viernes, 21 de noviembre de 2014

¡Ah sí! Ya sé. Ahora resulta...


No me va a extrañar encontrar líneas tales como "Conocí a José Revueltas cuando hacía mis estudios de maestría en Harvard", o un poquito más humildes "siempre leímos a Revueltas. Recuerdo a mi abuelo, que de tarde en tarde tomaba uno de sus libros, y discutía entusiastamente con mis tíos, sobre la trascendencia humana, el marxismo, y la preocupación social del maestro Revueltas".
O si no algo como "en mi casa descubrí desde muy temprana edad, los ensayos literarios, los cuentos y las novelas del escritor nacido en una pequeña ciudad de Durango, precisamente hace 100 años".

Ora resulta que todos son aprendices de Alfonso Reyes.
Lo cierto es que yo no he leído ni madres de José Revueltas (bien orgulloso ya sé). Fuera de haber visto alguna vez la triste portada de su segunda novela "El luto Humano", o de haber visto escenas de la película "El Apando", basada en una novela de este gran escritor, no sé nada de él.

Hay que darle gracias al sistema educativo del que fui víctima durante tantos años. Pero buena noticia, están vendiendo las obras completas de Don José. Novelas, cuentos, ensayo literario.
Ya solamente falta el dinero, por lo pronto admitir que no sé ni madres de él.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

648. Viernes 17 de noviembre, 2017.

1. Después de muchos años, me he dado cuenta el día de hoy, que la semana solamente tiene cinco días. Es relevante porque era algo que habí...