miércoles, 27 de agosto de 2014

La película del chico de las pizzas.


Excelente la película del chico de las pizzas, el que también sale de Zuckerberg en "La Red Social". Me refiero a "30 minutos o menos", historia de mucha comicidad, personajes inolvidables, y situaciones que sí, a pesar de que no lo creamos, sí pasan en Estados Unidos. La gran moraleja de esta historia es el recordatorio de que en nuestro vecino del norte, la gente tiene la oportunidad de enderezar su vida, de componerla  y rectificarla; que las oportunidades son para todos, y que más temprano que tarde, llega el momento de la redención. También se valora la amistad, el amor, y cómo no, ese deseo de emprender tan norteamericano, como el que proyecta y luego materializa el villano del filme, con su sala de masajes. Hay que ver "30 minutos o menos" alguna vez. Sin duda película de culto en muchos, muchos círculos. That's what she said.
 
Por cierto estoy leyendo la primera novela que escribió James Ellroy. Se llama Clandestino. La segunda novela que escribió fue Réquiem por Brown, pero fue la primera que publicó. Clandestino vio la luz primero, y las librerías después. No la he terminado. Pero igual que el protagonista Fred Underhill, igual yo me siento deslumbrado por el prodigio, o los prodigios, lo cual implica riesgos, peligros y al menos debería implicar, muchas búsquedas (de la belleza, de la paz y la redención) y reflexiones.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

616. Viernes 22 de 09 2017.

Gracias, arquitecto Baldemar Estrada. Gracias, Paco, gracias Gilberto. No me dejen solo por favor. Se puede. Sí se puede. Sigo luchan...