miércoles, 10 de septiembre de 2014

¿La frivolidad?



No tenía el gusto de conocer a la señora Ivonne Montero. Hoy vi su foto y he leído algo sobre esta guapa señora.
 Alguna vez, eso sí, escuché su nombre y ya sabía que se dedicaba a la actuación.
He visto su foto y veo que es una mujer muy guapa. En los detalles de la nota periodística me enteré que fue amenazada de muerte y por eso suspendió la presentación de su obra de teatro titulada "¡Qué rico mambo!" en la ciudad de Victoria, Tamaulipas.
De igual manera, explica la señora Montero, otra actriz que fue objeto de amenazas fue Oliva Collins, a quien sí conozco, desde mis años de niñez, y que considero una de las mujeres más hermosas de México, junto con la Montero a quien apenas tuve el gusto de ver hoy, en una foto muy bien tomada.
¿Qué deseo comentar? Primero, que por el título de la obra de teatro, no creo que se trate de las obras de Shakespeare, o de alguna pieza integrante de las trilogías del maestro Rodolfo Usigli.
La frivolidad se define como lo trivial, lo superficial, ligero, insustancial. Sin duda es en la categoría en que entra la obra de teatro en cuestión. ¿Qué haríamos sin la frivolidad? Es lo que nos relaja después de un pesado día de trabajo, lo que nos entretiene, lo que nos hace reír, y evadirnos de esta dura realidad, que cada día es más dura y difícil, y que sin embargo nos toca enfrentar cada vez que salimos de nuestra casa día a día. No todo son los clásicos o Shakespeare, o las novelas de Hemingway o Faulkner, ni los ensayos de Balzac. Lo frívolo si no enriquece, al menos nos hace sonreír y disfrutar un poquito más los momentos, cada vez más escasos en este mundo que tiene prisa, de ocio y descanso.
Confieso que alguna vez he visto "Todo para la mujer" de Maxine Woodside, que he leído las revistas de TV y Novelas y Tevenotas,  y que la lista sigue.
 
Pero hay una frase de Ivonne Montero que vale la pena rescatar. Catégorica y firme, lo dijo en el programa de televisión arriba mencionado: "Son cosas que suceden y nos sirven de experiencia para que los mexicanos tengamos más amor entre nosotros."
 
Es este México, donde menospreciamos a los viejos nada más porque están viejos y no queremos ver lo que pueden enseñarnos. Es este México donde la tecnología está a la orden del día, donde el internet es más rápido que nunca, y donde el desempleo está en su punto histórico más alto. Y sin embargo todo mundo está "muy ocupado" para decir buenos días o tomarse un café contigo.
Es este México donde la corrupción persiste a pesar de tantas leyes, reglamentos, y candados.
 
Es este México de contrastes, contradictorio y violento, que pudiera ser menos corrupto, más igualitario, tolerante y pacífico, si hubiera precisamente eso, más amor entre nosotros.
 
A veces, creo que vale la pena decirlo, ese ámbito que llamamos  "frívolo", tiene muchas buenas enseñanzas que darnos, y espero que tengan eco las palabras de la señora Montero.
 
¿Pero quién le va a hacer caso a una frívola actriz de teatro?
 
Yo sí.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

720. JUEVES, 19 DE ABRIL 2018.

720. Fragmentos del libro "Desde el Corporativo:  Un mensaje de superación personal (sobre todo si no eres del TEC y que conste)"...