sábado, 29 de noviembre de 2014

Cansancio.


 
 
Otro sábado más en la tienda de mis padres. La venta es engañosa. Un alto volumen de gente, a lo largo de la calle Porfirio Díaz. Muchas cosas que mostrar, pero el margen es muy pequeño. Me gana la desesperación, y no sé si sea peor, la resignación.
 
Sueño con un empleo, pero bueno. No sueño con malos empleos, por fortuna. Hoy preguntaron por mi desistimiento a Consejero Electoral del Consejo Distrital. Chingué madres al acordarme otra vez. Tuvimos una cocina sucia como oficina para seis adultos en el pasado proceso electoral. Teníamos que comprobar e informar el destino de pizzas mal hechas y tortas horribles. Después de mal comer encima del escritorio, presentar la rigurosa factura y un informe de actividades. Traducción: ¿Qué chingados anduviste haciendo que justifique comprar una puta torta o una puta pizza?
Por eso juré que ya no. Así me muera de hambre no regreso al INE. Un empleo que no aporte nada a un crecimiento personal, no me sirve para buscar mejores horizontes.
 Ni me queda andar en esos lugares, ni juntarme con la gente con la que me vi obligado a convivir en el proceso electoral pasado. Y luego el mentecato del Consejero Electoral del Consejo General del INE Arturo Sánchez Gutiérrez preguntando "¿qué hacías como consejero electoral distrital?" Si ese señor hubiera sabido las cosas en las que anduve. Pero yo muy político, hablando de mi compromiso con la democracia nacional, con el apoyo brindado a los capacitadores y supervisores electorales, con la aplicación de encuestas de evaluación, etcétera. De las putas tortas ni quise hablar.
 
Insisto en mi profesión y me resigno a seguir en el negocio.
Gente misteriosa que ha ido a preguntar por la elaboración de planos arquitectónicos, pero con una actitud de "no te voy a pagar".
Y yo también, igual que esos hijos de la chingada del Instituto Nacional Electoral, igual que los pseudo clientes que van a chingarme la madre "porque quiero un plano arquitectónico"  pero que no quieren nada porque "nomás ando viendo gracias".
 
Se me está acabando la buena actitud, y peor, sin dinero.
 
La otra ventana.
 
Muy buen programa en el History Channel sobre Ciencia Ficción. Y por fin se me hizo ver ¿en persona? a Gale Anne Hurd, creadora de la franquicia de Aliens y Terminator. Al Maestro James Cameron ya la había visto desde mucho antes.
 
 
 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

615. Jueves 21 de 09 de 2017.

El problema es que me estoy engañando desde aquel nefasto 4 de junio, la noche de la victoria de Alfredo del Mazo Tercero. La otra catástro...