinidad de OXXO's. Los bancos, esos se han quedado atrás. Una sucursal de un HSBC se fue de la ciudad hace ya cosa de un año y medio.
Mientras que al final de su gestión, Felipe Calderón anhelaba algo llamado la "bancarización" de la sociedad, ésta no ha tenido eco en nuestra ciudad. Una queja muy concreta. Mientras los más de mil quinientos empleados municipales (cuando yo llegué a la ciudad, en 2003, el número de empleados entre los que yo me contaba era de 950), cobran con tarjetas de nómina BANORTE, tenemos solamente cuatro o cinco cajeros automáticos en toda la mancha urbana. ¿Qué tal si tuviéramos veinte o treinta? Mientras una empresa textil ubicada en la parte oriente de nuestra ciudad cuenta entre sus empleados unas doscientas personas, entre ingenieros, supervisores y operadores, hay dos (sí, dos) cajeros automáticos que proveen el pago de nómina de estas personas.
Sí claro, ya sé que hay una portabilidad de nómina, pero los otros bancos están igual. Banamex tiene cuatro cajeros, Inverlat tiene dos o tres (el tercero en el interior de un minisúper en una avenida al norte, muy poco recomendable sobre todo en la noche).
Por eso valga esta entrada para hablar de la pésima bancarización, anhelo de un Felipe Calderón trasnochado y desubicado como otros ex presidentes  que no se saben callar el hocico y que deberían dejar sus anhelos y sueños como eso, una cosa del pasado, como lo son ellos.

Gracias.

603. Postales de Almería. Lun-14-08-2017.

En un país como éste es extraño recordar al Instituto Nacional Electoral, la Fepade o al TEE, las cuotas del IMSS-Infonavit, la fila de las...